No, la vacuna contra Covid no está hecha para modificar nuestro ADN
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

No, la vacuna contra Covid no está hecha para modificar nuestro ADN

Algunas vacunas utilizan el material genético del virus para montar una respuesta inmune en el cuerpo humano, pero no modifican nuestro ADN.
20 de noviembre, 2020
Comparte

¿Las vacunas de ARN mensajero pueden modificar nuestro ADN? Eso es falso, pues su objetivo únicamente es montar una respuesta inmune en el cuerpo para poder evitar la infección del SARS-CoV-2. Pero una imagen en Facebook insinúa que la vacuna no sirve para protegernos, y su única finalidad es “cambiar el ADN”.

La ilustración que muestra una jeringa con signos de euros y dólares ya se compartió cientos de veces. Esta publicación ha servido para que otros usuarios continúen un discurso que niega la existencia de la pandemia con comentarios como “la pandemia no es real”. 

Otros usuario, por ejemplo, dijo que:  “todo esto es un plan muy preparado para vender sus vacunas. Lo que aún no me queda claro es si el virus existe de verdad o sólo se ha manipulado la información”.  

¿Sólo un 10% de los enfermos de COVID-19 tienen síntomas? 

La ilustración con información falsa dice que: “La covid produce un 90% de asintomáticos, pues no notan jamás que están enfermos. Y sólo un 10% sufrirán sus síntomas”. 

Pero de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recuperan de la enfermedad sin necesidad de tratamiento hospitalario. Alrededor de 1 de cada 5 personas que contraen la COVID‑19 acaba presentando un cuadro grave y experimenta dificultades para respirar”. 

La OMS también aclara que es posible contagiarse de alguien que solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo. Y señala que “según algunas informaciones, las personas sin síntomas pueden transmitir el virus. Aún no se sabe con qué frecuencia ocurre”. 

La cifra del “90% de asintomáticos”, quizá pudo ser extraída de una declaración que dio Ricardo Cortés, director general de promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, quien dijo que al 16 de marzo había en México 82 casos confirmados de coronavirus y que 90% de las personas atendidas no presentaron sintomatología. 

Pero la cifra de cuántas personas confirmadas con COVID presentan síntomas y cuales no, todavía no es oficial y se ha ido modificando conforme aumentan los casos. Por ejemplo, en junio se publicó en la revista Ann Intern Med,un estudio titulado “Prevalencia de la infección asintomática por SARS-CoV-2”. De acuerdo con esa investigación, “las personas asintomáticas parecen representar aproximadamente entre el 40% y el 45% de las infecciones por SARS-CoV-2 y pueden transmitir el virus a otras personas durante un período prolongado, tal vez más de 14 días”.  

¿La vacuna de ARN mensajero tiene un 90% de eficacia? 

La ilustración con información falsa también dice que “la vacuna de ARNm tiene un 90% de eficacia”. El pasado 9 de noviembre, Pfizer anunció que “se encontró que la vacuna candidata es más del 90% efectiva para prevenir COVID-19 en participantes sin evidencia de infección previa por SARS-CoV-2 en el primer análisis de eficacia provisional”.

Esa vacuna está basada en  ARNm y posiblemente es a la que se refiere la imagen. Pero hay que recordar que esa es sólo una de las múltiples vacunas que se están probando en todo el mundo.  Hasta el 12 de noviembre, la OMS tenía un registro de 42 vacunas candidatas en evaluación clínica, aunque no todas están hechas con ARN mensajero. 

¿La vacuna de ARNm puede cambiar mi ADN?

“Nada cambiará cuando llegue la vacuna. Excepto tu ADN”, dice la imagen con información falsa. Pero una vacuna de ARN mensajero no sirve para cambiar el ADN de las personas. 

Como te explicamos en esta nota, una vacuna es una sustancia que enseña a nuestro cuerpo a generar una respuesta inmune para defenderse contra un virus. Así cuando el virus entre en nuestro cuerpo no nos puede infectar. En el caso de la COVID-19, el virus se llama SARS-CoV-2. 

El doctor Alejandro Cané, líder de asuntos científicos y médicos para América del Norte de la división de vacunas de Pfizer, nos explicó que lo que están haciendo “es secuenciar la información genética del virus, copiarla, sintetizar una molécula de aRN mensajero, y meterla en una bolsita de lípidos que la protege de la degradación en la sangre”.  

El doctor Cané señala que las ventajas de este tipo de vacunas es que no es necesario manipular el virus. Sólo se copia una porción del ARN que tiene la información necesaria para que el virus use su llave y entré a la célula.

Entonces, las vacunas de ARNm llevan una parte del material genético del virus a nuestro cuerpo, para que el organismo active una respuesta inmune en su contra. Eso no tiene nada que ver con la modificación de nuestro ADN.  

Como existen muchos mitos sobre las vacunas, hicimos este video que puedes consultar acá

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.