Vacunas reducen la hospitalización y muertes: esto dicen cifras internacionales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Las vacunas reducen la hospitalización y muertes: esto dicen las cifras en diferentes naciones

Cifras internacionales reflejan que las vacunas contra COVID-19 son efectivas para reducir la hospitalización y muerte
3 de agosto, 2021
Comparte

Luego de más de un año de enfrentar la pandemia por COVID-19 el efecto benéfico de las vacunas frente a la enfermedad es notorio, tanto en México como en otras naciones para prevenir casos graves y muertes.

En nuestro país  “como habíamos dicho hace un par de semanas, 97% de las personas que hoy están hospitalizadas por COVID no se vacunaron”, mencionó el subsecretario Hugo López-Gatell esta mañana. 

Para ejemplificar mejor, López Gatell recordó que a finales del 2020 el número de personas mayores de 60 años infectadas por COVID que morían  —es decir, la letalidad de la enfermedad—  era de 27%, cifra que a lo largo del año llegó a 49% por ciento; pero al iniciar la vacunación  la cifra comenzó a bajar hasta 10%. Lo que representa “una reducción de tres cuartas partes de la letalidad”.

En el caso específico de la Ciudad de México, Eduardo Clark, director de gobierno digital, declaró a Radio Fórmula que en la capital del país el número de personas hospitalizadas va en aumento, pero solo 4.5% de los hospitalizados tienen el esquema completo de vacunación; mientras que “cerca de 6% de hospitalizados tienen al menos una dosis de vacuna”.

Pero los datos de México no son los únicos que demuestran que las vacunas reducen la hospitalización:

En Estados Unidos la hospitalización post vacunación también se redujo

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), la doctora Rochelle Walensky, dio la misma cifra que Gatell pero en Estados Unidos. Señaló el 16 de julio que el 97% de las hospitalizaciones por COVID-19 son de personas no vacunadas.

Antes de continuar es importante hacer una precisión, el infectólogo Uri Torruco nos ha explicado en diversas ocasiones que el objetivo de la vacuna es, en efecto, evitar que las personas que se infecten desarrollen una enfermedad grave, se hospitalicen y mueran, pero eso no implica que se deba descuidar la protección.

Por eso, aunque ya estemos vacunados es necesario continuar con las medidas sanitarias que ya conoces, y que incluyen el uso de cubrebocas y la sana distancia. 

Lee: Ni abrazos, ni reuniones: los vacunados también se pueden enfermar y contagiar

Los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos son los encargados de darle seguimiento al tema de la vacunación y el registran que al 26 de julio más de 163 millones de personas en los Estados Unidos habían sido vacunadas completamente contra COVID-19; de ellos 6 mil 587 pacientes fueron hospitalizados o murieron. Lo que es igual al 0.004% de los vacunados. 

Los datos reportados por los CDC fueron analizados por el monitor de vacunas de Kaiser Family Foundation, y destacan que las personas que a pesar de tener el esquema de vacunación completa se infectan y mueren “son eventos extremadamente raros”. 

Tan es así,  que la tasa de  infecciones post vacunación está muy por debajo del 1% en Estados Unidos; y la tasa de hospitalización entre las personas totalmente vacunadas con COVID-19 osciló entre cero (0.00%) en California, Delaware, DC, Indiana, Nueva Jersey, Nuevo México, Vermont y Virginia y un 0.06% en Arkansas. 

Mientras que las tasas de muerte entre las personas completamente vacunadas con COVID-19 fueron aún más bajas: efectivamente cero (0.00%) en todos los estados informantes menos dos, Arkansas y Michigan, donde fueron 0.01%.

“Casi todas las muertes por COVID-19 en los EE. UU ahora ocurren en personas que no fueron vacunadas, una demostración asombrosa de cuán efectivas han sido las vacunas y una indicación de que las muertes por día, ahora por debajo de 300, podrían ser prácticamente cero si todos los elegibles recibieran la vacuna”, refiere AP al analizar los mismos datos a finales de junio.

Estudios científicos reiteran la efectividad de la vacunación

La utilidad de las vacunas contra COVID no es una sorpresa, pues desde antes de que fueran aprobadas algunas ya habían demostrado en estudios médicos su eficacia. Por ejemplo, la eficacia de la vacuna de AstraZeneca para prevenir COVID-19 sintomático fue del 76 % después de 15 días de haber recibido la segunda dosis. Para la prevención de enfermedades graves y hospitalizaciones, demostró una eficacia del 100 %. 

Recordemos que en este video, el doctor Jorge Baruch, responsable de la clínica de diagnóstico COVID de la Facultad de Medicina de la UNAM,  nos explicó que  la eficacia se refiere a los resultados beneficiosos de una vacuna en condiciones ideales, como un ensayo clínico con protocolos muy rígidos. Mientras que la efectividad es su rendimiento en condiciones típicas, menos controladas, es decir la vida real.

Hablando de la vida real, un estudio realizado por la Universidad de Edinburgh en Reino Unido destacó que en Escocia se demostró que las vacunas Pfizer y Oxford-AstraZeneca reducen el riesgo de hospitalización por Covid-19, hasta en un 85% y 94%, respectivamente. Esto lo saben porque recopilaron datos de la población vacunada en Escocia entre el 8 de diciembre y el 15 de febrero.

El tema de las variantes, por ejemplo, es algo que no se había considerado cuando se estaban desarrollando las vacunas que ya fueron aprobadas. Pero ahora se “estima que dos dosis de la vacuna Pfizer y AstraZeneca tienen una efectividad del 96% y 92% contra la hospitalización con la variante Delta, respectivamente”, según indica el gobierno de Reino Unido.

También dice que quienes se infectaron después de la vacunación tenían menos probabilidades de tener síntomas. Esto lo saben porque han realizado una investigación sobre las personas que, a pesar de estar vacunadas, se infectaron. 

Su análisis incluyó personas mayores de 16 años vacunadas con vacunas Oxford-AstraZeneca o Pfizer desde el 1 de diciembre de 2020 hasta el 31 de mayo de 2021. Encontraron que sólo el 0.1% de los vacunados se infectaron con COVID tras haber recibido las dos dosis de la vacuna. 

España, Italia y Argentina son otro ejemplo de reducción de hospitalizaciones y muertes

La evidencia de la efectividad de las vacunas en otros países también ha sido informada por medios internacionales , por ejemplo, en mayo  el Instituto Nacional de Salud (ISS) de Italia y el Ministerio italiano de Sanidad dieron a conocer que el riesgo de que un paciente adulto sea hospitalizado o muera por contagiarse de covid-19 se reduce en más de un 90 % cinco semanas después de haber recibido el esquema completo de vacunación. 

En España, la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y la Agencia Española del Medicamento (Aemps), informaron que la efectividad de las Pfizer y Moderna redujo en 71% la infección sintomática y asintomática por SARS-CoV-2, 88% de hospitalizaciones, y del 97% fallecimientos, según un análisis que realizaron en centros de residencias de adultos mayores.

El ministerio de salud de Argentina evaluó la efectividad en la reducción de la mortalidad por COVID-19 en personas mayores 60 años de las 3 vacunas que se aplican actualmente en Argentina (Sputnik V, AstraZeneca y Sinopharm). Encontraron que las 3 vacunas disminuyen en más de un 80% el riesgo de mortalidad con el esquema completo (2 dosis).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.