Diferentes métodos, pero también filas: así la vacunación en otros países
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Diferentes métodos, aunque también filas: Cómo ha sido la vacunación en otros países

Potencias mundiales y naciones con menos recursos han enfrentado por igual problemas en el proceso de vacunación masiva, como largas filas, retrasos en las dosis y casos de funcionarios que se adelantaron al ciudadano común.
AFP
Por Lidia Sánchez y Siboney Flores
17 de febrero, 2021
Comparte

Las filas para vacunarse, ¿es algo que ocurrió solo en México? No. En diferentes países se han observado escenas similares, y otros problemas o polémicas, aunque también hay ciertos sistemas o prácticas que dieron mejores resultados.

Fotografías tomadas por diferentes agencias de noticias retratan que al menos en Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Irlanda, Alemania e Israel quienes han sido vacunados también han tenido que esperar mucho tiempo en las filas. 

Y sí, también fue el caso de personas adultos mayores, como en las ciudades de Pittsburgh, Florida y Los Angeles. En Estados Unidos, por cierto, se observaron largas filas incluso en automóvil, de personas a bordo también esperando su dosis.

Entre los hechos polémicos o negativos están los de funcionarios que se habrían aprovechado de la jerarquía de su puesto para ser vacunados antes que el resto.

En Alemania se viralizó en redes sociales el término ‘Impfdraengler’ para designar a aquellos que se habían colado en la fila, esto después de los reportes sobre jefes de hospitales y políticos locales que recibieron sus vacunas antes que los médicos y enfermeras, el personal de primera línea. 

El caso que ha hecho más ruido en América Latina es el de Perú, donde funcionarios y personas cercanas a ellos se vacunaron antes que el resto de la población, el año pasado, con las dosis de los ensayos clínicos de la empresa Sinopharm. Entre ellos, estuvieron el expresidente Martín Vizcarra, su esposa y exprimera dama Maribel Díaz , y su hermano César Vizcarra, según un reporte de El Comercio. 

También en América Latina, de cara al inicio de la vacunación en Colombia al personal médico de primera línea, hubo incertidumbre y confusión, con algunos trabajadores de la Salud sin registro o con poca información sobre cuándo y dónde serían vacunados, según reportó La Silla Vacía. 

Incluso potencias como Estados Unidos, Alemania y Francia, tuvieron también en un inicio problemas con las plataformas de registro, como pasó en México, con líneas saturadas y mensajes de error en las pantallas. 

Entre las buenas prácticas, está lo que nos contaron habitantes de Chile, donde el sistema permite que a quien le toque dosis se presente por su vacuna incluso en una zona distinta a la de donde vive, si tuvo que salir a trabajar o con algún otro propósito. Además, hay servicios de traslado en autobuses para vacunar a los adultos mayores. 

Otro punto a mencionar es que estos países han lidiado con dificultades para la vacunación, pero al menos tienen dosis disponibles. En días previos, el director de la OMS advirtió que más de 100 países en el mundo aún no habían puesto siquiera alguna dosis, alertando sobre la desigualdad. 

Entérate: Dos mundos ante la COVID, las cifras que muestran la desigualdad en la vacunación

Estados Unidos, sin un registro único

En Estados Unidos el sistema de registro por internet no es único, como en México. Allá, cada ciudad y estado habilitan páginas para que los habitantes puedan obtener una cita y así recibir su vacunación. En algunas entidades se emplean líneas telefónicas también. 

Durante los primeros días de su lanzamiento solo se habilitaron una cantidad determinada de lugares, pero estos se acabaron en menos de 10 minutos.

Catherine Montesi, una educadora de 33 años de edad que vive en la ciudad de Nueva York, explicó en entrevista con Animal Político que en Estados Unidos obtener una cita para recibir la vacuna es como “un asunto de suerte que tienes que jugar enfrente de tu computadora”.

“Te sientas enfrente de tu computadora y tienes que navegar a través de diferentes sistemas porque no existe uno solo en donde te puedas registrar”, dice Montesi. Ella también explica que se necesitan hacer varios intentos, incluso por la madrugada, y por varios días para tener éxito.

“Quienes obtienen sus citas son aquellos que tienen acceso a internet y el tiempo de estar intentando en los diferentes sistemas. Esto quiere decir que las personas que pueden tener acceso a las vacunas no necesariamente son quienes más las necesitan”, agrega la joven neoyorquina. 

Con el fin de lograr una mejor cobertura en la vacunación, el gobierno de Estados Unidos da vacunas a las cadenas como Walmart y Sam’s Club, para que a través de sus farmacias apliquen las vacunas. Los interesados también tienen que hacer un registro electrónico en las páginas de los supermercados.

Israel, el país con mayor avance 

Israel es el país con el mayor porcentaje de población que ha recibido al menos una dosis, a nivel mundial. Ha sido reconocido como un caso de éxito, aunque el hecho de que el gobierno hiciera un acuerdo con Pfizer, para recibir vacunas a cambio de información sobre quiénes la reciben, también ha generado cuestionamientos de expertos en datos personales. 

En Israel todas las personas tienen que estar, por mandato federal, dadas de alta en su sistema médico, el cual es 100% digital. 

Están registradas en cuatro grupos u organizaciones de mantenimiento de la atención médica (o HMO). Se distribuyeron suministros de vacunas a estas HMO, quienes a su vez las administraron.

Chile, con los mejores resultados en AL

Chile es el país latinoamericano con mayor avance de dosis aplicadas. A la fecha lleva más de 2 millones y lo ha logrado en menos de 3 semanas. 

Parte de la accesibilidad de su plan de vacunación es que la ciudadanía también es responsable de hacer posible esto, según nos contó una habitante. 

Uno tiene que estar bien informado, a través del sitio web del gobierno, que lleva por nombre el plan de vacunación “Yo me vacuno”. Ahí anuncian cada semana qué grupos serán los prioritarios a vacunar esos días. 

Después, en el mismo sitio, las personas colocan la región y la comuna donde viven y el sitio les arroja una dirección, que es el centro de vacunación más cercano -que puede ser un estadio, una escuela o una clínica- para irse a vacunar. 

Y si acaso una persona tuvo que trasladarse a otra comuna o región para trabajar, cuidar o simplemente lo deseó así, y corresponde al grupo que se vacuna esa semana, puede acudir sin problema al centro de vacunación más cercano. 

Según el plan de vacunación lo que mayor prioridad le han dado es al tema de poder vacunar a sus adultos mayores. Cómo colocar buses para transportarlos a los lugares de vacunación o que personal médico vaya a casa a aplicarles la vacuna. 

Según el Plan de Vacunación de Chile, esperan aplicar la primera dosis de la vacuna a 15 millones de personas, es decir, a cerca del 80% de su población para finales de junio. 

La aplicación de la vacuna es voluntaria. Esta semana, que ya van más avanzados, corresponde vacunar a maestros, personal de farmacias, personas que atienden a la ciudadanía, personal de seguridad y personal que analiza pruebas de COVID-19. 

De los problemas que más han resaltado, es que en los anuncios de los grupos a vacunar no se especifica la edad de quienes pueden acudir. Por ejemplo, el presidente Piñera salió a aclarar que se vacunará a los maestros, sin importar si tienen más de 60 años o no. 

Actualmente tres vacunas han recibido su aprobación de emergencia en Chile: la desarrollada por Pfizer y BioNTech, por Sinovac y por AstraZeneca y Oxford.

España, con vacunación por comunidades 

Aunque se pretendía que el plan de vacunación fuese rápido, España ha enfrentado algunos obstáculos en el tema. Tal como están las cosas, el país tardará en cumplir con su meta de inmunizar al 70% de su población, que son poco más de 66 millones de personas. 

Parte de su problema, relata la cadena BBC, es que la farmacéutica AstraZeneca anunció un retraso en la entrega de vacunas a la Unión Europea, y España depende de lo que ha firmado la Unión Europea, por lo que ahora su apuesta es a lo que entregue la farmacéutica Pfizer. 

La otra parte de su problema es que aunque las autoridades han asegurado que personas con seguro médico privado y migrantes recibirán la vacuna, aún no está muy claro cómo se hará para lograrlo, pues de momento solo se notifica a quienes están registrados en  el servicio público de salud. 

Elena, una joven manchega, explica que de momento “todo está siendo a cuentagotas”. 

Y agrega que quienes tienen registro en sanidad se sienten tranquilos de que el aviso sea por teléfono para darte día, hora y lugar, y aclara que todas las citas son en clínicas cercanas al domicilio. 

Actualmente, las comunidades -estados- que integran España no aplican las dosis de la misma forma. 

Por ejemplo, el diario El País relata que siete de las comunidades iniciaron esta semana a vacunar a personas mayores de 80 años que no viven en residencia, mientras que el resto de comunidades se mantienen en la vacunación de personal sanitario. 

Este país se ha concentrado en que quienes reciben la primera dosis tengan la seguridad de que les llegará la segunda entre 21 y 28 días, para crear una inmunidad de alrededor del 90%. 

Según el medio RTVE, de las más de 2 millones de personas vacunadas el 40% ya tiene ambas dosis. 

Reino Unido, registro nacional y médico de cabecera 

Pilar es una mexicana de 23 años que reside en Reino Unido. Según la app británica que te dice cuándo probablemente sea tu turno de vacunarte, ella lo hará entre mayo y junio. 

Ella no duda en aplicarse la vacuna. Además, sabe que para visitar a su familia en México será obligatorio presentar prueba de que ya se vacunó. 

Aunque todavía no le toca, platica que hay algunas quejas por la burocracia con la que se lleva a cabo el plan de vacunación. “Si te dan una cita y no puedes ir, es muy complicado reagendar, se vuelve un asunto complicado”, relata. 

Parte de la estrategia que utilizó el país fue crear pequeñas estaciones de salud, que no son más que carpas. Ahí aplican la vacuna, pueden hacer pruebas y vigilan cualquier reacción adversa. 

La prioridad a vacunar son residentes y trabajadores de asilos, personas mayores de 80 años y trabajadores de salud y asistencia social. 

En este país, por ley, todos están registrados ante el Servicio Nacional de Salud y tienen un médico de cabecera. 

Según cuenta Pilar, dicho médico llama a tu móvil y te informa del lugar, día y hora para aplicarte la vacuna, por lo que no debería haber una espera de tantas horas. Aunque como vimos en el video arriba, en algunos momentos sí se registraron largas filas.

Reino Unido aprobó el pasado 3 de diciembre el uso de la vacuna Pfizer-BioNTech y con ello se convirtió en el primer país a nivel mundial en aprobar una vacuna contra el coronavirus. 

Para el 8 de diciembre arrancó su programa de vacunación y a la fecha han aplicado más de 15 millones de dosis, lo que cubre casi a un cuarto de su población. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.