Esta traducción no descalifica el uso de cubrebocas en Chile
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Captura de pantalla de información falsa

Esta traducción fue sacada de contexto para atacar el uso de cubrebocas en Chile

Un artículo de opinión sobre la relajación de medidas sanitarias en Texas fue sacado de contexto para promover ideas en contra del uso de cubrebocas en el país sudamericano
Captura de pantalla de información falsa
7 de abril, 2021
Comparte

La traducción al español de un artículo de opinión en inglés sobre las medidas sanitarias empleadas en Texas, Estados Unidos, ha sido sacada de contexto para señalar que lo que en él  se comenta es “evidencia” de “lo insensato” que es emplear cubrebocas para protegerse del coronavirus, sugiriendo así que su uso no es necesario como medida sanitaria ante el COVID-19 en Chile.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS), los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), el Ministerio de Salud de Chile y la Secretaría de Salud de México recomiendan el uso del cubreboca como una medida para disminuir la transmisión del coronavirus.

¿Qué dice el artículo de opinión?

El 29 de marzo de 2021 Kelly Sadler, una ex asistente de comunicaciones de la Casa Blanca durante el gobierno de Donald Trump –y quien tuvo que renunciar después de burlarse del cáncer que padecía el ex senador John McCain– publicó en The Washington Times un artículo titulado “Caen casos de coronavirus en Texas después de que se levantara el mandato de la máscara”.

A inicios de marzo, el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, emitió un decreto que anuló el mandato de uso de mascarillas, entre otras medidas sanitarias.

En su artículo, Sadler aborda el relajamiento de las medidas sanitarias aprobadas por Abbot y sostiene que el número de casos de personas con COVID-19 decreció. Sin embargo, la cifra de contagios iba a la baja antes de que entrara en vigor la nueva orden del gobernador.

Además, si bien dejó de ser obligatorio el cubrebocas, su uso tampoco fue descartado. 

“Se recomienda ampliamente a las personas a que lleven cubiertas la nariz y la boca cuando no sea factible mantener seis pies de distancia social con otra persona que no viva en su mismo hogar, pero ninguna jurisdicción puede exigir a ninguna persona que lleve mascarilla o imponer el uso de una cubierta facial”, se lee en un comunicado oficial del gobierno de Texas.

Aunque el texto firmado por Kelly habla sobre el relajamiento de las medidas sanitarias en Texas, en diferentes redes sociales como Telegram, Twitter y Facebook se ha vinculado al artículo con el uso de mascarillas y las autopsias que se practican en Chile.

En las publicaciones de las redes sociales aparece una captura de pantalla del artículo de opinión de Sadler y se agrega un texto que dice “otra nueva evidencia que demuestra lo insensato de usar mascarillas… En Chile desconocemos las causas de defunciones. Y existe una sola manera de saberlo, y es a través de las autopsias”. 

Sin embargo, el artículo de Sadler no tiene relación alguna con las medidas sanitarias implementadas por el COVID-19 en Chile.

Además, las aseveraciones sobre las autopsias en Chile carecen de sustento ya que en el país no está prohibida su práctica, aunque es algo que no se recomienda con las personas que fallecieron por COVID-19.

Lee: Falso, no están prohibidas las autopsias en personas que murieron por COVID-19

“La recomendación general indica no realizar autopsia a los cadáveres de personas fallecidas por COVID-19, ya sea que se trate de casos clasificados como caso sospechoso, caso probable o caso confirmado, salvo que existan indicaciones médico legales muy fundamentadas. Si la autopsia es necesaria y se puede garantizar que ésta se realiza en un ambiente seguro, se llevará a cabo cumpliendo las recomendaciones”, se lee en el Protocolo de Manejo de cadáveres de casos de COVID-19 en Chile.

Las publicaciones en Telegram y Twitter fueron promovidas, además, por un grupo denominado “Médicos por la verdad” que, como ya lo hemos explicado anteriormente, se dedica a difundir desinformación sobre el COVID-19, mediante un discurso que aparenta ser científico, pero que incluye datos fuera de contexto y teorías de la conspiración.

Por lo tanto, las publicaciones en redes sociales toman fuera de contexto el artículo de Sadler sobre las medidas sanitarias en Texas que, a su vez, no tienen relación con el uso de mascarillas ni las autopsias en fallecidos por COVID-19 en Chile.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.