close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuatoscuro

El Sabueso: AMLO presumió baja en inseguridad, pero los datos lo desmienten

El presidente lanzó dos afirmaciones sobre resultados en inseguridad que pronto rebotaron en medios y redes sociales. Sin embargo, en ambos casos, los datos ofrecidos por el mandatario están equivocados.
Frase
“No estoy diciendo, que quede claro, que está resuelto el problema, lo que estoy diciendo es que hemos mantenido los niveles que existían anteriormente o se revirtió la tendencia que traíamos sobre el delito de homicidios”.
Autor
Andrés Manuel López Obrador
Lugar y fecha
Conferencia de Prensa en Palacio Nacional, 12 de abril de 2019
Cuatoscuro
Por Arturo Angel y Yuriria Ávila
13 de abril, 2019
Comparte

En una de sus conferencias de prensa más polémicas, el presidente Andrés Manuel López Obrador se enfrascó en un duro intercambio con el periodista Jorge Ramos, de Univision, cuando éste lo cuestionó sobre los resultados en seguridad pública.

En este intercambio, el presidente lanzó dos afirmaciones sobre resultados en inseguridad que pronto rebotaron en medios y redes sociales.

Sin embargo, en los dos casos, los datos ofrecidos por el mandatario están equivocados.

López Obrador dijo: “Ya lo hice cuando fui Jefe de Gobierno en la Ciudad de México. Cuando llegué eran tres homicidios diarios y dejé un promedio de 1.8, bajé 30% los homicidios cuando fui jefe de gobierno en la ciudad. Es a lo que aspiro ahora, es el compromiso que tengo”.

Y añadió: “No estoy diciendo, que quede claro, que está resuelto el problema, lo que estoy diciendo es que hemos mantenido los niveles que existían anteriormente o se revirtió la tendencia que traíamos sobre el delito de homicidios”.

No hay datos datos oficiales que sostengan los dichos.

95 homicidios diarios: así empieza el sexenio de AMLO

¿Cuáles fueron los números en su gestión en la CDMX?

El Sabueso revisó datos oficiales y comprobó que no hubo ninguna baja del 30% en homicidios durante su gestión.

López Obrador empezó su sexenio en diciembre del 2000 y ese año se registraron 924 homicidios, lo que significa una tasa de 10.73 homicidios por 100 mil habitantes y un promedio diario de 2.5, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y su reporte de homicidios como resultado de agresiones.

Seis años después, el Inegi dio un total de 819 homicidios, que equivalen a una tasa de 9.39 casos, y un promedio diario de 2.2 casos.

La disminución fue del 12.4%, no del 30%.

Si dicha comparación se hiciera con 2005, ya que López Obrador gobernó hasta julio de ese año, la reducción es aún menor pues se registraron 878 defunciones.

Si se usa otra fuente de información, el Secretariado Ejecutivo el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP ) tampoco se llega a las conclusiones que menciona el presidente.

El Secretariado dice que, para el año 2000, hubo una tasa de 7.93 averiguaciones previas por homicidio doloso, mientras que para el 2006 fue de 7.23 averiguaciones por este delito, es decir el 8.8% menos.

Si se revisan los números de noviembre de 2000 -último mes previo al inicio del gobierno de López Obrador en el entonces Distrito Federal-, se verá que se iniciaron 59 averiguaciones por homicidio doloso, un promedio de 1.9 casos diarios. En noviembre de 2006 – último mes de su sexenio – la cifra fue de 60, prácticamente el mismo promedio.

Nuevo récord de violencia en enero: 2 mil 928 homicidios y 164 víctimas de secuestro

El Sabueso también hizo otras verificaciones para buscar todas las posibilidades que pudieran cuadrar con los datos de López Obrador.

Por ejemplo, se revisó el total de homicidios de cada diciembre desde el 2000 hasta el 2006 en la capital del país. En este periodo, según Inegi, la cifra pasó de 84 casos (tasa de 0.97) a 77 homicidios (tasa de 0.88). Es una reducción, pero inferior a 10%.

Y en cuanto a averiguaciones por homicidio en ese periodo, el SESNSP muestra que en diciembre de 2000 se abrieron 61, mientras que en diciembre de 2006 fueron 68. En este caso se trata, incluso, de un ligero incremento.

La serie completa de homicidios de todos los diciembre que gobernó López Obrador en la capital deja el siguiente balance, según el Inegi.

Diciembre de 2000 con 84 homicidios; diciembre de 2001 con 91; diciembre de 2002 con 76; diciembre de 2003 con 69; diciembre de 2004 con 86; diciembre de 2005 son 93, y en diciembre de 2006 el registro es de 77 homicidios.

Como último ejercicio El Sabueso comparó el mes previo al gobierno de López Obrador en la ciudad (noviembre de 2000) contra su último mes en el cargo antes de pedir licencia, que fue julio de 2005. Esto solo como referencia aunque, en realidad, son meses distintos.

De esta forma se advierte que en noviembre de 2000 se registraron 75 homicidios (2.5 diarios), mientras que en su último mes de gobierno López Obrador dejó un registro de 68 (2.2 diarios). De nueva cuenta esto no corresponde a lo reportado por el presidente. Y en tasas es una baja de 11.5%, no de 30%.

Respecto a averiguaciones previas por homicidio doloso se aprecia incluso un incremento. El SESNSP reportó 59 averiguaciones en noviembre de 2000 contra 64 casos en julio de 2005.

Es decir, en ningún caso se ajusta a lo dicho por el presidente.

¿Y a nivel nacional?

El caso de los homicidios registrados a nivel nacional en los primeros meses del año es distinto: cuando se trata de los primeros meses de su gobierno, el presidente ha utilizado los datos que le proporciona su equipo, a pesar de que ya se ha demostrado que no reflejan la realidad con exactitud y subestiman el problema de la inseguridad.

Los datos que mencionó el presidente provienen de un reporte diario de homicidios dolosos, que genera un equipo interdisciplinario conformado por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar) y la ahora Fiscalía General de la República (FGR) y se basan en los informes diarios e incompletos que envían las fiscalías estatales.

Ese reporte de seguridad especifica que las cifras son preliminares, porque las estadísticas oficiales de incidencia delictiva se encuentran en el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y se hacen públicas cada mes, 20 días después de que termina.

El error en este caso consiste en utilizar un reporte que, como ha quedado demostrado, presenta números por debajo de los que finalmente registra el Secretariado Ejecutivo, la fuente oficial sobre la incidencia delictiva.

Este 12 de abril, el presidente sostuvo que el promedio de víctimas de homicidios dolosos en diciembre de 2018 fue de 79.9; en enero de 75; febrero de 83.1 y marzo 77.5. Pero los datos del Secretariado Ejecutivo muestran que el promedio diario de víctimas de homicidios fue de 92.7 en diciembre; 99.89 en enero y 92.03 en febrero.

También existe una subestimación en el número total de homicidios mensuales que registra el equipo de López Obrador. Según los datos recopilados por el equipo del presidente, en enero se registraron 2 mil 326 víctimas de homicidio doloso y 2 mil 392 en febrero.

El Secretariado Ejecutivo, por su parte, registró 2 mil 853 víctimas de homicidio doloso en enero y 2 mil 796 en febrero. Esto significa que las cifras de López Obrador presentaron un subregistro de 14.45% y 18.47% para enero y febrero, respectivamente.

El presidente puntualizó que los homicidios dolosos no han subido y que se ha mantenido la tendencia de años anteriores o incluso se ha reducido dicha cifra.

Las cifras del SESNSP muestran un panorama diferente. Según los datos, la tasa de víctimas de homicidios en los meses de la administración de López Obrador ha sido la más alta desde el 2015 —último año comparable debido al cambio de metodología del SESNSP—.

La tasa de víctimas de homicidios por 100 mil habitantes en diciembre de 2018, el primer mes de su gobierno, fue de 2.51. Esta tasa representa un incremento de 28.6% con respecto a diciembre de 2017, un aumento de 39.9% comparado con diciembre de 2016 y de 88.9% con diciembre de 2015.

En enero de 2019, la tasa de víctimas de homicidios fue de 2.4 por 100 mil habitantes. El crecimiento de dicha tasa fue de 10.65% con respecto al mismo mes de 2018; 47.42 con respecto a 2017; 83.05% con 2016 y 105.5% con 2015.

En febrero de 2019, la tasa fue de 2.44. Así, el crecimiento en la tasa con respecto al mismo mes fue de 15.34% en 2018; 52.87% en 2017, 72.63% en 2016 y 96.46% en 2015.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.