¿La red 5G realmente puede afectar la salud y al medio ambiente? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿La red 5G realmente puede afectar la salud y al medio ambiente?

La Red 5G es un tema de preocupación por la supuesta sobre exposición a radiación que implica. Pero los expertos señalan que no existen pruebas científicas que validen que eso es verdad.
23 de abril, 2020
Comparte

La desinformación que surgió sobre la supuesta relación entre la Red 5G y el coronavirus COVID-19 que por cierto, ya fue desacreditada por la Organización Mundial de la Salud dio pie a muchas preguntas sobre esta nueva generación de telefonía móvil. ¿Qué es la Red 5G? ¿Podría afectar la salud del ser humano? ¿Es perjudicial para el medio ambiente? Expertos no cuentan: 

¿Qué es la Red 5G? 

El Maestro Javier Juárez Mojica, Comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), dijo a Animal Político que “no es otra cosa que la nueva generación de comunicaciones móviles”. 

Esta red permitirá que más dispositivos puedan estar conectados en un área determinada. “Se dice que una zona densamente poblada de un kilómetro podría haber hasta un millón de equipos conectados de manera simultánea”, señaló. 

Esta red no sólo es para teléfonos celulares o computadoras. Se puede conectar un sinfín de dispositivos como los sensores de estacionamientos, robots, sensores de agricultura inteligente, e incluso los semáforos. Otra de sus características es que el tiempo que tarda en llegar la señal de un punto a otro (latencia) se reducirá de 100 a un milisegundo. 

El comisionado Juárez Mojica señala que esta característica es de suma importancia para aplicaciones en vehículos, cirugías a distancia y otras actividades que se apoyan de la tecnología y que necesitan una rápida capacidad de reacción.

El doctor Víctor Rangel Licea, coordinador del Departamento de Telecomunicaciones de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, señaló que la Red 5G “va a robustecer las conexiones del internet de las cosas”. Pues este tráfico de datos “podría pasar muy bien por las redes 5G de gran capacidad de transmisión de datos con muy baja latencia”. 

¿Cómo funciona? 

El comisionado de la IFT señala que es similar a cómo funcionan las tecnologías de telecomunicaciones actuales. Se tienen antenas y dispositivos terminales que se conectan a una radiobase.

Rangel Licea detalló que la comunicación entre las antenas y los dispositivos funciona gracias al envío de señales de radiofrecuencia (RF). “Mientras más grande sea el ancho de banda más datos se podrán enviar”, señaló.

De acuerdo con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) “los campos de RF no pueden producir ionización o radioactividad en el cuerpo, por lo que se clasifican como radiaciones no ionizantes”.

El especialista de la UNAM dice que actualmente los sistemas de comunicación 4G utilizan canales de 5, 10 y 15 megahertz. La Red 5G va a requerir anchos de banda de 400 a 800 megahertz en banda milimétricas para funcionar de manera óptima.

Rangel Licea explica que hay tres bandas del espectro radioeléctrico esenciales: las bandas bajas menores a 1 gigahertz, para tener una amplia cobertura; la banda medio de entre 1 gigahertz y 6, para una buena combinación entre capacidad y cobertura; y la banda alta o milimétrica que se está considerando de 26 a 28 gigas para la transmisión de datos ultra alta.

¿Quién regula exposición a la radiación emitida?

La Comisión Internacional sobre Protección contra Radiaciones no Ionizantes (ICNIRP por sus siglas en inglés), es una organización no gubernamental. Es reconocida por la OMS y su función es fomentar la protección contra la radiación no ionizante (RNI) en beneficio de las personas y del medio ambiente.

Sus directrices incluyen revisiones a aplicaciones como tecnologías 5G, WiFi, Bluetooth, teléfonos móviles y estaciones base. El doctor Víctor Rangel Licea reitera que de acuerdo con la ICNIRP “el campo electromagnético que producen los sistemas 5G no llegan a ser dañinas para la salud, porque no llegan a modificar el ADN o a causar daño celular”. 

Al respecto, Juarez Mujica señaló que en México, el IFT publicó el 25 de febrero los “Límites de exposición máxima para seres humanos a radiaciones electromagnéticas de radiofrecuencia no ionizantes”, en la disposición 007. 

Este documento incluye los límites a exposiciones de radio y televisión, y se basó  en los límites propuestos por la Unión Internacional de Telecomunicaciones, que a su vez consideran las recomendaciones de la ICNIRP. “México está conforme a la experiencia y mejores prácticas internacionales”, señaló. 

Destacó que es importante “considerar que en un escenario de crisis sanitarias como el que estamos viviendo ahorita, las telecomunicaciones son aliadas. La cuestión es cómo aprovechamos esta tecnología en diversas áreas en la parte de agricultura, educación y en la parte misma de salud puede verse beneficiada por el empleo de tecnologías, incluyendo a las red 5G”.

¿Existen pruebas o estudios que demuestren algún efecto negativo de esta la Red 5G en la salud o en el medio ambiente?

Rangel Licea de la Facultad de Ingeniería explica que la emisión de radiación de la red 5G está muy por debajo de la recomendación internacional y para poder causar un daño es necesario que se toque una antena de 5 a 8 horas diarias por varias semanas, pero ni siquiera los ingenieros que hacen sus trabajos de mantenimiento  se exponen a eso.

“La sociedad no debe preocuparse por esta situación porque los niveles de radiación son muy bajas”, asegura.

El doctor Víctor Manuel Rodríguez Molina, académico del Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la UNAM coincide: “Los factores importantes son: que tanto me mantengo afectado, cuando tiempo y con qué intensidad y por el otro lado que tanto efecto va a tener en mis tejidos”.

Rodríguez Molina explicó que “en la naturaleza existen diferentes ondas de este tipo, no con las mismas características. Por ejemplo, la exposición al sol nos está exponiendo a diferentes frecuencias”.

“Las ondas (incluidas la 5G) aumentan la temperatura de las células y los radicales libres, que son una serie de moléculas que a la larga pueden matar a las células y alterar su ADN”, explicó. 

De acuerdo con los estudios científicos desarrollados hasta este 25 de abril, “no hay pruebas de que la Red 5G cause daño. No hay evidencia que apunte a que todo el aumento de cáncer o desajuste en la naturaleza deriva de ahí (redes de telefonía móvil)”.

Sin embargo, señala que tampoco podemos asegurar que son inocuas, pues todavía no se realizan estudios científicos con el rigor necesario para estudiar todas las posibilidades de exposición.

Pero hasta ahora no hay estudios científicos que prueben que la exposición cotidiana a los campos electromagnéticos de baja intensidad tenga efectos sobre la salud (como la Red 5G). Hecho que según Maldito Bulo ha sido ampliamente investigado en unos 25,000 estudios científicos en los últimos 30 años. 

“La OMS concluye que teniendo en cuenta los muy bajos niveles de exposición, hasta el momento, no hay ninguna prueba científica convincente de que las débiles señales de RF procedentes de las estaciones de base y de las redes inalámbricas tengan efectos adversos en la salud”, señaló la Cofepris.

¿Cómo se espera que México adopte esta tecnología? 

El Maestro Javier Juárez Mojica del IFT dice que se estima que la cantidad de antenas que se va a requerir va a ser mucho mayor que la del 4G, pero eso tiene una explicación técnica:

“La conexión de más dispositivos, latencia menor y más velocidad se logra porque el 5G se diseña para que opere en bandas de frecuencias del espectro radioeléctrico bajas. Su cobertura espacial es menor, por eso se requieren más antenas cerca de los dispositivos”

Juárez Mojica y Rangel Licea coinciden en que se puede aprovechar la infraestructura de las redes que ya existen y posteriormente sumar nueva. De acuerdo con Rangel Licea se espera que para el 2025 haya 18 millones de conexiones 5G en México, que representa el 14% de penetración.

Juárez Mojica del IFT explica que el  marco regulatorio en México es tecnológicamente neutral.

“No es que demos una concesión de espectro radioeléctrico para cada tecnología. Nosotros damos concesiones para que se presenten servicios de telecomunicaciones. Y cada concesionario va definiendo cuándo es el momento de empezar a introducir las nuevas tecnologías”. 

¿De dónde surgió la idea de que la Red 5G es peligrosa?

La idea de que la Red 5G puede tener consecuencias negativas para la salud no es nueva. Desde que comenzó la discusión internacional sobre el desarrollo e implementación de esta tecnología en 2017, las dudas y las especulaciones se hicieron presentes. 

De acuerdo con Rodríguez Molina “La red 5G es una tecnología que va a marcar un antes y un después en la comunicación. Esto puede provocar ideas de pensamiento mágico e incluso miedo o resistencia, por otro lado también hay una guerra económica”. Señaló que este miedo ya se vivió cuando se creó que teléfono o la electricidad.

Pero la reciente pandemia de coronavirus COVID-19 revivió estas preocupaciones. Mismas que fueron replicadas por diferentes figuras del espectáculo a nivel internacional y nacional.

En algunos países, en dónde esta tecnología ya se implementó, los ciudadanos impulsados por el miedo y la desinformación quemaron y vandalizaron antenas. 

El ejemplo más reciente de esto son los ataques en contra de esta tecnología que reportó el gobierno de Reino Unido el 7 abril. Pero los ataques también se realizan a los ingenieros y operadores de telefonía. Los señalan como responsables directos de la pandemia de COVID-19. Esto no tiene fundamento.

El primer Ministro Boris Johnson  destacó que: “Las redes telefónicas son utilizadas por nuestros servicios de emergencia y estoy absolutamente indignado, asqueado de que la gente pueda atacar la infraestructura que necesitamos precisamente para responder a esta emergencia sanitaria”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts