close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

El Sabueso: ¿Hay más violencia donde existe robo de combustible, como dijo Rocío Nahle? Estos son los datos

El Sabueso revisó una declaración de la secretaria de Energía sobre el robo de combustible y la violencia en el país. 
Frase
Donde hay más violencia en el país es donde están los ductos. Van correlacionada la violencia con el robo de hidrocarburos
Autor
Rocío Nahle
Lugar y fecha
“La importancia del acceso a la información en el combate al robo de combustible”, organizado por INAI. 30 de enero de 2019
Cuartoscuro Archivo
Por Yuriria Ávila
11 de febrero, 2019
Comparte

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo el miércoles 30 de enero que la violencia en el país se concentra en donde hay ductos de Pemex y es consecuencia del robo de hidrocarburos. Las cifras de violencia del gobierno federal muestran que esa afirmación se cumple solo para los municipios de Guanajuato, pero no para el resto de los estados en los que existen ductos ni en donde hay mayores reportes de robo de combustible.

El Sabueso concluye que la declaración de Rocío Nahle es un “Casi Falso”, pues de los datos que contiene la afirmación, todos salvo uno, son falsos.

Revisa la metodología y las categorías aquí.

El caso Guanajuato vs otros estados

En conferencia de prensa el 6 de febrero, el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, anunció el despliegue de militares, marinos y policías federales en 17 regiones del país con más violencia.

Con esos mismos datos se puede probar que únicamente las ciudades de Guanajuato están entre las más violentas y, al mismo tiempo, padecen robo de combustible.

Los ductos Salamanca-Morelia, Salamanca-Guadalajara o Salamanca-León pasan por los municipios de Irapuato, Pueblo Nuevo, Silao, Salamanca, Villagrán, Celaya, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande y Uriangato, Cortázar, Moroleón y Yuriria, que son considerados entre los más violentos del país.

Pueblo Nuevo y Yuriria cuentan con las tasas más altas de homicidios dolosos en el estado. Pueblo Nuevo ocupa el segundo lugar en la entidad —con 147.62 homicidios dolosos por 100 mil habitantes— y Yuriria el tercero con una tasa de 114 homicidios. Yuriria, Moroleón y Villagrán también son los municipios de Guanajuato con las tasas más altas de feminicidios.  

Además, Celaya, Silao e Irapuato son los municipios con las tasas de secuestro más altas por 100 mil habitantes con 6.85, 6.24 y 5.16, respectivamente.

Pero este escenario de violencia no se repite en el resto de los estados con ductos de Pemex, o considerados por las mismas autoridades federales como concentradores del robo de combustible.

El listado de regiones violentas que presentó Durazo incluye en los primeros tres sitios a Tijuana, Ciudad Juárez y Acapulco; en donde no se registra robo de combustible.

A nivel estatal, los primeros tres sitios con la mayor tasa de homicidios son Colima, Baja California y Guerrero, en donde Pemex no señala un problema de huachicoleo.

El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, dijo en la conferencia matutina de Andrés Manuel López Obrador del 21 de enero, que el 80% de las tomas clandestinas localizadas entre 2016 y 2018 se concentraron en Hidalgo, Puebla, Guanajuato, Jalisco, Veracruz, Estado de México y Tamaulipas.

En 2018, Hidalgo ocupó el primer lugar en número de tomas clandestinas, con dos mil 121, Puebla segundo lugar con dos mil 72, Guanajuato con mil 919, Jalisco con mil 550 y Veracruz con mil 539.

Pero esos estados —a excepción de Guanajuato— registraron tasas de homicidios bajas. De acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de los 32 estados, Hidalgo fue el número 30 en tasa de homicidios dolosos —con 6.81 homicidios por cada 100 mil habitantes—, Puebla fue el número 18 —con una tasa de 17.34— y Veracruz el 19 —con una tasa de 16.75—.

Respecto a los otros estados que mencionó el director de Pemex en los que se concentró el robo de gasolina en ductos, el Estado de México se ubicó en el lugar 23 de tasa de homicidios y Tamaulipas en el 14.  

Municipios violentos y el huachicoleo

Lo mismo ocurre si se hace el análisis a nivel municipal.

Tuxpan-Azcapotzalco y Tula-Salamanca fueron dos de los tres ductos en los que la Secretaría de la Defensa Nacional registró el mayor número de tomas clandestinas entre el 7 y 27 de enero.

El ducto Tuxpan-Azcapotzalco, que pasa por municipios de Veracruz, Puebla, Hidalgo, Estado de México y la Ciudad de México, registró en ese periodo 636 tomas clandestinas. Sin embargo, de los 45 municipios que recorren el ducto, solo seis están entre el 10% de los municipios con mayores tasas de homicidio doloso de sus estados. Tampoco se ubican entre los municipios señalados por la Secretaría de Seguridad Ciudadana como los más violentos del país.

De los siete municipios de Veracruz por los que pasa el ducto, únicamente Coyutla tiene una de las tasas más altas del estado: 30.25 homicidios por 100 mil habitantes. El municipio también cuenta con una de las tasas más altas de feminicidios en el estado —4.51 por 100 mil habitantes—.

En Hidalgo, de los 14 municipios que recorre el ducto, Tlahuelilpan cuenta con una tasa de homicidios dolosos alta —la tasa de 15.88 homicidios es la sexta mayor del estado—. Los municipios de Acaxochitlán y Santiago Tulantepec, por donde también pasa el ducto, cuentan con una de las mayores tasas de secuestro en el estado; pero tampoco se incluyeron en las regiones más violentas que presentó la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

En el Estado de México, dos de los 16 municipios por los que pasa el ducto están entre los que tienen las tasas de homicidio más altas de la entidad: Teoloyucan —62.48— y Huehuetoca —37.61—. En la Ciudad de México, el ducto pasa por Azcapotzalco y Gustavo A. Madero, ésta última alcaldía tiene una tasa de homicidios de 20.03.

En el ducto de Tula-Salamanca, —que recorre los estados de Guanajuato, Querétaro e Hidalgo—, dos de los 14 municipios por donde pasa el ducto tienen una tasa de homicidio que se ubica entre el 10% con las tasas más altas de la entidad.

En Querétaro, en cambio, ninguno de los cuatro municipios con ducto están entre los más altos en tasa de homicidios. En San Juan del Río, sin embargo, se registra la mayor tasa de feminicidios en el estado —0.71 por cien mil habitantes—.

La titular de la Secretaría de Bienestar, María Luisa Albores, anunció en la conferencia de prensa matutina del presidente, el 22 de enero, que para combatir el robo de combustible se implementarán programas de ayuda social en municipios de la Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Puebla, Querétaro, Veracruz, por donde pasan ductos de Pemex.

En Jalisco, a pesar de ocupar el lugar 13 en tasa de homicidios del listado nacional, sólo dos de sus diez municipios por los que cruza el ducto Salamanca-Morelia cuentan con una alta tasa de homicidios: Tala que ocupa el cuarto lugar —96.81 homicidios dolosos por 100 mil habitantes— y El Salto el sexto —63.15—.

Dichos municipios también cuentan con las tasas más altas de robo con violencia en el estado —7.28 en El Salto y 6.45 en Tala—. Además, el municipio de Tala es el más alto en tasa de asaltos y el Salto el número 12 en feminicidios en el estado.

El mismo ducto recorre cuatro municipios de Michoacán, sin embargo, ninguno registra las tasas de homicidios más altas del estado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.