Qué hacen los órganos electorales locales y qué implica eliminarlos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Reforma electoral: Qué labor cumplen los órganos electorales locales y qué implica eliminarlos

El INE se encarga de funciones a nivel federal y los OPL a nivel estatal, aunque la reforma del presidente critica una supuesta duplicidad.
Cuartoscuro Archivo
3 de mayo, 2022
Comparte

La reforma electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador pretende eliminar a los Organismos Públicos Locales (OPL) de los 32 estados criticando que actualmente duplican funciones con el Instituto Nacional Electoral (INE). 

Nos vamos a ahorrar más de 20 mil millones de pesos, porque también se van a terminar las duplicidades. ¿Por qué no tenemos un solo organismo que organice las elecciones en todo el país?”, dijo el mandatario este 28 de abril, durante la presentación de la iniciativa.

Sin embargo, la legislación actual establece que los OPL y el INE no repitan funciones, sino que trabajen de manera coordinada con responsabilidades diferenciadas organizando comicios locales -los primeros-, o nacionales. Y para ello cada uno ejerce sus propios recursos.

La Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE) distribuye así la labor: al INE se le asignan asuntos federales, como la elección presidencial o del Congreso de la Unión. Mientras que los segundos llevan temas estatales, como las elecciones para gobernadores y diputados locales. 

En este sentido, especialistas consultados por Animal Político coinciden en que suprimir los órganos electorales locales afectaría en la calidad de las elecciones, pues habría problemas de operación y saturación, sin que la reforma precise cuál sería el reordenamiento de tareas para, efectivamente, reducir costos. 

Qué hacen los OPL

Aunque el gobierno afirma que existe duplicidad en las labores, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE) da las funciones específicas para los OPL: 

  • Registrar candidaturas del estado
  • Determinar topes de campaña
  • Preparar la jornada electoral en el estado
  • Imprimir los documentos y producir los materiales electorales
  • Efectuar el escrutinio y cómputos de elecciones estatales
  • Verificar el cumplimiento de la normatividad de encuestas
  • Orientar a los ciudadanos para el ejercicio de sus derechos político-electorales

La siguiente infografía, difundida por el Instituto en 2019, ejemplifica la distribución de actividades durante una elección local:

Jesika Velázquez Torres, especialista en derecho constitucional de la UNAM, afirma que no hay duplicidad en las funciones entre el INE y los OPL, sino que hay un sistema de coordinación entre ambos.

No se podría hablar de duplicidad. El INE se encarga de funciones a nivel federal y los OPL a nivel estatal. Los OPL al estar viviendo en la entidad federativa tienen mayor contacto no solamente con la ciudadanía, sino también con la entidad, con la población, con los partidos políticos locales y con las candidaturas”, explica.

En este sentido, dice, se necesita su diversidad, dado que no experimentan la misma situación los organismos locales del sur del país que los del norte.

Cada organismo público local “puede advertir los temas más en concreto, las necesidades básicas que enfrenta la entidad y su población, atendiendo las características específicas de cada estado”.

Hay ciertas cosas en las que se coordinan, pero el INE respecto a las elecciones locales lo principal que hace es la instalación de las mesas receptoras de votación, y a veces interviene un poco en el PREP y en los conteos rápido”, señala Arturo Espinosa Silis, especialista en temas electorales y director de Strategia Electoral.

Qué plantea la reforma

La iniciativa propone incluir un artículo transitorio para extinguir los organismos públicos locales electorales desde que se constituya el Consejo General del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas –que sustituiría al INE– y sus recursos pasarían al organismo nacional.

Según el texto, el INEC sería la única autoridad administrativa electoral del país y “organizaría la totalidad de los procesos electorales de la república, a nivel nacional, estatal y municipal”. 

El proyecto argumenta que el INE ha ido ejerciendo cada vez más su facultad de atracción sobre las funciones de los OPL, “al grado de realizar o verificar prácticamente todas las actividades significativas que corresponden formalmente a dichos órganos”.

Se añade  que los 32 organismos locales implican un gasto de 13 mil millones de pesos anuales y que el INE es ahora “un organismo autónomo grande, burocrático y marcadamente ineficiente para cumplir su principal labor: garantizar elecciones libres, auténticas y democráticas”.

Por eso, señala el documento, como se eliminarían los distritos electorales para pasar a un sistema de listas, el INEC se conformará de órganos temporales y auxiliares, específicamente para periodos electorales, que concentren las funciones “que han sido fragmentadas en innumerables unidades administrativas”.

“Se plantea, por tanto, una sola legislación y unos organismos administrativos y judiciales únicos encargados de las funciones electorales, lo que al mismo tiempo disminuirá el gasto público que ahora se destina a la duplicidad de funciones”, aseguró Pablo Gómez, titular de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), al presentar la reforma.

También, la iniciativa establece la disolución de los tribunales electorales de las entidades federativas, “y su respectivo patrimonio y recursos humanos serán asignados al gobierno local correspondiente”.

Qué implica la eliminación

De acuerdo con Espinosa Silis, el tema de la reforma electoral ya se había discutido en años anteriores: “En ese entonces las fuerzas las fuerzas políticas concluyeron que lo mejor era el sistema que tenemos actual, que no es un total federalismo electoral, pero tampoco es un centralismo, es un sistema híbrido”.

Así, eliminar a los OPL implicaría que el INE asuma el registro de todas las candidaturas del país. “Una sola autoridad registraría en ocasiones más de 10 mil o 20 mil candidaturas. El registro es sumamente complejo, y además se encargaría de los debates, promovería la participación, realizaría la regulación de partidos políticos”.

No es que necesariamente ahorre recursos, habría que analizar eso, porque probablemente puede implicar más costos, porque no es que desapareces todos los institutos y te ahorras ese dinero”, comenta.

De acuerdo con María del Carmen Nava, comisionada del InfoCDMX y especialista en temas legislativos y electorales, eliminar los OPL sería dejar sin brazos al INE para los procesos electorales.

“Creo que el razonamiento y el análisis de fondo sí o sí tiene que darse más allá de cuánto cuesta el aparato tiene que pasarse a preguntar cuáles son tus indicadores de resultados y cuál es el beneficio para las personas de tener este tipo de instituciones”, señala.

Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, dijo en entrevista con El Heraldo que esta propuesta requiere “una reingeniería total” y que el Instituto en este momento “no tiene capacidades técnicas y operativas para hacer las elecciones locales”.

“El INE hoy no tiene oficinas ni municipales, ni oficinas que corresponden a los distritos locales. Sí es posible que haya un solo órgano que coordine las elecciones, pero va a ser muchísimo más grande y eso va a costar”, comentó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.