COVID: Dudas y respuestas sobre las vacunas tras primeros días de aplicación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

¿Tarda en hacer efecto? ¿Por qué algunos son alérgicos? Dudas y respuestas en primeros días de vacunas COVID

Han surgido al menos un par de casos que dieron pie a desinformación sobre las vacunas o incluso temor en redes sociales, si no se da el contexto necesario.
Cuartoscuro Archivo
5 de enero, 2021
Comparte

A casi un mes de que empezaran a aplicarse en Reino Unido y después en otros países las primeras vacunas contra COVID-19, han surgido al menos un par de casos que dieron pie a desinformación o incluso temor en redes sociales, si no se da el contexto necesario sobre lo ocurrido en cada uno de ellos. 

Uno de ellos se dio en México, y con él comenzamos.

La doctora con una reacción grave en Coahuila

En el primer día del 2021, el IMSS confirmó que tenía bajo análisis el caso de una doctora de 32 años que tras recibir la vacuna de Pfizer-BioNTech en Monclova, Coahuila, tuvo una reacción adversa grave, por lo que tuvo que ser hospitalizada en una unidad de terapia intensiva. 

“Presentó erupción cutánea, crisis convulsivas, disminución de la fuerza muscular y dificultad respiratoria, en la siguiente media hora a la aplicación”, detalló el Instituto Mexicano del Seguro Social.

El doctor Víctor Hugo Borja, director de Prestaciones Médicas , hizo una cronología de su caso:

— Se vacunó el 30 de diciembre contra SARS-CoV-2 a las 9:30 horas, “presentó 20 minutos después de la vacunación una reacción alérgica caracterizada por hinchazón de la lengua, labios, rash en cuello y pecho, se llenó de ronchitas”.

— En el área de vacunación, un médico “le aplicó un medicamento que inmediatamente permitió la recuperación de esta sintomatología”.

— A las 11:00 horas volvió a su lugar de trabajo… “presentó una convulsión” y la trasladaron a Urgencias.

— “El 31 de diciembre presentó nuevamente convulsiones, ya hospitalizada en Monclova, y por este motivo y después de hacerle algunos estudios para complementar el diagnóstico y continuar el tratamiento, fue referida a la UMAE 25, es una Unidad Médica de Alta Especialidad en el IMSS en Monterrey.

En este se hizo una segunda resonancia magnética de cráneo y cuello, y las imágenes hicieron sospechar de mielitis transversa, sin que se confirmara este diagnóstico”.

“El primero de enero presentó nuevamente convulsiones, se instauró un tratamiento intensivo y se hizo algo que en medicina le llamamos plasmaféresis, que es el intercambio de plasma, los anticuerpos en una reacción alérgica o de este tipo, que se pueda sospechar una reacción mediada por anticuerpos, se encuentran en el plasma, lo que se hace es se extrae la parte líquida de la sangre, de dos mil mililitros, se extraen y se retiran los anticuerpos y esto disminuye la respuesta que posiblemente estuviera mediada por los anticuerpos.

Con este intercambio de plasma la paciente mejoró y disminuyeron un problema que tenían de debilidad de la fuerza muscular, sobre todo de los miembros inferiores.

El diagnóstico en ese momento fue de una reacción alérgica a la vacuna, esto está confirmado, la reacción alérgica, lo que no está confirmado es esa otra reacción que llevó a las convulsiones y a la disminución de la fuerza muscular, si esto se relaciona con la vacuna o no, y esto es lo que se sigue estudiando, puede haber coincidido en el tiempo y puede haber habido algunas condiciones previas de la doctora que le llevaran a esta respuesta”.

Con antecedentes de alergias

Un punto clave, que anotó el IMSS, es que la doctora, antes de aplicarse la vacuna, tenía “antecedente de alergia al Trimetroprim con sulfametoxazol, misma que puede ocasionar cuadros graves e inclusive la muerte y se caracteriza, entre otras cosas, por erupciones cutáneas, angioedema y reacción anafiláctica”. 

En entrevistas con medios, el secretario de Salud de Coahuila, Roberto Bernal, dijo que al hacerse el protocolo de entrevista previo a que se aplicara la vacuna, la doctora no informó que tenía antecedentes de alergias. 

Si bien Trimetroprim con sulfametoxazol no aparecen en el listado de ingredientes de la vacuna, de cualquier modo debió impedirse la aplicación, al tener un antecedente de alergia importante, según explicó Bernal. 

“Cuando se van a vacunar en el primer módulo se les pregunta todo eso, y esta doctora no lo manifestó, no lo dijo, ella debió haber dicho yo soy alérgica a muchas cosas, entonces no la hubiéramos metido y si la metemos, la metemos con otras precauciones, entonces no se debió haber vacunado ella, esa es la conclusión”, mencionó Bernal, según un reporte de Noticieros Televisa. 

Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus de la UNAM, dijo que es necesario esperar a resultados de estudios, para determinar qué ocurrió con precisión, en el caso de la doctora. 

“Todavía no se sabe que pasó ahí, todavía no se vale decir si fue o no la vacuna, es una reacción que está relacionada con la vacunación y hay que estudiarla, hay que ver qué pasó, qué antecedentes tenía la paciente, qué medicamentos tenía o qué otra cosa había”, dijo Rodríguez.

“Eso lo tiene que evaluar un grupo de expertos que determine si hay o no relación con la vacuna, y si lo hay se documenta y ya, se toma y se actúa en consecuencia”, agregó. 

En México, apuntó, hay un centro nacional de farmacovigilancia de la Cofepris, que se encarga de analizar casos como este. 

El reporte más reciente sobre el estado de salud de la doctora, indicó que ya se encontraba consciente y con evolución favorable.

“La médica continua bajo tratamiento especializado, continúa internada en la UMAE 25 en Monterrey, al día de hoy se reportó con mejoría en su estado de salud, ya no ha presentado convulsiones, ha mejorado ligeramente la fuerza muscular, se encuentra despierta, consciente y bien orientada”, refirió el doctor Borja.

Hasta el 4 de enero, según los reportes oficiales, han recibido en México la primera dosis de la vacuna de Pfizer más de 40 mil personas, y hasta ahora es el incidente más grave que haya sido reportado. La secretaria de Salud capitalina, Olivia López, dijo este lunes que en la aplicación en la Ciudad de México no han tenido ninguna reacción grave. 

“En la ciudad han sido casos leves, sobre todo tiene que ver con molestia en el momento de la aplicación, algún dolor muscular, también cefalea… después de que se pone la vacuna, se deja en observación a las personas durante 30 minutos, y es en estos momentos donde algunas manifiestan alguna molestia como cefalea o malestar en el sitio de la vacuna, pero no se han documentado más problemas de reacciones graves más que eso”.

El 30 de diciembre pasado, el doctor Manuel Cervantes Ocampo, coordinador de atención integral a la salud en primer nivel (MCO), dio un balance sobre las reacciones a la vacuna en México:

“Como se esperaba, y esto es mucho muy importante, se han presentado algunos eventos atribuibles a la vacunación. Leve, 22 casos de estos que acabo de comentar, uno grave que sólo requirió la aplicación de un antihistamínico, un medicamento para poder quitar la alergia que estaba produciendo, sin ningún problema por el momento. 

Son eventos atribuibles a la vacunación que son esperados, como dolor de cabeza, mareo, algunas palpitaciones que se han atendido de una manera muy puntual”. 

¿Qué son y cómo se dan las alergias?

Las alergias son reacciones adversas a un agente externo a nuestro cuerpo, como el polvo, los alimentos o las medicinas. 

Según no explicó el Jefe del Servicio de Alergia e Inmunología Clínica del Nuevo Hospital Civil de Guadalajara, el doctor Juan I. Menchaca, la diferencia entre una alergia y un efecto secundario que puede provocar algún “agente externo”, como las medicinas, está en que cuando hay una alergia se activa el sistema inmune de una persona, y puede darse una reacción más grave que incluso ponga en peligro la vida, lo que se conoce como anafilaxia o reacción anafiláctica.

En el caso de los efectos secundarios, se suele advertir sobre ellos en la etiqueta de los medicamentos, como una “posible reacción conocida” para cualquier persona, según refiere la Clínica Mayo. Entre este tipo de efectos, luego de aplicarse las vacunas, está el tener algo de fiebre, fatiga y dolor de cabeza o incluso diarrea. La mayoría de las veces, según el CDC estadounidense, esto ocurre un día después de la vacunación. 

En la reacción alérgica, como ya explicamos en el caso de la doctora, se dan síntomas como erupción cutánea o urticaria, crisis convulsivas, disminución de la fuerza muscular, dificultad respiratoria, mareos, taquicardias, e incluso pérdida de la consciencia. 

¿Por qué ciertas personas pueden ser alérgicas a ciertos medicamentos?

“Las enfermedades alérgicas requieren de algunas condiciones para que se puedan manifestar. La más importante es una predisposición genética, hereditaria”, mencionó el doctor Menchaca. 

En esa predisposición genética, detalló, influyen factores como el sitio en que ha vivido esa persona, el medio ambiente, e incluso su alimentación.  

De acuerdo con el especialista, determinar que una persona sufrió alergia  a una sustancia o medicina determinada, o si solo son efectos secundarios que hasta cierto punto son esperables con ciertas sustancias o medicinas, no es algo sencillo. 

“No hay pruebas estandarizadas, en ninguna parte del mundo, que nos permitan con facilidad poder hacer el diagnóstico de alergia al medicamento”, refirió. 

“Es muy complejo que la persona sepa el componente que lo pudo haber puesto mal, incluso para un médico puede ser difícil, definir que se trata de una reacción alérgica”, agregó. 

Si bien la alergia grave o anafilaxia es poco frecuente, dijo, cuando a una persona le toque ir a vacunarse  es importante que sea transparente y menciona si en el pasado ya tuvo algún antecedente. 

“Si la persona tiene la precaución de decir que tiene una historia de reacciones alérgicas a vacunas o de alergias a medicamentos, la persona que administra la vacuna tendrá más precaución una vez que administre la vacuna para prevenir la COVID”.

Reacciones con la aplicación en Europa y EU

Desde el inicio de la vacunación en Reino Unido (9 de diciembre), se han reportado los casos de dos trabajadores del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) que sufrieron reacciones alérgicas y necesitaron medicamento después de recibir la inyección de Pfizer y BioNTech.

Por ello, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA), recomendó que los adultos británicos con un historial significativo de reacciones alérgicas “significativas” a medicamentos, alimentos o vacunas no reciban la inyección.

En Estados Unidos se reportó el 16 de diciembre que una trabajadora de salud en Alaska sufrió una reacción alérgica grave después de recibir la vacuna. Pfizer dijo al respecto, según la agencia AFP, que “supervisaremos de cerca todos los informes que sugieran reacciones alérgicas graves después de la vacunación y actualizaremos el texto de la etiqueta si es necesario”.

En una hoja informativa para la población de Estados Unidos, el laboratorio señaló que la segunda dosis no debe ser administrada a personas que tuvieron una reacción alérgica después de la primera dosis de esta vacuna, o que han presentado reacciones alérgicas severas a cualquiera de las sustancias que contiene. 

En el mismo sentido, los CDC publicaron una guía para la vacunación, en la que señalaron que se debe evitar su aplicación en personas que tuvieron una reacción alérgica inmediata “de cualquier severidad” –definidas como urticaria, angioedema, dificultad respiratoria y diferentes a los “efectos secundarios” como fatiga y fiebre– después de la primera inyección de la vacuna o al polisorbato, según la autoridad de Estados Unidos.

“Si ha tenido alguna reacción alérgica inmediata, incluso si la reacción no ha sido grave, a alguna vacuna o terapia inyectable para tratar otra enfermedad, consulte a su médico si debería recibir la vacuna contra el COVID-19. Su médico le ayudará a determinar si es seguro vacunarse”, refirió.

Sin embargo, los CDC también explicaron que las personas con alergias a los alimentos, las mascotas, el látex o las condiciones ambientales, así como a los medicamentos orales (con excepción de las sustancias que incluye la vacuna) seguían siendo candidatas para vacunarse.

En un portal especializado de Pfizer para personal de salud en México, el laboratorio señala que su vacuna no se debe administrar a personas “con antecedentes conocidos de una reacción alérgica grave (p. ej. anafilaxia) a algún componente de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra COVID-19”.

¿Que pasó con el enfermero que dio positivo, aunque ya lo habían vacunado?

El otro caso es el de un enfermero de California, Estados Unidos, que dio positivo a al virus Sars-Cov2 y desarrolló COVID-19 una semana después de que le inyectaron la vacuna de Pfizer/BioNtech. Algunos, al leer solo el encabezado, se preguntaron entonces si la vacuna en verdad era útil contra la enfermedad. 

El enfermero en cuestión, Matthew W., trabaja en dos hospitales, recibió la vacuna de Pfizer el 18 de diciembre. Justo seis días después, tras trabajar un turno en una unidad COVID-19, comenzó a tener dolores musculares y fatiga. Fue a que le hicieran la prueba, y resultó positivo. 

Al respecto, científicos y autoridades de Salud explicaron tres cosas: uno, que el efecto de la vacuna para evitar la enfermedad COVID-19 no es inmediato. Dos, que el contagio pudo darse antes de que le pusieran la vacuna, ya que el periodo de incubación de COVID puede darse en un lapso de entre 1 y 14 días. Y tres, que en el caso de la vacuna de Pfizer, se requieren dos dosis para tener el máximo de protección (21 días de espacio entre cada una de ellas), para que tu sistema inmune aprenda a prepararse lo mejor posible para combatir el virus, y no te enfermes. 

“En general, se consideran 15 días por la manera en que funciona el sistema inmune, 15 días como un periodo de no protección. Durante esos 15 días es imprescindible que todas las personas vacunadas no asuman que están protegidas”, dijo el subsecretario de Salud en México, Hugo López-Gatell, respecto al tiempo que tarda el sistema inmune en proteger ante Covid, al recibir la vacuna.

“Sabemos por los ensayos clínicos de la vacuna que tomará entre 10 y 14 días comenzar a desarrollar la protección de la vacuna”, coincidió en ese sentido el doctor Christian Ramers, especialista en enfermedades infecciosas de los Family Health Centers de San Diego, en Estados Unidos, consultado por la cadena KGTV. 

La primera dosis de la vacuna de Pfizer, insistió, da alrededor de un 50% de protección, y se necesita la segunda dosis para llegar al 95%. Hasta ahora ninguna vacuna ha asegurado ofrecer un 100% de efectividad. 

“Una vez que han completado las dos dosis del esquema en los esquemas de dos dosis, de todos modos tienen que considerar 15 días posteriores a la segunda aplicación para considerarse razonablemente seguras de que están protegidas”, expresó Gatell.

En cualquier escenario, autoridades de Salud y especialistas han recomendado a la gente que ya ha sido vacunada seguir tomando las medidas de protección de sana distancia, lavado de manos y uso de cubrebocas, ya que aún no se determina hasta qué punto las personas vacunadas podrían seguir contagiando el virus, aunque ya no desarrollen la enfermedad.  

“La mayoría de las vacunas que protegen de las enfermedades virales también reducen la transmisión del virus que causa la enfermedad entre quienes están vacunados. Si bien se espera que este sea el caso, la comunidad científica aún no sabe si la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 reducirá dicha transmisión”, refirió la FDA estadounidense en su aprobación del uso de emergencia de la vacuna. 

Con información de Andrea Vega

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.