Qué amenazas sanitarias han mitigado Senasica y Cofepris
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Senasica

‘Vacas locas’, plagas y hasta chocolates con salmonella, riesgos que han mitigado revisiones de Senasica y Cofepris

Según especialistas, hay un riesgo sanitario si las empresas privadas saltan a las autoridades y realizan sus propias tareas de inspección.
Senasica
5 de octubre, 2022
Comparte

La enfermedad de las “vacas locas”, la peste porcina africana, la plaga del gusano barrenador y hasta posible salmonella en chocolates son algunas de las enfermedades y amenazas sanitarias cuya contención es trabajo de los organismos Senasica y Cofepris, con alertas y retiro de productos.

Las revisiones a alimentos que estas instancias aplican habitualmente quedarán “en pausa”  hasta nuevo aviso para 15 empresas que, según un acuerdo anunciado el 3 de octubre y que tiene como objetivo frenar la inflación, podrán importar y distribuir productos  sin necesidad de cumplir con una serie de trámites y permisos.

Según este convenio “basado en la confianza”, en palabras del gobierno federal, empresas como Bachoco, Maseca, Tuny, Walmart, Soriana y Chedraui aceptaron que la Profeco asuma la tarea de verificación, aunque no se menciona cómo se va a certificar que los productos sean inocuos ni cuáles serán las sanciones si se llega a presentar una contingencia.

Lee más: Eximir de controles a empresas de alimentos para bajar la inflación pone a México en riesgo sanitario

Esto ha encendido la alarma de especialistas como Francisco Monroy, académico de la UNAM y miembro del Consejo Técnico Consultivo Nacional de Sanidad Animal (CONASA), quien advierte que esta medida implica riesgos a la salud humana y deja de lado el trabajo que han tenido el Servicio Nacional de Sanidad Inocuidad y Calidad Agroalimentaria  y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

El gobierno le está dando la llave original para que ellos manipulen a su libre albedrío los requisitos, en un compromiso de que lo van a cumplir, pero el gobierno está cediendo la rectoría que tiene de esta actividad, de la vigilancia y del compromiso de seguridad del país”, señala.

Implica un muy alto riesgo para la situación sanitaria del país. Podemos traer no solamente peligros para la ganadería o para la agricultura sino también para la salud pública”.

Entérate: Lirio acuático: la planta invasora que pone en riesgo los lagos de México

Además, comenta, si el gobierno no puede garantizar que sus productos sean seguros, otros países podrían bloquear la importación de los bienes mexicanos

Vigilancia, inspección y destrucción

En México existe un marco legal, apoyado en instituciones como la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA), que regula los requisitos y las prohibiciones para la importación de animales, productos y subproductos.

Según explicó en un mensaje Juan Antonio Montaño Hirose, exmiembro de la Comisión Científica de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), las autoridades sanitarias mexicanas se encargan de hacer pruebas de laboratorio, inspecciones físicas a animales y productos, además de expedir permisos para el ingreso.

Por ejemplo, de septiembre de 2021 a junio de 2022, Senasica expidió  271 mil certificados para la importación de mercancías, principalmente pecuarias y vegetales, mientras que ordenó el retorno o destrucción de 1,860 embarques que representaban riesgo sanitario.

Además, a raíz del brote de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad subtipo H7N3 que inició el 21 de abril de 2022 en el estado de Coahuila y posteriormente en la Región Lagunera, el Senasica activó “protocolos de alerta y aplicó acciones contraepidémicas que evitaron la diseminación del virus a otras zonas avícolas importantes del país”, según el informe de la Secretaría de Agricultura.

Te puede interesar: Sólo 37% de los municipios cuentan con atlas de riesgo, instrumento de prevención y planeación de Protección Civil: Inegi

Es decir, la agencia está encargada de vigilar y, si presenta un riesgo, ordena el retorno o destrucción de productos agropecuarios que puedan ser un riesgo para el país, aunque esa tarea quedará en manos de empresas privadas, sin que se expliquen los mecanismos que seguirán.

En este sentido, una de las labores más importantes de esta agencia a lo largo del tiempo ha sido evitar la llegada de la encefalopatía espongiforme bovina, conocida como la enfermedad de las vacas locas.

Esta enfermedad afecta al sistema nervioso central de los bovinos y se puede transmitir a los seres humanos a través del consumo de partes de animales infectados.

Desde 1996, Senasica se encarga de investigar cualquier caso sospechoso de vacas locas y en 2000 prohibió la importación de animales, productos y subproductos de riesgo de los países afectados, según información que dio en respuesta a una solicitud de transparencia.

También, mantiene vigilancia sobre el gusano barrenador, como se le denomina a las larvas de la mosca del nuevo mundo y la mosca del viejo mundo, que se alimentan de tejido vivo de los mamíferos y en ocasiones de las aves

Según Senasica, México está libre del gusano barrenador desde 1991, “por lo que es necesario controlar la importación de animales, productos y subproductos de países afectados, fortalecer las medidas de bioseguridad en las unidades de producción pecuaria, así como tratar las heridas de los animales lo más pronto posible”.

Vigila además el gorgojo khapra, que se alimenta de alrededor de 26 especies de productos y subproductos, principalmente granos, y como plaga representa un riesgo por los graves daños económicos que ocasiona.

Aunque en México no está presente, Senasica cuenta con un plan de acción para atender una posible plaga, en el que establece delimitación, contención y erradicación.

Aunque rechazó dar un comentario sobre el acuerdo, Montaño Hirose dijo que las medidas de sanidad han logrado mantener al país libre de enfermedades exóticas para el país, como la fiebre aftosa y, actualmente la peste porcina africana, que se encuentra ampliamente distribuida por el mundo

Según la OMSA, se trata de una enfermedad viral altamente contagiosa de los cerdos domésticos y silvestres, con un índice de mortalidad que puede alcanzar el 100% y que, aunque no representa un riesgo para la salud humana, “produce efectos devastadores en las poblaciones porcinas y en la economía de los sistemas de producción”.

La llegada de la peste porcina africana al país sería catastrófica tanto para los grandes porcicultores, como para los pequeños criadores de cerdos y para los consumidores, que nos quedaríamos sin chicharrones, carnitas y pozole”, comentó Montaño Hirose.

Acciones contra productos milagro y alertas sobre más alimentos

En el caso de la Cofepris, en años recientes ha emprendido acciones contra los productos “milagro”, que ahora llama productos engaño, así como el etiquetado engañoso e incluso dulces.

El 24 de noviembre de 2021, emitió una alerta por los productos “Cicatrisan Plus Max”, “Pulmo Calcio”, “Riñón Vida Plus Max”, “Osteo Sin Max” y “365 Skinny High Intensity”, los cuales no cuentan con registro sanitario pues “no han demostrado su seguridad, calidad o eficacia, y al desconocer el contenido de sus ingredientes, representan un riesgo para la salud de quien los consume”.

Y apenas en febrero de este año, informó sobre la posible contaminación por fragmentos de hebra de metal delgada en los productos “Skittles”, “Salvavidas” y “Life Savers”, de la marca Mars Wrigley, los cuales fueron retirados en Estados Unidos, Canadá y México.

“Para evitar daños a la salud, Mars Wrigley México notificó a esta autoridad sanitaria sobre el retiro voluntario de 353 lotes de los cuatro productos en diferentes presentaciones y sabores”, dijo la autoridad sanitaria.

Otra alerta de Cofepris y retiro de producto del mercado se dio con “la sospecha de contaminación con Salmonella del producto KINDER mini eggs (chocolate en forma de huevo), fabricado por Ferrero Ardennes S.A”,  y “el retiro inmediato del producto de la marca Honey Smacks posiblemente contaminado de sus centros de distribución”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.