Las vacunas Pfizer no calcifican la placenta de personas embarazadas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Las vacunas Pfizer no calcifican la placenta de personas embarazadas

Aseguraron que las vacunación con Pfizer durante el embarazo provoca calcificación de placenta, pero se trata de desinformación
24 de octubre, 2022
Comparte

Un video que circula en redes sociales afirma que las placentas de varias mujeres embarazadas presentaron “calcificaciones antinaturales” e irregulares, supuestamente, por la inflamación que provocó la vacuna de  Pfizer contra el COVID-19. Pero esta información es falsa. 

También verificamos: Vacuna contra COVID-19 de Pfizer no provocó abortos espontáneos al 97% de mujeres embarazadas

Hay investigaciones científicas que demuestran que la vacunación contra COVID-19 no causa  efectos negativos en las personas embarazadas. Además, las calcificaciones de la placenta son muy comunes dentro de la gestación.

Sin embargo, el video que se comparte principalmente Tik Tok, Twitter y Telegram ya fue visto miles de veces. Por ejemplo, en un canal de Telegram ya acumula más de 21 mil visualizaciones.

Al respecto, el doctor Jorge Hernández Bello, integrante de la Sala de Situación en Salud por el COVID-19 de la Universidad de Guadalajara, aseguró a El Sabueso que este video es completamente falso y es una conclusión muy precipitada señalar una asociación sin llevar a cabo un estudio de evidencia científica. 

En este video se ve que Naomi Wolf, entrevistada en el programa Lindell TV—un canal de televisión estadounidense con enfoque republicano—presentó el ultrasonido de la placenta de una mujer que está en el tercer trimestre de embarazo y fue vacunada 8 semanas antes. Wolf atribuyó a la vacunación contra COVID-19 algunas afectaciones en la placenta,  pero sin mencionar evidencia científica.

También verificamos: Es falso que existan nuevas reacciones por vacuna COVID 

La calcificación también sucede en personas no vacunadas

La calcificación es el depósito del calcio en los tejidos del cuerpo lo que provoca que se endurezcan, según describe el Instituto Nacional del Cáncer (NIH).

El NIH dice que hay dos tipos: la primera son las macrocalcificaciones que se trata de depósitos grandes de calcio y generalmente no se relacionan con el cáncer.

Mientras que las microcalcificaciones donde están las partículas de calcio y puede encontrarse en un área de células que se multiplican rápidamente y pueden ser un signo de cáncer en caso de que las microcalcificaciones estén juntas.

Sin embargo, una realidad latente y no mencionada en ese video es que las calcificaciones son muy comunes dentro del embarazo porque más del 50 % de las placentas tienen algún grado de calcificación y el 18 % de las placentas muestran una calcificación grave de grado 3+ después de 33 semanas de embarazo, según un estudio científico del Centro Nacional para la Información Biotecnológica (NCBI).

Ahora, respecto a la vacuna contra COVID-19 y los supuestos efectos en la placenta de las embarazadas, Pfizer ya había publicado que no hay efectos en la gestación y fertilidad.

De hecho, hay investigaciones que también prueban que no hay riesgo para las personas que se vacunan durante el embarazo. 

Un ejemplo de ello es la investigación sobre la patología en la placenta de mujeres vacunadas y no vacunadas contra el COVID-19 que hizo el Centro Médico Weill de la Universidad de Cornell y la publicaron en la revista académica American Journal of Obstetrics & Gynecology.  

En sus hallazgos demostraron que la vacuna COVID-19 no afecta la salud placentaria porque compararon los resultados de 164 mujeres vacunadas —que al menos recibieron dos dosis de una vacuna Pfizer o Moderna—, con 267 mujeres no vacunadas y que dieron a luz en el Centro Médico New York-Presbyterian/Weill Cornell entre abril de 2020 y julio de 2021.

Las conclusiones dicen: “Todas las mujeres incluidas en el estudio no tenían evidencia de infección actual o previa por SARS-CoV-2. Los investigadores no encontraron diferencias significativas en los indicadores de salud placentaria, pesos al nacer o puntajes de Apgar”.

El doctor Hernández recordó que hacer alguna observación sin tener un grupo control, un grupo de referencia, puede hacer que tengamos conclusiones erróneas.

Entonces, es falso que la vacuna COVID-19 de Pfizer provoque la calcificación antinatural e inflamación en la placenta de las personas embarazadas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.