¿Se puede cambiar de edad por capricho? No, esto definió la Corte:
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Se puede cambiar de edad solo por capricho? No, esto es lo que en verdad definió la Suprema Corte

La Suprema Corte emitió una jurisprudencia para que las personas puedan modificar su acta de nacimiento de acuerdo a su realidad social.
18 de diciembre, 2021
Comparte

En redes sociales, la diputada federal Margarita Zavala aseguró que con el pronunciamiento de  la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre “verdad biológica” y “verdad personal”, ahora cualquiera puede cambiar su edad solo por capricho. 

“Los adolescentes (ahora pueden) sentir que tienen 18 para poder votar, los adultos cambiar su edad y recibir desayuno infantil”, dijo en un tuit Zavala. 

Sin embargo, especialistas consultados explican que no funciona así. 

Con la definición de la Suprema Corte, se establece un criterio con el que los jueces del país tendrán que reconocer y promover una modificación de fecha de nacimiento, cuando se solicite por medio de un juicio civil.

Y la petición sólo será aceptada en los casos de personas que en verdad acrediten que durante su vida, para distintos fines como por ejemplo inscribirse a la escuela en zonas rurales, han ostentado una fecha y/o año distinta a la que viene en su acta de nacimiento.

“Siempre y cuando no se observe la existencia de algún indicio de mala fe para querer utilizar ese cambio para crear, modificar o extinguir derechos u obligaciones en perjuicio de terceras personas”, explicó la Suprema Corte. 

Marco Antonio González Mora, jefe del departamento de estudios jurídicos del Centro Universitario de la Costa, de la Universidad de Guadalajara, apunta que que esta medida abre las puertas para que las personas accedan a su derecho de identidad, pues de ese modo su fecha de nacimiento se puede adecuar a la “realidad social” que viven. 

Tal vez te interesa: Qué es la inflación, cómo se mide y por qué se disparó tanto durante este año

¿Exactamente qué hizo la Suprema Corte? 

Anteriormente el cambio de fecha de nacimiento ya se podía solicitar, también a través de un juicio civil, pero dentro de los juzgados había criterios contradictorios: unos jueces decían que sí se podía modificar, y otros que no.

“Era un viacrucis, era un dolor de cabeza, porque (el cambio de fecha) estaba sujeto a la interpretación de un juez (sic), era un calvario se pasaba años litigando ante los jueces del juzgado familiar”, explica Mario Iván Gonzalez, académico de la UNAM.

Por eso la Suprema Corte emitió una jurisprudencia, con la que todos los jueces deben seguir el mismo criterio, explica el académico de la UNAM.

Es decir, que de ahora en adelante, si los solicitantes comprueban que durante toda la vida han manejado una fecha distinta a la que tienen en su acta de nacimiento, los jueces deberán aceptar el cambio. 

Esta jurisprudencia está publicada en el semanario Judicial de la Federación y la puedes consultar aquí. 

El cambio de fecha de nacimiento puede darse de distintas formas. Por ejemplo, si en el acta de nacimiento de una persona dice 1938, puede solicitar su cambio por 1936 o 1941, sumando años o a la inversa. 

Mario Iván González insiste en que esta medida no se otorga para satisfacer un capricho, sino que está enfocada en personas que se han visto afectadas a lo largo de su vida por la diferencia de fechas. 

“Se tiene que hacer un juicio y se tiene que demostrar al juez con documentos idóneos y pertinentes que se ha estado utilizando socialmente, con el paso de los años de manera ininterrumpida y de manera consistente, una fecha distinta a la que aparece en el acta de nacimiento”, comenta el académico de la UNAM. 

Como tal, no desaparecerá la primera acta de nacimiento, sino que se hará una anotación marginal en el acta. 

“No se va a borrar mi identidad jurídica con la que oficialmente fui registrado, sino que el registro civil va a resguardar las dos fechas de nacimiento y se tendrá el referente en el acta de por qué se modificó”, agrega Mario Iván González. 

Las discrepancias son recurrentes 

De acuerdo con Mario Iván González, antes de que la Suprema Corte emitiera esta jurisprudencia, el tema de conflictos con las edades ya era recurrente en México. 

Me atrevo a decir que millones tienen discrepancias documentales respecto a la realidad social. ¿Y por qué se habían ostentado con esa fecha (distinta) de nacimiento? Porque era la fecha de nacimiento que les habían dado sus papás. Porque luego a sus papás les convenía para adecuarse a entrar a la educación primaria, o porque simple y sencillamente querían festejar su cumpleaños en determinado día”, comenta Mario Iván. 

Este problema, agrega el académico,  se acentúa en personas que nacieron entre las décadas de 1930 y 1980, fechas en las que no se requería el acta de nacimiento para registrar a personas en la escuela, o cualquier otra actividad. 

Y también se tiene en poblaciones de zonas rurales, donde no necesitan de documentación constante y pueden pasar años sin requerir un acta de nacimiento.

González refiere que las personas comienzan a darse cuenta de la discrepancia de fechas cuando surge la Clave Única de Registro de Población (CURP), y el registro ante autoridades electorales, para poder votar. 

A esto se le sumó el tema de la digitalización de las actas, cuando al pasar de un libro a la computadora, no se apuntó la misma edad. 

Cuando viene la digitalización, los digitalizadores asientan muchas fechas distintas a las del acta de nacimiento. Eso sucedía por dos cosas: El manuscrito no se entendía y en otras (las libretas de registro) se habían desgastado con el paso del tiempo”, puntualiza Mario Iván. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.