Esta cadena de WhatsApp desinforma sobre la variante delta y sus efectos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Esta cadena de WhatsApp desinforma sobre la variante delta y sus efectos en la salud

Hasta el momento la comunidad científica no ha confirmado que existan síntomas diferentes según cada variante del COVID-19. 
7 de julio, 2021
Comparte

En WhatsApp y Facebook circulan cadenas donde se asegura que los enfermos con la variante delta de SARS-CoV-2 no presentan los síntomas hasta ahora característicos de la COVID, como la tos o la fiebre, y en su lugar tienen dolor de articulaciones, neumonía o hasta problemas en el hígado. Pero las evidencias científicas sostienen que los síntomas de la enfermedad son los mismos, sin importar la variante. 

“Extremen precauciones por favor.  Reinfectado y ya vacunado. Con el nuevo virus Covid Delta no hay tos, ni fiebre. Es mucho dolor de articulaciones, dolor de cabeza, nuca y espalda alta, debilidad general, pérdida de apetito, y neumonía, es Covid Delta.  Y por supuesto, más virulento y con un índice de mortalidad más alto (sic)”, se puede leer en la cadena de WhatsApp.

El texto agrega que “esta cepa no se aloja en la región nasofaríngea. Ahora afecta directamente a los pulmones,  los test de hisopo nasal son muy a menudo negativos al Covid-19, y cada vez son más los resultados de falso negativo de los test nasofaríngeos. Lo que quiere decir que el virus se riega y contagia directamente a los pulmones, provocando agudos estrés respiratorio causados por neumonía viral (sic)”. 

En Facebook, también se comparte una versión similar con desinformación sobre la variante delta, en donde se dice que provoca dificultad anticoagular y problemas en el hígado, que pueden derivar en una falla hepática si se está enfermo de ese órgano. 

Lo único que provoca esta desinformación es desesperación, miedo y confusión sobre los síntomas que implica el COVID-19, tal como lo mencionó una lectora que solicitó su verificación. Por eso, a continuación te explicamos detalle a detalle:

No se ha confirmado un cambio sintomático entre variantes 

Hasta el momento la comunidad científica no ha confirmado que existan síntomas diferentes según cada variante del COVID-19. 

Es decir, la persona enferma sí puede tener síntomas como tos y fiebre, contrario a lo que dice la publicación. Y además “se puede tener los otros síntomas mencionados (en la cadena de WhatsApp) como dolor de cabeza, dolor de nuca y espalda alta, debilidad general, pérdida de apetito y neumonía (cuando afecta a los pulmones)”, detalla el genetista. 

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) los síntomas más comunes son fiebre, tos seca, cansancio, molestias y dolores generales, dolor de garganta, diarrea, dolor de cabeza, conjuntivitis, pérdida del olfato o el gusto y erupciones en la piel. 

Lo que la ciencia mantiene en estudio, es que puede ocurrir que algunos síntomas predominen más que otros en la variante delta.  Tim Spector, epidemiólogo del King’s College de Londres, presentó los resultados del estudio ZOE COVID, que muestran el dolor de cabeza, dolor de garganta y mayor secreción nasal como tres síntomas principales para quienes enferman de la variante delta. 

Estos datos se presentan luego de que las personas que viven en Reino Unido notificaran diariamente mediante una aplicación móvil sus síntomas, y señalaran de cuál variante han enfermado. 

Tim Spector mencionó a la BBC que las respuestas de los usuarios indican que la variante delta puede sentirse “más como si tuvieran un resfriado fuerte” entre jóvenes. 

Pero esta idea todavía no es una conclusión aprobada por la comunidad científica, faltan más estudios que corroboren estos resultados, explica Jorge Bello. El genetista agrega que parte de las razones por las que no son concluyentes es que los resultados son de un único espacio en el mundo, por lo que parte de las conclusiones pueden deberse  a  características genéticas de esa población, o condiciones climáticas.

El Sabueso buscó más estudios sobre si existe una sintomatología diferente con la variante delta, pero no hubo más resultados científicos sobre ello.  

La variante no afecta hígado y coagulación

La versión de esta desinformación que se comparte en Facebook agrega que “esta nueva variante produce plaquetopenia (dificultad anticoagular),el órgano afectado es el hígado y si tienes fallas en el hígado provocará una falla hepática fulminante”. 

Pero no hay datos concluyentes de ello. El científico Jorge Bello comenta que “ningún estudio serio muestra tal cosa (como la afectación coagular), mucho menos del hígado”. 

Los datos, explica el genetista, muestran que la principal afectación puede suceder en los pulmones, aunque también se ha registrado daño en el sistema nervioso o incluso el cerebro. 

Este dato es corroborado por la enciclopedia médica de Mayo Clinic, que menciona al corazón, pulmones y cerebro como los órganos que pueden verse afectados por COVID-19. 

En el caso del corazón menciona que puede existir un daño al músculo cardíaco, lo que puede aumentar el riesgo de una insuficiencia u otras complicaciones.

Con los pulmones detalla que se pueden ver afectados los sacos de aire conocidos como alvéolos, y que la cicatrización de este daño puede provocar problemas respiratorios a largo plazo. 

Finalmente menciona que en el cerebro se pueden causar accidentes cerebrovasculares, convulsiones y el síndrome de Guillain-Barré. Además puede aumentar el riesgo de desarrollar Parkinson y Alzheimer. 

Es más contagiosa, pero no más mortal 

“La variante delta es más contagiosa, si está asociada con más hospitalización, pero no con mayor mortalidad”, comenta el académico UdeG. 

De acuerdo con un estudio publicado en la revista científica The Lancet, que compara la variante delta con la variante alfa (conocida como de Reino Unido y que anteriormente era la de mayor preocupación por la comunidad científica), delta es más contagiosa y aumenta hasta un 85% la probabilidad de ser internado, pero esto no significa que produzca más muertes. 

Jorge Bello detalla que como es una variante más contagiosa, aumenta el número de enfermos y por ello el número de hospitalizados, pero que no se ha demostrado que en realidad aumente el número de muertos. 

Las pruebas con hisopos se deben de hacer en los primeros 7 días 

Contrario a lo que dice la cadena de WhatsApp, la prueba para detectar COVID-19 que se hace con hisopo es efectiva siempre y cuando se haga en tiempo y forma. 

“Va a depender de la temporalidad en la que llegue la persona a hacerse la prueba. Dentro de los primeros 7 días, iniciados con síntomas o post infección, el virus se va a alojar en el tracto respiratorio, en nariz y boca, entonces si las personas llegan después de esos siete días, es probable que haya falsos negativos”, explica Jorge Bello. 

Acerca sobre la frase “esta cepa no se aloja en la región nasofaríngea. Ahora afecta directamente a los pulmones” que dice la cadena, el especialista menciona que como cualquier variante sigue alojandose en la vía respiratoria y pulmones. 

“El virus -del SARS-COV-2- se va a alojar en el tracto respiratorio, en nariz y boca, después de los siete días se puede internalizar, y sería más frecuente encontrarlo en pulmones que en otros sitios (sic) incluso hay evidencias de que puede llegar al sistema nervioso. En general el virus puede afectar cualquier célula que tenga el receptor ACE2, aunque insisto tiene afinidad por el sistema respiratorio”, dice Bello. 

La eficacia de las vacunas frente a la variante 

De momento la mayoría de las vacunas están siendo analizadas para saber su eficacia frente a la variante delta. 

Como ya te habíamos dicho en esta publicación, la efectividad de las vacunas de las marcas Astrazeneca y Pfizer disminuye frente a la variante delta cuando se trata de evitar enfermar de manera leve o asintomática, pero las posibilidades de enfermar gravemente o morir son casi inexistentes si se está vacunado con esquema completo.

Es decir, podrías enfermar de manera leve y solo existe una posibilidad mínima de morir a causa de ello. Una realidad muy distinta a la que insiste la cadena de WhatsApp. 

Estas conclusiones son sacadas del estudio que mencionamos de The Lancet. Jorge Bello comenta que “seguramente como pasa con estas vacunas de Pfizer y Astrazeneca (que son efectivas para reducir de manera significativa la hospitalización y la muerte), va a pasar en otras vacunas aprobadas en México, porque tienen el mismo principio de generar anticuerpos contra la proteína ‘s’ y tiene la capacidad de neutralización (del virus)”. 

Por eso la recomendación del académico es que las personas se vacunen con su esquema completo, tengan distanciamiento social y usen cubrebocas y gel antibacterial. 

 

En conclusión, las afirmaciones sobre los síntomas, letalidad y efectividad de las vacunas que señala el texto analizado no son ciertas. La variante delta es más contagiosa, pero no implica mayor letalidad. La recomendación del especialista es vacunarse sin importar la marca, y mantener medidas sanitarias para no enfermar. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.