Falta de agua e inseguridad amenazan Sembrando Vida
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Sembrando Vida, sin plan de agua para cultivos y con beneficiarios expuestos a inseguridad

Un estudio del Coneval considera que la falta de agua, la inseguridad y la saturación de productos son amenaza para el programa Sembrando Vida.
Cuartoscuro
21 de septiembre, 2022
Comparte

Sembrando Vida, un programa social del gobierno para atender a zonas marginadas, no cuenta con un plan para atender la demanda de agua que requerirá mantener los cultivos y sus beneficiarios están expuestos a la inseguridad en sus zonas.

Así lo señala una evaluación realizada por el Coneval a los Procesos de Sembrando Vida, un programa que, según la Secretaría de Bienestar, actualmente tiene 455 mil beneficiarios en 21 estados del país.

Para el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, Sembrando Vida es parte de su estrategia de apoyar a la población generando empleos en el campo. Aunque  constantemente lo promueve como un plan contra la crisis climática, en sus reglas de operación no tiene tal enfoque.

Lee más: AMLO duplicará los recursos de México para la aplicación de Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro en El Salvador

El presidente también presenta a SV como un programa con gran potencial para promover el desarrollo. Lo ha exportado a Guatemala, Honduras y El Salvador. En la misma línea, López Obrador ha pedido al presidente de EU, Joe Biden, que financie la ampliación del programa en otras naciones para generar empleos y, dice, reducir la migración al norte.

De acuerdo con el Coneval, la disponibilidad del agua representa una “amenaza” para el programa: aunque en los viveros comunitarios sí se tomó en cuenta el acceso, no sucedió así para las parcelas de los sembradores.

“Se prevé un incremento en la demanda potencial de agua en las Unidades de Producción que constituirá un problema para el mantenimiento y cuidado de las plantas, lo cual no se tiene contemplado en la planeación del programa”, advierte el Coneval.

La disponibilidad de agua se traduce en una mayor probabilidad de que las plantas y los árboles sobrevivan.

Entérate: Declaratoria forestal firmada en la COP26 no surgió de Sembrando Vida, viene de acuerdos ambientales que llevan tres décadas

En este sentido, algunos sembradores reportaron que, para cumplir con la superficie requerida en el programa, incluyeron predios donde no existe abasto de agua, pues no se les informó que este se requería.

“Esto supondrá un problema serio para mantener los árboles con vida o produciendo en el mediano plazo”, explica el organismo.

Por ello, recomienda que desde la planeación se incluyan medidas para el manejo de planta en parcela, particularmente el abastecimiento de agua, ya sea a través de la implementación de pequeñas obras de captación de agua o  del desarrollo de prácticas de uso y conservación.

Aunque se han elegido especies locales maderables que podrían utilizar agua del temporal, “los efectos del cambio climático podrían hacer que estas temporadas de lluvia no se mantengan en el promedio ‘normal’”, advierte el texto. 

Te puede interesar: Presupuesto 2023: programas sociales, las obras del Tren Maya y Fuerzas Armadas, los favoritos del reparto

“De igual manera, dadas las altas densidades de plantas por hectárea que se han establecido como meta, esto genera presión adicional por la competencia por agua, suelo y luz para los árboles”. 

Según el Formato de la Posición Institucional del estudio, sobre este punto el gobierno respondió que acepta la propuesta y que “es importante mencionar que a nivel central y en las coordinaciones territoriales se han establecido comunicaciones con las dependencias responsables del tema del agua, sin embargo, se reforzará el seguimiento del tema del agua como un tema transversal en las planeaciones con los territorios”.

El análisis del Coneval abarcó hasta 2021 -el programa comenzó en 2019- y, según su metodología, implicó realizar un análisis de gabinete y trabajo en campo mediante el análisis cualitativo de los procesos en la práctica.

Por otro lado, los trabajos de campo también detectaron anomalías durante la entrega de plantas. Entre ellas que:

  • Las especies entregadas no correspondían con las especies solicitadas, aunque se había pedido sugerencia a los sembradores.
  • Las especies proporcionadas no eran aptas para las condiciones ambientales de la región.
  • La planta proporcionada no poseía las condiciones para el trasplante inmediato, pues “era de tamaño muy pequeño”, y aún así se las llevaron por presión de operadores y directivos.
  • No venía en bolsa, sino que eran pilones o contenedores enrollados en paquetes.
  • Llegó en malas condiciones debido al traslado.
  • Llegó a destiempo, después de la temporada de lluvias.

Amenaza por inseguridad y “saturación” de productos

El reporte también exhibe una problemática que afecta a todo el país: la inseguridad local “se identificó en todos los territorios visitados”.

Incluso, en algunas regiones “afectó a los procesos iniciales de difusión, selección e implementación de las CAC , provocando la búsqueda de nuevos territorios”.

De acuerdo con personal del programa, mucha gente mostró desconfianza pues consideraban que podría ser un engaño o que no se cumpliría con lo que se decía. 

“También se encontraron en este proceso problemas de inseguridad tales como presidencias municipales tomadas y presencia del crimen organizado”, dice la evaluación.

Debido a la densidad de las parcelas, también se reportó como una amenaza una posible saturación de mercados locales o regionales una vez que se cosechen los productos frutales, y los cultivos agroindustriales.

“La importancia del diseño territorial tomará relevancia cuando comience el proceso de cosecha de productos, puesto que si no se cuida qué se establece y en qué cantidad, puede existir sobre oferta de determinados bienes”, alerta.

La recomendación en este punto es que se incluyan y fortalezcan en la planeación la apertura de canales de comercialización y la búsqueda de mercados externos “a través del trabajo que realizan los técnicos sociales, el cual requerirá del respaldo institucional para proporcionar capacitaciones en esta área”.

En 2021, Connectas y Expansión publicaron una serie de reportajes en los que exhibieron las irregularidades en el programa y la opacidad por el manejo de recursos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.