Falso que Tren Maya tenga todos los permisos de impacto ambiental
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro/Archivo

Falso que Tren Maya tenga todos los permisos de impacto ambiental, faltan del Tramo 5 

El presidente afirmó que el Tren Maya cuenta con "todos los permisos", pero siguen sin publicar una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Tramo 5, necesaria para la obra.
Frase
Sí se tienen todos los permisos, todos los permisos de impacto ambiental, todo, todo. Y no sólo son los permisos, es una convicción. Nosotros no vamos a destruir la selva, no somos iguales
Autor
Andrés Manuel López Obrador
Lugar y fecha
Palacio Nacional, 31 de marzo de 2022
Cuartoscuro/Archivo
Por León Ramírez y Brenda Torres
31 de marzo, 2022
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el Tren Maya ya cuenta con “todos los permisos de impacto ambiental”, pero su afirmación es falsa: ni el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) ni la Secretaría de Marina y Recursos Naturales (Semarnat) han presentado la Manifestación de Impacto Ambiental del Tramo 5.

Al revisar en los canales oficiales del Fonatur, de la Semarnat, o en sus respuestas vía transparencia, detectamos que no existen documentos sobre la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Tramo 5; solo se halló un permiso provisional, por el decreto para obras prioritarias del presidente, pero no la MIA.

Y, a pesar de eso, el gobierno ya empezó a remover árboles por donde pasará el Tramo 5 del Tren Maya, que cambió de ruta en enero de 2022 para cumplir con el plazo anunciado por López Obrador.

Lee más: Ambientalistas denuncian que la tala de árboles por el nuevo trazo del Tren Maya ya comenzó en Playa del Carmen

La MIA es un mecanismo con el cual se da a conocer, con base en estudios, el impacto ambiental, significativo y potencial que generaría un proyecto, y que es necesaria para que se autorice la obra, según la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

Las manifestaciones de impacto ambiental tienen que ser realizadas antes de que inicien las obras, eso es por ley, y no pueden ser ‘permisos provisionales’ porque no puede suceder que después de hecho el proyecto, se diga que siempre no se podía hacer, porque el medio ambiente ya fue dañado”, explica Ana Esther Ceceña, investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

“Todo el proyecto Tren Maya tiene ese mismo problema, que no han hecho los estudios ni de suelo, ni ambientales, hasta incluso el de la factibilidad económica. No los han hecho con anticipación, sino que los van haciendo sobre la marcha y sobre todo en aquellos tramos donde hay mucha presión, mucho rechazo tanto de los académicos como de los pobladores”.

No hay MIA, solo un “permiso provisional”

El 16 de marzo de 2022, en respuesta a una solicitud de transparencia que pidió la Manifestación de Impacto Ambiental del Tramo 5, el Fonatur respondió que “no se cuenta con información o documento con las características indicadas que sirva para dar respuesta a lo solicitado”.

En la página oficial del Tren Maya, en la sección Estudios Ambientales, no está la MIA del Tramo 5, solo aparece  la de la Fase 1 del Proyecto de Desarrollo Tren Maya y la del Tramo 4.

Entérate: Tren Maya cambió ruta tras dar a Sedena 522 mdp para proyecto ejecutivo y remover más de 20 mil árboles

En julio de 2020, en Twitter, la cuenta del Tren Maya indicó que “las MIAs de los tramos 4, 5, 6 y 7 (Izamal-Cancún-Tulum-Bacalar-Escárcega) estaban en proceso de elaboración y que cuando las presentaran ante Semarnat “serán documentos públicos que cualquier ciudadano podrá consultar”.

Animal Político preguntó al área de comunicación del Fonatur sobre la MIA del Tramo 5 y la respuesta que dio a la solicitud de transparencia, pero únicamente refirió a la declaración de este jueves del presidente.

Por su parte, la Semarnat respondió a una solicitud de transparencia que “no se cuenta con ninguna manifestación de impacto ambiental ingresada con esa denominación”, es decir con la del Tramo 5 del Tren Maya.

Un documento que envió en respuesta a otra solicitud exhibe que otorgó un “permiso provisional” a las obras del Tramo 5.

Ahí Fonatur reconoció que sí habrá afectaciones a animales, vegetación, cenotes, suelo y aire, y planteó medidas de mitigación, aunque no proporciona el nivel de detalle de una Manifestación de Impacto Ambiental.

Te puede interesar: Una empresa militar operará cuatro aeropuertos y el Tren Maya: AMLO

Dicho permiso provisional se otorgó siguiendo el acuerdo presidencial sobre proyectos y obras de seguridad nacional, que ordena a todas las dependencias otorgar autorizaciones temporales para las obras prioritarias del gobierno federal.

Un acuerdo que, según especialistas consultados, favorece la opacidad e incluso viola la Constitución. 

“Habría que ver, por ejemplo, si es que no se presenta la Manifestación de Impacto Ambiental, en algo para el Tren Maya, y empiezan la obra solo con el aviso provisional y entonces tienen un año para acabar con la selva y qué tal si estaba mal y las comunidades no se van a poder amparar porque es un hecho consumado que ya está la vía del tren”, expuso David Sánchez Mejía, abogado y maestro en Derecho Constitucional y Derechos Humanos.

En cuanto a los estudios de Impacto Ambiental, hasta donde sabemos, no existen. Tan no hay estudios de impacto ambiental que no hay autorizaciones en materia de impacto ambiental”, comentó Gustavo Alanís, director del Centro de Derecho Ambiental, durante un evento organizado por el Seminario Universitario de Sociedad, Medio Ambiente e Instituciones de la UNAM.

Animal Político contactó a la presidencia de México, para saber si tenían una precisión o comentario adicional, pero no respondieron hasta la publicación de este texto.

Obras iniciadas sin MIA y amparos

En la Cuenta Pública 2020, la Auditoría Superior de la Federación señaló que en los tramos 2 y 3 del proyecto las obras del tren arrancaron sin contar antes con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA). Esto, en específico respecto a las obras en más de 600 kilómetros de vía, en Chiapas y Yucatán.

Además, distintas organizaciones han presentado amparos durante la construcción del Tren Maya.

En 2021, la Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch’ Xíinbal, presentó un amparo por las violaciones al derecho al medioambiente sano y a sus derechos como pueblo maya originario, y un juez determinó que se debían suspender las obras en los tramos 1, 2 y 3.

Sin embargo, la organización denunció apenas el 30 de marzo que estas suspensiones habían sido eliminadas. 

“El Poder Judicial de la Federación está siendo totalmente permisivo y aquiescente, pues sus resoluciones niegan las suspensiones del proyecto Tren Maya por meros formalismos, y a pesar de la existencia de pruebas y hechos notorios de la devastación de la flora y fauna, así como de la integridad de los pueblos mayas en Yucatán”, acusó la organización. 

Ambientalistas demandan la suspensión

Colectivos y organizaciones que han mostrado su preocupación debido al impacto de esta construcción se reunieron el pasado 28 de marzo para detener simbólicamente las obras del tramo 5 del Tren Maya.

Greenpeace México, Siempre Unidas A.C., Jaguar Wildlife Center, Centinelas del Agua, Red de Formadores Socioambientales y Moce Yax Cuxtal A.C., llamaron al presidente “a suspender inmediatamente las operaciones en el tramo 5.

En un comunicado, Greenpeace señaló que les preocupa que no exista una Manifestación de Impacto Ambiental de este tramo, y en sus redes sociales ha compartido la petición online “NO a la devastación de la selva maya”. Busca llegar a 50 mil firmas y hasta las 12 del día de este jueves cuenta con 35,658.

En redes sociales, la campaña #SélvameDelTren ha sido conformada por habitantes de la zona, ecologistas y famosos, quienes también hacen un llamado al presidente y a las autoridades federales para detener este tramo.

Aleira Lara, directora de Campañas de Greenpeace México, coincidió en señalar a Animal Político que hasta el momento no existe una Manifestación de Impacto Ambiental al Tramo 5, por lo que la obra no está dentro del procedimiento que marca la ley.

“Hemos estado demandando que por el principio precautorio la Profepa intervenga para determinar sanciones a los responsables de avanzar una obra sin haber presentado la manifestación y sin tener aprobación, son dos puntos que se están violando”.

Explicó que esto presenta alertas graves que tendrían que derivar en la suspensión, que desde el punto de vista de Greenpeace debe ser permanente, por la fragilidad de la zona, “dado el tipo de terreno representa un riesgo ambiental y también de un posible colapso del megaproyecto”. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.