Qué son los datos biométricos que quiere Gobernación y por qué debes cuidarlos - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Qué son los datos biométricos que quiere Gobernación y por qué debes cuidarlos

El INE no es el único que tiene tus datos biométricos, también tu celular, el SAT y ahora el banco. Te damos algunas recomendaciones para cuidarlos.
Cuartoscuro
29 de enero, 2020
Comparte

La secretaría de Gobernación le pidió al Instituto Nacional Electoral (INE) los datos biométricos de los mexicanos para la cédula de identidad, el Instituto se negó argumentando que no tiene la facultad legal para hacerlo. 

Ante la negativa, la titular de Segob, Olga Sánchez Cordero, señaló que ahora buscarán esos datos de los mexicanos en otras instituciones que también los recaban como son el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el IMSS y el ISSSTE.

Pero sabes quién tiene tus datos y cómo puedes cuidar que hagan buen uso de ellos.

Qué son los datos biométricos

Las líneas que forman tu huella dactilar, el iris de tus ojos, las facciones de tu rostro, tu tono de voz, tu firma y tu ADN son características que ningún otro individuo tiene y también se conocen como datos biométricos. La biometría se auxilia de las matemáticas y de la estadística para emplear los rasgos físicos o conductuales como una forma de verificar  la identidad de las personas. 

Lee: INE niega a Gobernación los datos biométricos de más de 88 millones de mexicanos

De acuerdo Fabián Romo Zamudio, Director de Sistemas y Servicios Institucionales de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación

(DGTIC) de la UNAM, “los biométricos son cualquier tipo de dato que esté asociado a una persona vinculado o derivado de alguna característica física o de personalidad de un individuo”

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) dice que los datos biométricos son universales, ya que son datos con los que contamos todas las personas; únicos, ya que no existen dos biométricos con las mismas características; permanentes, ya que generalmente se mantienen a lo largo del tiempo; y medibles de forma cuantitativa.

Instituciones de salud, el SAT y hasta tu celular tiene tu huella

Aunque estos datos son únicos para cada persona, la verdad es que en ocasiones no los resguardamos de forma adecuada. Por ejemplo, muchos teléfonos celulares se desbloquean con huella y muchas aplicaciones que usamos cada día también tienen reconocimiento facial, ese que activamos para etiquetar y organizar fotografías.

De acuerdo con la guía de tratamiento de datos personales del INAI, los datos biométricos se utilizan con mayor frecuencia en los lugares de trabajo, para controlar la asistencia o el acceso a ciertas zonas; también se usan para acceder a determinadas aplicaciones o dispositivos. 

También señala que los biométricos son utilizados para robustecer el control migratorio, en el ámbito penal, para que la autoridad confirme la identidad de un imputado, y para confirmar la identidad en las transacciones financieras.

De acuerdo con el INE, los datos personales objeto de tratamiento en el Registro Federal de Electores son: nombre completo, sexo, edad, fecha y lugar de nacimiento, domicilio, tiempo de residencia en el domicilio y ocupación.

Además de la Clave Única de Registro de Población (CURP), teléfono, correo electrónico, clave de Elector y código OCR que genera el INE, y de ser el caso, el número y fecha del certificado de naturalización. También resguarda otros datos catalogados como sensibles, tales como la firma, registro de fotografía, y las huellas dactilares. 

Entérate: Gobernación desiste de pedir datos biométricos al INE; intentará con el SAT o el IMSS

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) también tiene registro de tus datos biométricos, pues forma parte de los requisitos para obtener la firma electrónica. Además, instituciones de salud públicas y privadas, así como el registro civil y algunas instituciones educativas y bancarias también cuentan con esos datos.

En marzo los bancos estarán obligados a  capturar tu huella 

A partir del 30 de marzo, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), exigirá a los bancos capturar la huella dactilar de los usuarios que aperturen una cuenta o un crédito, con la intención de disminuir el delito de robo de identidad y dar más seguridad a las transacciones. 

La meta es que con esta medida y la entrada en acción del Servicio Nacional de Identificación Personal, pueda tenerse información biométrica de más de 120 millones de mexicanos en 2023 y se minimicen los riesgos de suplantación de identidad, ya sea por fraude o por errores administrativos.

“Normalmente para proteger el acceso al algún tipo de sistema se recurre a lo que uno es o a lo que uno sabe, por ejemplo cuentas o contraseñas que no son un dato biométrico”, dice Romo Zamudio. 

De acuerdo el especialista de la UNAM, “el robo de identidad está asociado a datos no biometricos, es menos la incidencia de robo de identidad a través de biométricos porque los sistemas que verifican la identidad a través de un registro biométrico también utilizan otro tipo de registro que no son tan fácil de suplantar o de engañar, no es imposible pero sí más difícil de engañar” 

Aspectos importantes de seguridad 

El INAI señala que los datos biométricos tienen muchas ventajas frente a otras formas de identificación, por ejemplo, requieren menor necesidad de secreto, y hay menos posibilidad de robo o pérdida, su registro y proceso de comparación es más fácil; además, son más cómodos de usar y menos vulnerables.

En un artículo de la revista  “Seguridad” de la UNAM, advierten que un “sistema biométrico que no es protegido adecuadamente puede facilitar la obtención de información personal sensible”. Lo que puede tener como consecuencia el robo de identidad.

Por ello señala que es necesario regular el uso de los datos biométricos en los sistemas de información, pues “son datos muy íntimos que acompañan a su titular de por vida y que no pueden ser cancelados o restablecidos; si a un usuario le roban y falsifican su huella dactilar, esta no podrá ser cancelada, su huella seguirá siendo la misma”.

Si bien los datos biométricos no están mencionados de manera expresa en el listado de datos personales sensibles que se incluyen en la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares y la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados, ello no implica que no se puedan considerar como tales bajo ciertas circunstancias, según el INAI.

“Por ejemplo, el dato biométrico del iris podría considerarse sensible en los casos en que permite obtener información sobre el estado de salud de su titular. Asimismo, una huella digital podría considerarse sensible si a través de un uso indebido de la misma se puede tener acceso a información privilegiada que pudiera poner en riesgo la seguridad o estabilidad patrimonial o financiera de una persona,” explica el Instituto. 

Romo Zamudio dice que lo más importante es no dar tus datos en cualquier lugar, “todas la instancias públicas y privadas que nos piden los datos personales, están obligados por Ley a decirnos dónde está su aviso de privacidad”. También advierte que “si alguien pide datos y no ofrece un aviso de privacidad, en definitiva no hay que darle los datos”, advierte.

El especialista también precisa que en ese aviso el usuario puede consultar cuáles son las razones por las que se le están pidiendo sus datos personales, para qué los van a emplear, cómo los va a proteger para evitar que alguien más lo vaya a usar y cuáles son los procesos a seguir para se cumplan sus derechos ARCO (Acceso, rectificación, cancelación y oposición). 

Romo Zamudio señala que hay que tener mucho cuidado de en donde se están registrando nuestro datos, “por ejemplo, las fotografías son datos biométricos y la gente las sube a sus redes sociales todo el tiempo y se debe asumir la responsabilidad de que se está subiendo un biométrico”. 

El especialista de la UNAM también advierte que además con la resolución que tienen algunas cámaras se alcanza distinguir la huella digital. “La gente está publicando su información sin ningún tipo de precaución. Hay que analizar antes compartir algo si es indispensable que lo publiquemos y si no contiene algo que puede vulnerar nuestra seguridad”, comenta. 

Romo Zamudio recomienda tener doble sistema de seguridad en los celulares y no usar contraseñas con menos de 4 dígitos. Además señala que es recomendable cambiar las contraseñas con periodicidad, y cambiar el dedo con el que se desbloquea el teléfono cada cierto tiempo. 

Pero también es importante “no estar subiendo información que pueda ser usada por algún usuario malintencionado y no hay que cuidar las fotografías, también  información como cuántas personas son en la familia, donde se vive, qué vehículo se posee, etcétera. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts