Vacuna COVID no provocó que la artista Ainhoa Arteta sufriera amputación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La vacuna COVID no provocó que la artista Ainhoa Arteta sufriera una amputación

Las publicaciones virales sacaron de contexto el estado de salud de la soprano y  provocan un movimiento anti vacuna.
14 de septiembre, 2021
Comparte

Publicaciones en redes sociales aseguran que la artista española Ainhoa Arteta sufrió la amputación de algunos dedos como consecuencia de haberse vacunado en julio de este año contra COVID-19, pero los dichos no tienen sustento científico. 

Arteta sufrió la amputación porque sus dedos estaban necrosados, luego de sufrir una inflamación que descontrola el funcionamiento de órganos, llamada sepsis. 

Estas publicaciones sacaron de contexto el estado de salud de la soprano y  provocan un movimiento anti vacuna. “Nunca me voy a vacunar”, dijo un usuario tras leer una de las publicaciones.  

“Y hoy le ha tocado tromboloto a Ainhoa Arteta. 21 de julio se vacuna. 23 de julio a la Unidad de Cuidados Intensivos 10 días. Hoy infarto y amputación de varios dedos. Los covidiotas lo reconocéis ya o aún necesitáis más tiempo”, dice otra de las publicaciones que utiliza el hashtag  #Yonomevacuno. 

Luego, otra publicación señala “Ainhoa Arteta de 56 años. En primavera contrae el Covid y lo supera, luego obtiene anticuerpos naturales de por vida, por lo que no debería vacunarse jamás”, describe el usuario. Pero de acuerdo con la ciencia, para tener una mejor inmunidad las personas que enfermaron deben vacunarse. 

Las publicaciones superan los mil compartidos en Twitter y en Telegram se han vuelto virales. 

Las secuelas del COVID que terminaron en amputación 

De acuerdo con lo descrito por la revista española Semana, Ainhoa Arteta sufrió la amputación de uno de sus dedos de una mano y de un pie, derivado de unas secuelas de la enfermedad, pero no de la aplicación de la vacuna. 

Todo se remonta a febrero de este año, cuando la artista española tuvo COVID-19. Para el mes de abril comenzaron los mayores problemas de salud.  

“Lo que me pasa es una consecuencia del COVID, que me ha salido ahora, es como un edema, bueno se me han inflamado las venas dentro de las rótulas de los huesos. El peligro está en que no debo de andar mucho, tengo que reposar”, dijo Ainhoa Artetaen un video de Instagram en abril de 2021. 

Tres meses después pudo acceder a la vacunación, lo cual también hizo público a través de su Instagram

Para septiembre ha sufrido una sepsis, que es una inflamación y descontrol de los órganos,  y que ha derivado en la amputación de dos de sus dedos. 

El médico Jesús Sánchez, exconsejero de Sanidad en la Comunidad de Madrid, contó a la cadena televisiva española RTVE las razones por las que las secuelas del COVID provocaron esto, y no la vacuna. 

“En primer lugar ha tenido COVID, que provoca a la larga la disminución de la vascularización de las manos y los pies. Además, tuvo una infección urinaria que le llevó a una sepsis”, dijo Sánchez. 

El exconsejero agregó que esto  tiene consecuencias y puede provocar necrosis, que conlleva a una amputación, situación que le pasó a Ainhoa.

“A veces hay complicaciones en los vasos sanguíneos más alejados del corazón, se produce una necrosis del tejido y hay que actuar inmediatamente para evitar que tenga lugar una necrosis generalizada”, explicó el médico. 

Tal vez te interesa: Pérdida de cabello y falta de aire: secuelas de COVID-19

Pérdida de cabello y falta de aire: secuelas de COVID-19

La recomendación es vacunarse aunque se haya enfermado

Contrario a lo que dice la publicación, los expertos recomiendan vacunarse después de haber enfermado. 

Luis Nateramédico Especialista Neumología y Medicina Crítica, publicó una columna de opinión en la que sostiene que “la inmunidad que deja la vacuna es más eficiente que la de la infección. Comprobado”.

De acuerdo con este texto de la BBC, los estudios más recientes indican que una persona puede tener protección de hasta al menos 12 meses luego de haber enfermado. Pero los expertos refieren que,  sin duda, esta protección aumenta cuando la persona que había enfermado accedía a la vacuna. 

En conclusión, a Ainhoa Arteta le fueron amputados sus dedos debido a las secuelas de COVID-19 y a una falla en sus órganos. Pero no debido a la vacuna.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.