Este video no demuestra que las vacunas contra COVID implantan chips
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Este video no demuestra que las vacunas contra COVID implantan chips en el cuerpo

Las vacunas no son un pretexto para inyectarnos chips, su intención es ayudarnos a generar anticuerpos para evitar enfermarnos gravemente. 
11 de junio, 2021
Comparte

En redes sociales circula un video que, supuestamente, muestra cómo hay un chip oculto en la “punta de la aguja” con la que una persona es vacunada. Algunos usuarios han considerado que esta es una prueba de que las vacunas contra COVID-19 son un “pretexto” para vigilar y controlar a la población mundial, mediante la implantación de un chip, pero como ya hemos explicado en otras verificaciones esta es sólo una teoría de la conspiración que, bajo engaños, intenta persuadir a las personas para que decidan no vacunarse. 

El video de la persona vacunada ya se compartió más de 76 mil veces en Facebook. De hecho, una de nuestras personas lectoras nos pidió su verificación a través de nuestras redes sociales

En el video se observa cómo personal de salud coloca una vacuna en el brazo de otra persona, pero al acercar la imagen se alcanza a distinguir al final de la jeringa un pequeño tubo que desaparece cuando se termina de suministrar el líquido. 

Primero, lo primero: No hay pruebas de chips en las vacunas

La idea que el video intenta transmitir es que en las vacunas contra COVID-19 hay un chip, esto no solo ha provocado dudas y miedos en la población, también ha alimentado una teoría de la conspiración que hasta el momento no tiene forma de sustentarse, y lo único que hace es evitar que personas se vacunen, lo que haría más lejano el fin de la pandemia. 

La teoría de que “hay un chip en las vacunas” salió de la idea de que el proyecto ID 2020 es un plan para controlar a la población; esto se suma al argumento de que la pandemia es un engaño creado por un grupo no identificado pero con mucho poder, supuestamente para crear el “nuevo orden mundial”; esta teoría también tiene su variante religiosa que habla del “signo de la bestia”; pero no te alarmes, hasta ahora ninguna de esos argumentos han sido probados científicamente y ya los hemos explicado aquí y aquí

Como ya te contamos en este video, para que las vacunas sean aprobadas y aplicadas en la población general, primero tienen que pasar por una serie de 3 fases en donde los científicos revisan que la sustancia sea segura y eficaz. Es decir, que no nos dañe y que pueda ayudarnos a generar la respuesta inmune suficiente para no enfermar gravemente de COVID. Si quieres tener más detalle sobre cada una de las vacunas aprobadas en México, puedes consultar esta página del gobierno federal

Luego, las autoridades sanitarias de cada país revisan la información y finalmente deciden si la vacuna puede ser administrada a las personas.

Además, no existe una sola vacuna contra COVID-19, y ya hasta se están desarrollando vacunas inhaladas. Por lo que pensar en crear toda una pandemia sólo para inyectar chips no parece plausible. 

De acuerdo con el rastreador de vacunas de la Universidad McGill, hasta el momento se han aprobado 17 diferentes vacunas contra COVID-19 en todo el mundo. Pero además, hay 123 proyectos más que todavía están en fases de prueba.

El infectólogo Uri Torruco nos explicó que no hay tecnología en el mundo que permita el control de las personas. “No hay modo de que nosotros implantando algo a alguien podamos controlar su mente”, señala. Además dice que, de ser cierto, se requerirían millones, y esto representaría un costo muy grande que haría a las vacunas poco accesibles.   

Y si el objetivo del chip solo fuera “rastrearnos”, tampoco tendría sentido gastar en implantarnos algo, pues casi todas las personas del mundo podemos ser ubicadas mediante nuestro celular o el acceso a internet.

¿Y el video?  

Capturamos un fragmento del video y amplificamos la imagen para poder leer la marca de agua que aparece en el video. Se trata de una cuenta de Tik-Tok. Buscamos el perfil de dicha persona y encontramos el mismo video pero en mejor resolución

En este caso, el video se compartió con el #Perú y no tiene la edición del segmento que se comparte por Facebook. El usuario de Tik-Tok sólo cuestiona “¿ven lo que yo veo?”, pero en ningún momento asegura que se trata de un chip.

Intentamos contactar a quien publicó el video en Tik-Tok, pero hasta el momento no hemos logrado identificar el origen del material. 

Al ver el video en mejor calidad y con unos segundos más de duración se puede apreciar que cuando el personal de salud inserta la vacuna, la jeringa porta una aguja, pero cuando la retira la aguja ya no está. 

Captura video tik tok

Secuencia vacunación video

Posiblemente se utilizó una jeringa retráctil, es decir, un sistema que hace que la aguja se meta dentro de la jeringa al terminar la inyección, y así se evitar pinchaduras por accidente. En este video se puede apreciar cómo funciona esta tecnología: 

De hecho, desde hace varios años la Organización Mundial de la Salud recomendó el uso de este tipo de jeringas de seguridad.

Aunque no podemos asegurar dónde se tomó el video, lo que sí sabemos es que en Perú se utilizan jeringas con agujas auto retráctiles en la campaña de COVID-19. En este texto de El Comercio, se explica que en Perú se usa este tipo de tecnología desde hace 11 años, y se convirtió en un tema importante de aclarar porque cuando el presidente  Francisco Sagasti se vacunó, muchos se preguntaron dónde estaba la aguja, pues se le vio entrar al brazo del mandatario pero no salir, igual  que en el video que se comparte en Tik-Tok. 

Las agujas retráctiles no sólo se usan en Perú, ya se habían convertido en todo un tema para desinformar, por eso lo desmentimos en esta otra nota

Entonces, aunque todavía no estamos seguros de dónde se grabó el video y si realmente se está aplicando una vacuna contra COVID-19, lo cierto es que las vacunas no son un pretexto para inyectarnos chips, su intención es ayudarnos a generar anticuerpos para que, cuando nos enfrentemos al virus, no nos enfermemos gravemente. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.