La viruela del mono no es una secuela de la vacuna contra COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La viruela del mono no es una secuela de la vacuna contra COVID

La viruela del mono no es una enfermedad nueva que haya surgido después de la vacunación contra COVID-19 con las dosis de Pfizer. 
29 de agosto, 2022
Comparte

Una nueva afirmación falsa sobre la viruela del mono circula en redes sociales. Aseguran que la viruela del mono en realidad es una reacción adversa a la vacuna de Pfizer contra COVID, pero esta información es incorrecta. 

La viruela del mono es una enfermedad diferente a la COVID-19, son causadas por virus diferentes y ninguna es causada por la vacuna contra el virus SARS-CoV-2.

Sin embargo, la desinformación circula en redes sociales como Twitter y Facebook, y en conjunto ya se compartió miles de veces. Por ejemplo, una publicación en Twitter que ya se compartió más de 463 veces afirma: 

“¡Ahora la viruela símica anunciada por la OMS y los departamentos de salud de muchos gobiernos es herpes autoinmune! Fue una reacción adversa a la vacuna de Pfizer y estaba en la página 2 de la hoja de datos que Pfizer se vio obligada a publicar. ¡Llamarlo viruela del mono es un encubrimiento”. 

Para sostener su dicho, comparten una captura de un informe que la farmacéutica de Pfizer presentó ante la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos. Pero el documento, en realidad, no señala eso.

Una búsqueda en Google con la primera frase legible del documento (“5.3.6 Cumulative Analysis of Post-authorization Adverse Event Reports”), nos llevó al informe disponible aquí.

En la página 31 del texto se encuentra la información que se comparte en redes sociales. Se trata de una lista de eventos adversos calificados como de “especial interés”, y sí incluye “ampollas autoinmunes”. Pero en ninguna parte encontramos nada que relacione esto con la viruela del mono. 

Cabe señalar que la viruela del mono no es una enfermedad autoinmune. Tampoco es una enfermedad nueva que haya surgido después de la vacunación contra COVID-19. 

¿Qué es la viruela del mono? 

Contrario a lo que afirman en redes sociales, la viruela del mono no es “ampollas autoinmunes”, consecuencia de la vacunación de Pfizer contra COVID-19. 

El virus que causa la viruela del mono es miembro del género Orthopoxvirus, de la familia Poxviridae, según precisó la OMS. Los síntomas inicialmente incluyen fiebre, dolores de cabeza intensos, dolores de espalda y musculares en general, e inflamación de los ganglios linfáticos. 

“La inflamación de los ganglios linfáticos (también llamada linfadenopatía) es el síntoma más característico de esta enfermedad. La erupción cutánea suele aparecer entre 1 y 3 días después de que comienza la fiebre como protuberancias rojas en la piel. Comienza en la cara y luego se propaga a otras partes del cuerpo, como las palmas de las manos y las plantas de los pies, y también puede afectar el interior de la boca, los genitales y los ojos”, explican los expertos del escritorio médico de Meedan.

Y aunque es verdad que las personas con alguna enfermedad autoinmune como el VIH y que no llevan tratamiento parecen tener mayor predisposición a adquirir viruela del mono, eso no significa que la viruela del mono sea una enfermedad autoinmune. 

Además, de acuerdo con los CDC el primer caso humano de viruela del simio se registró en 1970. Mientras que el virus del COVID se detectó hasta 2019, y la vacuna contra este virus estuvo lista hasta finales de 2020. 

Y antes del brote actual ya se había informado sobre la viruela del simio en personas de varios países de África central y occidental. 

Así que no se puede asegurar que la viruela del mono es consecuencia de la vacunación contra COVID-19. Existe desde mucho tiempo antes que la misma COVID-19 .

Además, de acuerdo con los verificadores de Newtral, en los informes de farmacovigilancia de la vacunas contra la COVID-19 de Pfizer de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) las erupciones cutáneas como un efecto secundario de la vacuna de Pfizer son “poco frecuentes”. 

En conclusión: Es falso que un documento de Pfizer pruebe que la viruela del mono es una reacción adversa a la vacuna contra COVID-19. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.