¿Las vacunas caducan? Tienen un periodo de vida útil
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Las vacunas "caducan"? Sí tienen un periodo de vida útil y esto es lo que debes saber

Sonora, Tlaxcala y Tamaulipas son algunos estados donde el periodo de vida útil de vacunas contra COVID se extendió.
25 de mayo, 2022
Comparte

El pasado 30 de abril, no solo concluyó el primer cuatrimestre del año, sino que también llegó la fecha marcada en muchos lotes de vacunas contra COVID. Sí: las vacunas también tienen un periodo de vida útil, que se termina cuando sus componentes pierden efectividad.

Autoridades de entidades como Puebla y la Ciudad de México informaron que las dosis que tenían marcada la fecha de aplicación preferente antes de finalizar abril fueron usadas gracias a campañas intensivas de vacunación, justo para prevenir que debían ser aplicadas antes del día señalado.  

También lee: Viruela del mono: qué la distingue y por qué preocupa a la OMS

En Tamaulipas, por ejemplo, la Cofepris extendió el periodo hasta el 24 de mayo, según declaró Víctor Amaro, vocero de la Sedena en la zona sur de Tamaulipas. 

Pero esto no solo ocurrió en México. En Estados Unidos, el pasado 26 de abril, la FDA otorgó una extensión para la vida útil de la vacuna COVID-19 de Pfizer/BioNTech de nueve a 12 meses. 

Por ejemplo, las dosis con fecha impresa de julio de 2022 tienen una fecha de vencimiento actualizada hasta octubre. 

En Brasil, se aprobó la ampliación del periodo de validez de la vacuna de Janssen de tres a cuatro meses y medio.

Pero, ¿cómo se determina la “caducidad” de una vacuna? ¿Por qué y bajo qué criterios se puede extender su periodo de vida útil? ¿Qué pasa si se pone una vacuna a punto de expirar o con periodo extendido? 

Las vacunas pierden efectividad 

A decir de la doctora Thalía García Téllez, investigadora del Centro de Investigación Clínica en Vacunología Cochin-Pasteur, lo primero que tenemos que saber es que las vacunas no tienen una fecha de “caducidad” porque no entran en proceso de descomposición como sucede con los alimentos. 

Sí tienen un periodo de vida útil durante el cual mantienen su efectividad. Es decir, sirven para lo que fueron creadas. A este periodo se le llama “tiempo de anaquel de la vacuna” o “vida media biológica del antígeno”.

“En realidad, no se echa a perder nada, no caduca ningún ingrediente; simplemente, disminuye la eficacia de la vacuna cuando rebasa el tiempo de anaquel, que normalmente se calcula tomando en cuenta el tiempo mínimo necesario que se requiere para que la eficacia de la vacuna disminuya al menos al 50%”. 

Entérate: OMS no dijo que casos de hepatitis infantil están relacionados con ómicron

La inmunóloga explica que este periodo tiene que ver con la estabilidad de los ingredientes. En este caso, del antígeno —el elemento que causa la respuesta inmune—, y de la matriz, que es lo que lo contiene. 

“Sabemos que, por ejemplo, las vacunas de RNA mensajero tienen menos estabilidad si se exponen a altas temperaturas, y por eso era necesaria la cadena de frío. Es una propiedad química y biológica tanto del antígeno como del biológico”, señala García Téllez.

Sin embargo, para fines prácticos, autoridades sí se han referido a este periodo como “fecha de caducidad”. 

¿Qué pasa si me ponen una vacuna a punto de caducar o con caducidad extendida? 

Sonora es otro estado donde el gobierno local informó que la Cofepris extendió hasta julio la vida útil de los lotes de la vacuna de AstraZeneca. 

De acuerdo con su comunicado, “los biológicos conservados bajo las condiciones de enfriamiento apropiadas pueden obtener una extensión en la fecha de caducidad”.

Por separado, servicios de Salud Jalisco identificaron que tenían 59 mil dosis disponibles correspondientes a dos lotes con ampliación de caducidad al 21 y 24 de mayo.

En Tlaxcala, la Secretaría de Bienestar confirmó a Animal Político que se extendió el periodo de algunos lotes, aunque no precisó por cuánto tiempo.

Aunque se consultó a la Cofepris para saber bajo qué criterios se decidió extender el periodo de vida útil de dichos lotes, hasta el momento no se ha obtenido respuesta. 

García Téllez señala que por lo general la fecha impresa en el empaque marca el tiempo en el que la eficacia de la vacuna comienza a disminuir, pero está sobrado, es decir, se indica una fecha con mucha antelación. 

“En realidad, lo que va a pasar es que, entre más cerca estemos entre la fecha de administración y la fecha de anaquel, la eficacia de la vacuna va a disminuir pero difícilmente va a haber algún ingrediente que se eche a perder, y por lo tanto, algún efecto negativo en las personas que lo reciban”, explica.

Tal vez te interesa: Pfizer no sugirió que su vacuna COVID cause hepatitis en niños

Entonces, si se recibe una vacuna que ya concluyó con su periodo de vida útil, lo único que pasa es que no se brindará la protección que debería. 

Extender la vacunación si hay pruebas de estabilidad

Hay muchas razones para extender la vida útil de una vacuna, como que se tenga mucho producto y todavía falten personas por vacunarse. Pero la decisión debe tomarse luego de hacer pruebas en laboratorio para corroborar la estabilidad y eficacia de los ingredientes. 

Aunque también se consultó a la Secretaría de Salud sobre si estas pruebas se realizaron antes de alargar la vida útil de las vacunas en algunos estados, hasta el momento no ha habido respuesta. 

“Las pruebas de estabilidad se hacen desde el momento en el que se fabrica la vacuna y se calcula ese tiempo de anaquel para poder administrarlas, pero las pruebas siguen dentro del laboratorio, así que si llega ese momento en el que se necesita extender esta fecha de administración, preferente ya se tienen los datos, simplemente se valida con otras pruebas y se envían los resultados a las autoridades sanitarias”, explica la especialista.

García Téllez también detalla que, cuando se diseña una vacuna, se toma en consideración cuáles son las condiciones que se requieren para su transporte, cuánto tiempo puede durar en esas condiciones, cuánto tiempo puede durar fuera de esas condiciones de transporte, para establecer una fecha máxima de administración. 

Eso pasa con cualquier vacuna y no solo con la de COVID.

Una vez que las vacunas perdieron su eficacia, sus componentes ya no se pueden volver a utilizar. Así que si una vacuna ya no se necesita porque ya toda la población está vacunada, o simplemente no es posible gestionar su aplicación en el periodo que queda, es mejor destruirla. 

Esto fue lo que ocurrió en diciembre de 2021 en Nigeria, donde más de 1 millón de dosis de la vacuna AstraZeneca fueron destruidas. Las autoridades afirmaron que algunas dosis de la vacuna donadas por países occidentales estaban a punto de caducar. 

Hay que recordar que un esquema de vacunación completo implica dos dosis para marcas como Pfizer/BioNTech, AstraZeneca, Sinovac, Sputnik V y Moderna, y una para Cansino y Janssen.

Sin embargo, con base en estudios de laboratorio y en vista de la aparición de nuevas variantes, también se recomendó la aplicación de dosis de refuerzo, las cuales deben aplicarse al menos con tres o cuatro meses de diferencia entre la inyección anterior, pues una sobrevacunación tampoco es recomendable.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.