Derecho a ser buscado e identificado: el camino por delante - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
En clave humanitaria
Por Comité Internacional de la Cruz Roja
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organización imparcial, neutral e independiente... El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organización imparcial, neutral e independiente, tiene la misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia, así como de prestarles asistencia. El CICR se esfuerza asimismo en prevenir el sufrimiento mediante la promoción y el fortalecimiento del derecho y de los principios humanitarios universales. Fundado en 1863, el CICR dio origen a los Convenios de Ginebra y al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, cuyas actividades internacionales en los conflictos armados y en otras situaciones de violencia dirige y coordina. Twitter: @CICR_DRMX (Leer más)
Derecho a ser buscado e identificado: el camino por delante
La falta de homologación en las prácticas forenses y de intercambio de información a nivel nacional e internacional impiden que las personas sean identificadas y regresen con sus familias.
Por Ana Langner Leyva
6 de agosto, 2021
Comparte

“Después de dos años y ocho meses de búsqueda logramos encontrarla”, relata Sergio, quien forma parte de un colectivo de familias que buscan a personas desaparecidas en México. Tras una larga espera y complejos recorridos dio con el paradero de su hija. Desafortunadamente, ella había fallecido.

A él y a su esposa tener noticias de su niña les cambió totalmente la vida: “se vuelve uno otra familia, otra persona. Cuando uno no sabe, está muerto en vida: no quieres comer, no puedes dormir. Tu idea es buscarla, buscarla, buscarla… hasta encontrarla”.

Para Sergio y su compañera el proceso fue duro y las respuestas tardaron en llegar. Ellos pudieron reunirse con su hija fallecida casi tres años después de reportar la desaparición, a pesar de que su cuerpo llegó con las autoridades forenses tres meses después de iniciada su búsqueda. “Siempre nos dijeron que no había una persona con esas características”.

Su historia es reflejo de los obstáculos para la identificación de un ser querido que una familia puede enfrentar. Cada persona no identificada está desaparecida para alguien, exista o no una denuncia o un registro.

Trecho por recorrer

En México a la fecha hay a la fecha más de 90,000 personas desaparecidas y no localizadas, según datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO). Un diagnóstico elaborado en 2019 entre la Secretaría de Gobernación y la Fiscalía General de la República arrojó que existían al menos 38 mil cuerpos sin identificar y de acuerdo con registros oficiales, entre el 1 de diciembre de 2018 al 30 de junio de 2021 se habían identificado 1,749 fosas clandestinas, de las cuales se han recuperado 3,025 cuerpos.

Son varias las razones que dificultan que las personas sean identificadas y puedan regresar con sus familias; una de las más importantes es la falta de homologación en las prácticas forenses e intercambio de información a nivel nacional e internacional.

La dificultad puede aumentar dependiendo de diversas situaciones: por ejemplo, cuando el fallecimiento ocurre en un lugar lejos del hogar, como en el caso de las personas migrantes; cuando es el resultado de eventos masivos con gran número de afectados, heridos y fallecidos; o porque los cuerpos pueden ser encontrados años después en diversas circunstancias, incluso inhumados clandestinamente, expone Yarimar Ruiz Orozco, coordinadora nacional forense para México del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Otra de las razones —explica la también doctora en Identificación Humana— se relaciona con la imposibilidad de los familiares de acceder y hacer parte del proceso de búsqueda e identificación, bien sea porque las instituciones a cargo no los incluyen en el proceso o porque, en el caso del fenómeno migratorio, no existe un mecanismo para transmitir la información dada por los familiares de la persona desaparecida al país en donde se supone se encuentra la persona fallecida.

Ruiz Orozco fue coorganizadora del evento que reunió a 180 especialistas en medicina legal, servicios periciales, investigación y búsqueda de personas de los 32 estados del país que se congregaron recientemente en el XII Encuentro Nacional de Servicios Médicos Forenses, convocado por el Tribunal Superior de Justicia de Ciudad de México (TSJCDMX) y la delegación regional del CICR para México y América Central, con el objetivo de analizar los avances y pendientes en materia de identificación forense.

En este espacio se habló de la necesidad de homologar prácticas forenses a través de la aprobación de protocolos técnicos en materia de arqueología, antropología, odontología y necropsia médico legal.

Lo anterior abonaría a una eficaz implementación de la Ley General de Desaparición de Personas, instrumento que es necesario cuidar y fortalecer para ofrecer mejores y prontas respuestas a los familiares de las personas desaparecidas.

En México no existe una ley nacional que responda explícitamente a la temática forense sobre el derecho a ser identificado. Sin embargo, existen normativas locales que sientan un buen ejemplo de hacia dónde se quiere llegar, como el caso de Coahuila, cuyas leyes contemplan el derecho a la identidad y a la plena identificación de las personas fallecidas.

 “La identificación forense es un proceso complejo que requiere de un trabajo multi e interdisciplinario, para comparar la información de la persona fallecida no identificada con la información de las personas desaparecidas”, explicó Yarimar Ruiz.

La necesidad de integrar la perspectiva migrante

Los retos en materia forense que enfrenta el país afectan también a las personas migrantes que han desaparecido y fallecido en su tránsito por el territorio. Dadas las características de la migración no hay un dato oficial de las personas migrantes desaparecidas, pero sabemos de cientos de familias que buscan a sus seres queridos y que lo último que supieron de ellos fue que emprendieron la ruta migratoria. Durante el encuentro forense, el CICR señaló la importancia de contemplar a este grupo en todos los esfuerzos de búsqueda e identificación.

No existe una solución única que brinde todas las respuestas para enfrentar un fenómeno tan complejo como el de la migración, pero el camino correcto está en sumar esfuerzos nuevos a los ya existentes.

Las acciones deben apuntar también a crear sistemas que permitan el acceso, la recopilación y la comparación de información relevante a nivel nacional como requisito previo para el intercambio internacional de información.

“Es menester entender que cualquier esfuerzo deberá ser colectivo, incluyendo a los gobiernos de origen, tránsito y llegada, a la sociedad civil en los países de origen, tránsito y llegada, a las organizaciones internacionales, a los propios migrantes y a sus familias”, destacó José Pablo Baraybar do Carmo, experto forense del CICR durante su participación en el encuentro.

* Ana Langner Leyva es oficial de comunicación pública de la Delegación Regional del CICR para México y América Central (@CICR_DRMX).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.