close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
En clave humanitaria
Por Comité Internacional de la Cruz Roja
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organización imparcial, neutral e independiente... El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organización imparcial, neutral e independiente, tiene la misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia, así como de prestarles asistencia. El CICR se esfuerza asimismo en prevenir el sufrimiento mediante la promoción y el fortalecimiento del derecho y de los principios humanitarios universales. Fundado en 1863, el CICR dio origen a los Convenios de Ginebra y al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, cuyas actividades internacionales en los conflictos armados y en otras situaciones de violencia dirige y coordina. Twitter: @CICR_DRMX (Leer más)
La pérdida ambigua en los familiares de personas desaparecidas
“No puedo dejar de llorarle o creer que está muerto si no he visto su cuerpo y no lo he sepultado. Entonces no voy a dejar de buscarlo hasta dar con él”. En México, la cifra oficial de personas desaparecidas es de más de 40,000.
Por Comité Internacional de la Cruz Roja
27 de agosto, 2019
Comparte

Por: Esmeralda Cisneros Torres

“No hay día en que no deje de pensar que va a venir y que si suena la puerta es porque lo voy a ver entrar por ella. Si suenan las llaves, mi corazón se ilusiona porque una parte de mí espera que sea él (mi marido) regresando del trabajo, como siempre. Pero cuando veo que no es, me decepciono y pienso: ¿cómo va a ser? Y después me apago yo solita cuando me acuerdo de que las cosas cambiaron hace cuatro años y que aún no sé qué le pasó, si se fue o se lo llevaron, si está vivo o muerto. Lo único que sé es que hoy no está, y que se me detuvo la vida y no va a seguir de nuevo hasta que regrese”.

Al escuchar a Gabriela hablando de la desaparición de su esposo pude notar en su mirada y en su tono de voz el tránsito de la ilusión a la tristeza. Percibí muchas emociones encontradas en su rostro. Intenté recordar las clases de la universidad y encontrar cuáles eran las técnicas para poder intervenir en su caso. Me di cuenta de que, con frecuencia, los psicólogos carecemos de las herramientas suficientes para atender situaciones de violencia que tienen una raíz colectiva. Gabriela comentó que se había cansado de buscar ayuda con personas que la motivaban a empezar un proceso de duelo al pensar que su esposo había muerto y no volvería. Comprendí su sensación: ¿cómo resignarse a dejar de buscar a un ser querido? Sus palabras me lo confirmaron: “No puedo dejar de llorarle o creer que está muerto si no he visto su cuerpo y no lo he sepultado. Entonces no voy a dejar de buscarlo hasta dar con él”.

El testimonio de Gabriela es una de las historias con las que los trabajadores del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) nos encontramos en el terreno, sea de manera directa en los grupos de capacitación de acompañantes con familiares de personas desaparecidas, o mediante los procesos de fortalecimiento técnico de los psicólogos de las instituciones que brindan sus servicios a las víctimas de violencia.

En México, la cifra oficial de personas desaparecidas es de más de 40,000.1 Si calculamos que cada una de aquellas personas es a su vez un esposo, un padre, una hermana, un amigo, miembro de alguna familia…, esa cifra se multiplica y traduce en miles de personas sufriendo a causa de la desaparición, viviendo en la urgencia de buscar a su ser querido, con la necesidad de saber dónde está y qué pasó con él o con ella.

De este modo, la desaparición de personas en un contexto como el de México, evidencia el impacto de los hechos producidos social y políticamente, en el funcionamiento y bienestar de las familias, comunidades e individuos, es decir, las consecuencias en la salud mental y psicosocial. Los efectos psicológicos de la desaparición (sumados a las dificultades económicas, legales y administrativas) son complejos y diversos y, a menudo, los menos atendidos.

¿Qué es la pérdida ambigua?

Vivir con la ausencia física, pero con la presencia psicológica de un ser querido; vivir en la incertidumbre constante entre la esperanza de encontrarle y la desesperanza de pensar que ha fallecido; experimentar culpa por no haber podido evitar que saliera de casa la mañana que perdieron su rastro y sentirse al mismo tiempo enojado con él o ella por haberse ido, son ejemplos de un conjunto de reacciones normales ante el suceso anormal de la desaparición que podemos denominar como “pérdida ambigua”.

Este concepto acuñado por la psicoterapeuta e investigadora estadounidense Pauline Boss, se caracteriza por la coexistencia de diversos estados de ánimo y pensamientos a menudo contradictorios alrededor de la ausencia, como en el caso de Gabriela.

Es un tipo particular de pérdida que, al no estar verificada, carece de un cierre e impide comenzar un proceso de duelo. Es una incertidumbre que puede prolongarse por mucho tiempo, resultando extremadamente estresante, y que incluso puede generar problemas serios a la salud física. Al ser un problema causado por la ausencia de una persona con la que existe un vínculo afectivo, el apoyo debe ser también relacional.

El acompañamiento entre personas que han vivido la misma situación o la terapia familiar sistémica pueden ser benéficos para adquirir herramientas para afrontar los problemas psicológicos y sociales aun sin tener respuestas. Cualquier intervención de la que se trate ya sea psicológica, legal o social, debe comenzar por el reconocimiento de la incertidumbre y el sufrimiento con el que los familiares viven diariamente. Nombrar la situación compleja que experimentan quienes sobrellevan la ausencia física sin respuestas, les ayuda a reconocer por lo que están pasando y ser capaces de gestionar el dolor.

El departamento de Salud Mental y Apoyo Psicosocial del CICR tiene años de experiencia en el trabajo con familiares de personas desaparecidas alrededor del mundo, tanto en contextos de conflicto armado en países como Ucrania, Perú, Nepal y Colombia, como en zonas con altos niveles de violencia, como en México y América Central.

Desde esta organización humanitaria tratamos de promover la comprensión de las consecuencias psicológicas y psicosociales de la desaparición de personas a partir de la noción de pérdida ambigua, que ayuda a explicar y a nombrar a la situación compleja que experimentan quienes sobrellevan la ausencia física de un familiar, pero viven su presencia en cada aspecto de la vida cotidiana.

Te invitamos a contemplar la pérdida ambigua en la atención a los familiares de personas desaparecidas. Esto implica sensibilizarnos respecto a sus necesidades para aproximarnos a comprender la situación que atraviesan y los efectos psicológicos que hay sobre sus vidas. Ello también nos permite acompañarlos a lidiar dignamente con el sentimiento de ambigüedad y fomentar la resiliencia necesaria para continuar con su proyecto de vida, a pesar de la incertidumbre. Es doloroso, pero es posible aprender a vivir con la ausencia.

* Esmeralda Cisneros Torres, Departamento de Salud Mental y Apoyo Psicosocial, CICR Delegación para México y América Central.

Si quieres saber más acerca de la labor del CICR en materia de acompañamiento a familias de personas desaparecidas, puedes consultar aquí Acompañar a los familiares de las personas desaparecidas.

1 Dato disponible aquí y aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.