close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
En clave humanitaria
Por Comité Internacional de la Cruz Roja
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organización imparcial, neutral e independiente... El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organización imparcial, neutral e independiente, tiene la misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia, así como de prestarles asistencia. El CICR se esfuerza asimismo en prevenir el sufrimiento mediante la promoción y el fortalecimiento del derecho y de los principios humanitarios universales. Fundado en 1863, el CICR dio origen a los Convenios de Ginebra y al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, cuyas actividades internacionales en los conflictos armados y en otras situaciones de violencia dirige y coordina. Twitter: @CICR_DRMX (Leer más)
Hora de terminar con las armas nucleares
Desde la trinchera humanitaria observamos que el riesgo de que las armas nucleares sean utilizadas de nuevo está creciendo en el mundo. Por esta razón renovamos estos días el llamado a firmar y ratificar el TPAN, un tratado que consideramos esencial para reducir el riesgo de una catástrofe nuclear.
Por Alberto Cabezas
27 de septiembre, 2019
Comparte

Desde 2013, cada 26 de septiembre se celebra el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares. Este año el presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, ha tenido la oportunidad de tomar la palabra en una ceremonia de firma y ratificación del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares (TPAN) para alertar sobre las catastróficas consecuencias humanitarias que podría entrañar el uso de estas armas.

El TPAN es un tratado adoptado hace dos años y cuya aceptación marca el comienzo del fin de la era de las armas nucleares.

“Ahora es crucial que el TPAN cobre vida como una nueva norma del derecho internacional humanitario. No debemos escatimar esfuerzos para garantizar la adhesión más amplia posible a este tratado”, dijo el presidente Peter Maurer en un discurso pronunciado en el marco de los actos que se celebran en la Asamblea General de la ONU.

El CICR considera que incluso un intercambio nuclear limitado provocaría un enorme sufrimiento, por los efectos inmediatos y a largo plazo en la salud humana, así como en las sociedades, los sistemas de atención de la salud, en el medio ambiente y el planeta en general.

Así lo hizo saber recientemente en la XVII Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz celebrada en Mérida (Yucatán) del 19 al 22 de septiembre, donde pidió que más Estados se adhieran al TPAN, y apoyó una declaración final que les insta a que “implementen al máximo sus obligaciones” en relación con el Tratado de No Proliferación Nuclear (1968), y para apoyar la entrada en vigor del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (1996).

En el marco de la Asamblea General, el presidente del CICR dijo que los “esfuerzos para desarrollar nuevos tipos de armas nucleares, la erosión de los tratados de desarme nuclear y de no proliferación existentes, y una tendencia profundamente preocupante hacia una nueva carrera armamentista nuclear, muestran los peligros inherentes de este supuesto «equilibrio»” de fuerzas entre los países con capacidad nuclear.

Peter Maurer tendió la mano a cualquier Estado que quiera firmar o ratificar el TPAN, y expresó que el CICR está listo para ayudarles en estos esfuerzos.

Seis países aprovecharon su presencia estos días ante la Asamblea General de la ONU para ratificar el tratado: Trinidad & Tobago y Ecuador, del continente americano, y otros cuatro más, Bangladesh, Kiribati, Maldivas y Laos. También firmaron el tratado siete más: Botsuana, Dominica, Granada, Lesoto, Saint Kitts & Nevis, Tanzania, y Zambia. Con estas adhesiones, 79 estados han firmado el TPAN y 32 lo han ratificado. Se necesitan la firma y ratificación de 50 estados para que el tratado entre en vigor.

Desde la trinchera humanitaria observamos que el riesgo de que las armas nucleares sean utilizadas de nuevo está creciendo en el mundo. Por esta razón renovamos estos días el llamado a firmar y ratificar el TPAN, un tratado que consideramos esencial para reducir el riesgo de una catástrofe nuclear.

Como organización independiente, imparcial, neutral y humanitaria con presencia en más de 90 países pedimos que los Estados den pasos concretos para la eliminación de las armas nucleares.

En términos prácticos, se trataría de reducir el papel de estas armas en los planes militares, de recortar la cantidad de ojivas en estado de alerta alta, y de ser más transparentes en compartir las medidas adoptadas para evitar detonaciones accidentales, y en dar a conocer las lecciones aprendidas de incidentes anteriores.

Un potencial beneficio más de establecer una prohibición de las armas nucleares a nivel mundial es que se podría reforzar el estigma contra su uso y ser un claro desincentivo para la proliferación, como ha ocurrido con otro tipo de armas, como las minas antipersonal y las municiones en racimo.

Creemos que un mayor compromiso con el TPAN permitirá a los Estados cumplir con su responsabilidad de proteger a la humanidad de una catástrofe nuclear. Nuestra humanidad, nuestra supervivencia y la de las generaciones futuras dependen de actos como éste.

* Alberto Cabezas es oficial de Comunicación del @CICR_DRMX.

 

* Si quieres saber más acerca de la postura del CICR respecto a las armas nucleares, favor de visitar este enlace.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.