#SinaloaVerifica: las 3 acusaciones de Zamora a Rocha y qué responde
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

#SinaloaVerifica: frase por frase, las 3 acusaciones de Zamora a Rocha y qué responde el morenista

Mario Zamora, candidato a la gubernatura de Sinaloa, acusó a Rubén Rocha Moya de haber creado una red de corrupción con sus familiares.
Por Revista ESPEJO / #SinaloaVerifica
26 de mayo, 2021
Comparte

Mario Zamora Gastélum, candidato a la gubernatura por la alianza Va por Sinaloa, integrada por PRI-PAN-PRD, acusó el 11 de mayo a Rubén Rocha Moya, candidato común de Morena y el Partido Sinaloense, de haber creado una red de corrupción con sus familiares.

El señalamiento se hizo en un conversatorio entre cuatro de siete candidatas y candidatos a la gubernatura que organizó el diario El Debate. Zamora incluso presentó láminas con cifras y dijo que tenía más pruebas en una memoria USB, de la que luego difundió algunos archivos.

¿Y qué tanto sustento tienen las acusaciones que involucran a familiares del candidato de Morena? Esto es lo que encontramos al revisar los tres dichos del aspirante priista, documentos e investigaciones previas. Además, presentamos la respuesta de Rubén Rocha Moya a cada uno de los señalamientos:

Primera frase de Mario Zamora, sobre los hijos de Rocha

“La primera, tus hijos, Rubén, cuando eras funcionario, alto funcionario público de gobiernos priistas, obtuvieron (contratos) de manera directa con sus constructoras”.

Zamora Gastélum hizo alusión a una investigación hecha por las organizaciones Iniciativa Sinaloa y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, llamada “Operación Desfalco Sinaloa, la ordeña del erario”.

Los investigadores encontraron que:

Rubén Rocha Ruiz, hijo del morenista, tiene una constructora llamada Chocosa que constituyó en mayo de 2009 con su hermano Ricardo y que a los ocho meses de haberse conformado recibió un primer contrato con la Secretaría de Obras de Sinaloa por 292 mil 320 pesos para realizar un estudio de proyecto para la construcción de un tramo carretero, justo cuando su padre fungía como jefe de asesores del entonces gobernador Jesús Aguilar Padilla. En marzo de 2010, el último año de Rocha Moya en el gabinete estatal, la firma de su hijo recibió tres contratos más que sumaron 1 millón 403 mil 178 pesos.

El cargo de jefe de asesores que desempeñó Rubén Rocha Moya entre 2005 y 2010 es una figura similar a la del titular de la oficina de la Presidencia federal. Es decir, tiene una fuerte influencia con el gobernador y con el resto del gabinete estatal.

Entre 2013 y 2016, Rocha Moya fue subdirector de capacitación del ISSSTE. En 2017 se integró al Gobierno entrante de Quirino Ordaz Coppel como jefe de asesores y ese año la constructora de su hijo obtuvo cuatro contratos con la Secretaría de Obras Públicas de Sinaloa por 6 millones 781 mil 782 pesos.

Las y los investigadores incluyeron también un listado de las obras otorgadas a la empresa Chocosa, que se puede descargar aquí.

Distintos medios de comunicación, como Noroeste y Ríodoce, cuestionaron a Rubén Rocha Moya, quien aseguró no haber participado en la decisión de contratación de la empresa de su hijo.

Por su parte, el gobierno de Sinaloa, la Auditoría Superior del Estado, la Fiscalía Anticorrupción o el Comité de Participación Ciudadana se deslindaron de hacer una investigación por posible conflicto de interés o tráfico de influencias, por lo que hasta ahora no se cuenta con una autoridad que dé fe sobre las posibles irregularidades.

#SinaloaVerifica consultó al Senador con licencia y esto respondió:

“No me acuerdo yo que haya gestionado, ayudado o recomendado para que le otorgaran una obra a Rubén, mi hijo. Ahora, eso lo manejaron desde 2018 y también me lo plantearon en el debate y es raro que no hayan encontrado nada y que lo sigan manejando como presunción. Después de tres años, si realmente existiera eso, ya no fuera presunción, ya fuera una acusación con pruebas, con bases.

No hay, no existe, no la van a encontrar de mi parte nada. Además, el porcentaje de obra que hace Rubén no tiene casi nada qué ver con la obra pública, él se dedica fundamentalmente a la obra privada. Yo les he dicho, documenten esto, denuncien, porque ya va para tres años… lo hicieron cuando yo fui candidato a Senador y lo sacaron como presunción y ahora también como presunción, es un fundamento de tipo político, no legal, porque es hora que en tres años no hay nada y es para que ya hubiera dicho alguna investigación”.

Te recomendamos: #SinaloaVerifica: ¿Qué plantean Rocha y Zamora contra la inseguridad? El contraste (y las carencias) de lo que proponen

Segunda frase de Mario Zamora, sobre el yerno de Rocha

“Cuando tú trabajabas en el ISSSTE, convenciste al director, que también era tu amigo en gobiernos priistas para que contratara a tu yerno, vaya que yo siempre he promovido a los yernos, se los digo de todo corazón, pero bueno, resulta que tu yerno sí tiene más de 200 millones en observaciones en la Auditoría Superior de la Federación”.

El Senador con licencia que ahora busca ser gobernador por la alianza  PRI-PAN-PRD aseguró que Rubén Rocha Moya tiene un yerno que fue contratado en su etapa como subdirector de Capacitación del ISSSTE.

Ese yerno se llama Jorge Antonio Cano Félix, esposo de Eneyda Rocha Ruiz, hija del morenista.

Zamora Gastélum dijo que habría sido contratado como un favor, pero ese dato no se pudo verificar.

Sin embargo, lo que sí se pudo corroborar es que Cano Félix ocupó la subdirección de Tecnología de la Información del ISSSTE al mismo tiempo en que Rubén Rocha Moya era subdirector de Capacitación de la dependencia.

El priista le atribuyó al yerno y su labor como subdirector un posible quebranto de 200 millones de pesos, basado en auditorías hechas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En una revisión de los contratos AD-CS-DA-SRMS-113/2014, AD-CS-DA-SRMS-286/2014, AD-CS-DA-SRMS-002/2015 y AD-CS-DA-SRMS-307/2014, así como los convenios modificatorios  CM-CS-DA-SRMS-029/2014 y CM-CS-DA-SRMS-014/2015 se encontró que sí hubo señalamientos de un daño al erario, de acuerdo con la ASF, pero no por 200 millones de pesos.

Sobre el contrato AD-CS-DA-SRMS-113/2014 se encontraron distintas fallas, tanto que la Auditoría recomendó cancelarlo. En tanto, estableció un daño al erario por 6 millones 191 mil 800 pesos.

Sobre el contrato AD-CS-DA-SRMS-286/2014 se encontraron deficiencias en la contratación y revisión del desarrollo del mismo, de tal forma que se emitieron recomendaciones, pero no se calculó daño al erario.

Sobre el contrato AD-CS-DA-SRMS-002/2015 se encontraron deficiencias en la gestión del contrato, porque la ASF no pudo corroborar las actividades realizadas a favor del ISSSTE. Sin embargo, se concluyó con recomendaciones sin calcular daño al erario.

Sobre el contrato AD-CS-DA-SRMS-307/2014 se encontró que el ISSSTE contrató a la Universidad Politécnica de Chiapas Administración y Medición de Proyectos, Servicio de Aseguramiento de Calidad de Procesos, Servicio de Arquitectura de Software y Servicio de Despliegue y Capacitación, pero no se sustentaron los pagos, hubo deficiencias en la gestión del contrato, pese haberse pagado por ello. La ASF encontró un posible daño al erario por 83 millones 200 mil 429.96 pesos.

Sobre los convenios modificatorios CM-CS-DA-SRMS-029/2014 y CM-CS-DA-SRMS-014/2015, que corresponden al contrato AD-CS-DA-SRMS-113/2014, se documentó como injustificados, debido a que no sirvieron al ISSSTE, por lo que se encontró un daño al erario por 648 mil 236.42 pesos y otro por 24 millones 938 mil 900.07 pesos.

En total, el daño al erario corresponde a una cantidad de 114 millones 979 mil 366 pesos y no 200 millones de pesos.

El posible daño corresponde a la Dirección de Tecnología de la Información del ISSSTE, y la Auditoría señala como los presuntos funcionarios responsables no solo a Cano Félix, sino también a Margarita Robles Valdivia, Santa Giselle Joya Rodríguez, Faviola Medrano Zarco, Isabel Cristina García Cruz, José Luis García Escalante, Carlos Oscar Espinosa Castañeda, Infraestructura Astoria, S.A. de C.V., Víctor Manuel Tapia Castañeda, Asunción Armando Díaz Gutiérrez, Mer Security Systems, S.A. de C.V., Coral Alejandra Espinoza Perfecto y Juan Luis Cabral Rodríguez.

Zamora Gastélum señaló que Jorge Antonio Cano Félix sostiene un amparo, pero esa información no pudo ser corroborada en los estrados del Consejo de la Judicatura Federal, como tampoco en buscadores privados.

Lo que sí mantiene es un citatorio establecido en el Diario Oficial de la Federación para aclarar anomalías ante la ASF por uno de los contratos, cuya firma contratada fue la empresa Mer Security Systems.

#SinaloaVerifica consultó al Senador con licencia y esto respondió:

-¿Jorge Antonio Cano Félix es su yerno?

-Sí.

-Mario Zamora dijo que usted influyó para que fuera contratado

-No, yo no sé de dónde saca eso de que yo lo metí, me imagino que él estaba muy cerca de mí y dándose cuenta de que yo estaba convenciendo.

-Habló también que su yerno tiene observaciones de la Auditoría Superior de la Federación y que está amparado

-Yo quiero manifestar que eso que se dice lo estoy conociendo ahora y al final es una cosa de mi yerno, y si él tiene una responsabilidad ¿pues qué tendría que ver conmigo?

Si hay un procedimiento en la Auditoría, pues que sea él… yo sé que no está amparado, pero no sé con certeza que no pueda estar amparado y que le puedo preguntar, incluso ahora.

Y de todas maneras, cualquier circunstancias que tiene él, yo no me meto ni tengo yo nada qué hacer, finalmente es un adulto, son una familia aparte y él tendría que responder cualquier situación. Me imagino que está recurriendo a cualquier instancia en la que tenga observaciones.

Tal vez te interesa: #SinaloaVerifica: Zamora publica su 10 de 10 tras ocultar datos de declaraciones

Tercera frase de Mario Zamora, sobre un sobrino de Rocha

“Tu suplente en el Senado, que es de tu gente más cercana, resulta que en Conapesca, que hasta perdimos la certificación del camarón por esa ineptitud, contrató un sobrino tuyo como director general de infraestructura, y este adjudicó de manera directa a una compañía veracruzana en cuatro contratos 68 millones de pesos, dicho sea de paso, como conocen bien tus gustos, otra camioneta Tahoe último modelo que traes en tu campaña, esta compañía veracruzana que recibió por adjudicación directa por 68 millones fue la que te entregó esa camioneta, que por cierto, cuando uno revisa las placas, esas placas están registradas en el domicilio particular de tu sobrino”.

El candidato Zamora Gastélum propuso a Rocha Moya en el conversatorio de El Debate revisar una memoria USB, en la que, aseguró, se encontraría información suficiente para poder corroborar su dicho.

El priista señaló que un sobrino de Rocha Moya trabajó como director general de infraestructura. Para sustentarlo, presentó un acta de nacimiento a nombre de Luis Eduardo Sánchez Rocha. 

Ciertamente, Rubén Rocha Moya lo reconoció como hijo de una sobrina suya. Dijo también que tiene conocimiento de ser estudiante de Medicina.

Sin embargo, el director general de Infraestructura en Conapesca no es Sánchez Rocha, sino Luis Alejandro Sánchez Ramírez, de acuerdo con el sitio de transparencia de la dependencia. Sánchez Rocha no ha tenido ese puesto. 

Sobre la compañía que refirió, su nombre es Naviver SA de CV, y para demostrar un posible conflicto de interés, Zamora Gastélum presentó cuatro documentos sobre adjudicaciones directas a favor de la firma veracruzana por la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, donde Raúl de Jesús Elenes Angulo fue el titular hasta que tomó posesión de la Senaduría Suplente que dejó Rubén Rocha Moya.

Dichos documentos fueron revisados y ciertamente establecen adjudicaciones directas para las obras de desazolve en Barrita de Pajón, Chiapas; Laguna de Mitla en Atoyac de Álvarez, Guerrero; Rancho Hambres, en Tamiahua, Veracruz; y Robalitos en la Marisma Las Cabras, en Rosario, Sinaloa.

Tras la revisión de documentos, se corroboró que los contratos sí fueron dados por adjudicación directa, pero tres de los cuatro se dieron conforme se establece en la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados por las Mismas, es decir, con justificación y un estudio de mercado entre por lo menos tres proveedores distintos.

El único contrato que se dio por adjudicación directa consultando solo dos proveedores es el asignado para el desazolve en Barrita de Pajón, Chiapas.

Los documentos consultados fueron dados por el candidato Zamora Gastélum, pero en una revisión en las plataformas consultapublicamx.inai.org.mx y www.plataformadetransparencia.org.mx no se encontró un solo contrato otorgado de forma directa de parte de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca a la empresa Naviver SA. de C.V.

Es decir, para poder obtenerlos se debieron solicitar por transparencia, aunque en el buscador de la Plataforma Nacional de Transparencia tampoco aparecen solicitudes hechas con esos valores, ni con el nombre de la empresa, ni por el tipo de obra o el lugar donde habrían ocurrido.

Zamora Gastélum aseguró que la empresa, a cambio de esos contratos, dio una camioneta marca Chevrolet modelo Tahoe, y para ello incluyó una serie de fotos, entre ellas una sobre una pantalla donde se observa una búsqueda en una plataforma del padrón vehicular del Estado de Sinaloa.

En esa búsqueda aparece un domicilio que estaría a nombre de Luis Eduardo Sánchez Rocha, hijo de una sobrina del candidato morenista.

Sin embargo, dicho padrón no se encuentra disponible de forma pública, debido a que es información que únicamente los gobiernos estatales pueden utilizar. Esto porque hay datos confidenciales, y para obtenerlos se tuvo que solicitar a un funcionario y este, a su vez, compartirlos con el equipo de campaña del candidato del PRI-PAN-PRD.

#SinaloaVerifica consultó al Senador con licencia y esto respondió:

“No traigo ninguna camioneta de esas, eso no es cierto. No tengo ninguna camioneta que hablan de una empresa veracruzana, yo no tengo eso, no tengo ninguna camioneta de ninguna empresa veracruzana.

Yo tengo registrado todo, porque estás obligado como candidato a registrarme en el INE el vehículo en el que me muevo. Yo tengo registrado el vehículo y solamente en esa camioneta, no me muevo en ninguna otra. No existe eso, esa camioneta a la que se hizo referencia.

Dicen que está registrada a nombre de un sobrino. Es hijo de una sobrina mía, Julieta, pero hasta donde yo tengo entendido sigue estudiando medicina y no sé si tenga camioneta”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.