close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
En clave humanitaria
Por Comité Internacional de la Cruz Roja
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organización imparcial, neutral e independiente... El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organización imparcial, neutral e independiente, tiene la misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia, así como de prestarles asistencia. El CICR se esfuerza asimismo en prevenir el sufrimiento mediante la promoción y el fortalecimiento del derecho y de los principios humanitarios universales. Fundado en 1863, el CICR dio origen a los Convenios de Ginebra y al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, cuyas actividades internacionales en los conflictos armados y en otras situaciones de violencia dirige y coordina. Twitter: @CICR_DRMX (Leer más)
Personas desaparecidas: con las familias, todo; sin las familias, nada
El Proyecto de Personas Desaparecidas, impulsado desde diciembre de 2018 por el Comité Internacional de la Cruz Roja, aspira a crear una ruta concreta de trabajo hacia la adopción de recomendaciones y estándares que mejoren la búsqueda de personas desaparecidas y la identificación de quienes entre ellos hayan fallecido en distintos lugares del mundo.
Por Comité Internacional de la Cruz Roja
10 de julio, 2019
Comparte

Por: Alberto Cabezas Talavero

A mediados de mayo casi medio centenar de activistas, familiares, trabajadores humanitarios y funcionarios públicos se reunieron en Guatemala para crear una comunidad de especialistas y establecer estándares para tratar de mejorar la búsqueda y la identificación de familias de personas desaparecidas, muchas de ellas de nuestra región latinoamericana como consecuencia de procesos migratorios.

La reunión estuvo centrada en el intercambio de información para esclarecer la suerte y el paradero de las personas migrantes desaparecidas. Fue parte del Proyecto de Personas Desaparecidas (MPP, por sus siglas en inglés) impulsado desde diciembre de 2018 por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Esta iniciativa aspira a crear una ruta concreta de trabajo hacia la adopción de recomendaciones y estándares que mejoren la búsqueda de personas desaparecidas y la identificación de quienes entre ellos hayan fallecido en distintos lugares del mundo.

“Queremos que (esas recomendaciones) sean prácticas”, explicó la jefa del proyecto, Caroline Douilliez, quien durante la reunión consideró un “imperativo humanitario” atender a las familias de personas desaparecidas en todo el planeta, muchos de cuyos casos se demoran por las falencias en la recogida y gestión de información, y por la falta de coordinación entre autoridades de diversos países.

En el marco de la reunión el Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial de Guatemala (ECAP), que lleva años trabajando con familiares, sostuvo que la desaparición de personas migrantes es una situación invisibilizada para la sociedad y para los Estados: “Constituye en muchos casos la situación extrema de pérdida de vidas, o bien la pérdida de comunicación entre los miembros de las familias por distintas situaciones: encarcelamiento, afecciones de salud física o mental, ser víctima de redes de trata de personas o prostitución, entre otras”.

“Alcanza a las víctimas directas, a sus familiares, a organizaciones y procesos sociales en los que participan”, apuntó el ECAP en sus Normas Mínimas desde la Perspectiva Psicosocial para los Procesos de Búsqueda de Personas Migrantes Desaparecidas, que fue presentado al público al final del evento en La Antigua.

En ese documento se llama la atención sobre la necesidad de atender el profundo impacto que puede tener la desaparición de una persona en todas las esferas de la vida de las demás en su entorno individual, familiar, laboral, comunitario, político o relacional. También subraya la existencia de un subregistro de casos debido a que muchas de las familias no denuncian los casos por temor y porque desconocen qué instituciones deben hacerse cargo de las investigaciones.

Leer: Desaparecidos en América Latina: las familias no dejan de buscar, ni nosotros de ayudarles

Marta Sánchez Dionis, del Proyecto de Migrantes Desaparecidos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), explicó en el encuentro que su organización lleva cinco años recopilando datos que vienen de distintas fuentes “para tener una idea de la escala, del impacto, de la escala que tiene la migración insegura a nivel mundial”.

Agregó que en este último lustro han documentado la muerte o desaparición de más 31.000 personas en el mundo. Sánchez reconoció que es posible que las estimaciones sean bajas.

La mexicana Ana Lorena Delgadillo, directora y fundadora de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, celebró que la reunión haya contado con la presencia de familias de personas desaparecidas, porque ello ayudó a romper la brecha que a menudo las separa de los expertos.

La hondureña Rosa Nelly Santos, directora del Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos de Honduras (COFAMIPROH), destacó el valor que han tenido desde el año 2000 para ella y para muchas madres latinoamericanas organizarse en caravanas de búsqueda y recorrer la región. Dijo conocer los casos de más de 600 madres hondureñas que buscan a sus seres queridos y exhortó a que se deje de criminalizar a las personas migrantes.

Para Gabriela Citroni, profesora de Derecho Internacional de los Derechos Humanos de la Universidad de Milán-Bicocca, ante la situación humanitaria particular de las personas migrantes desaparecidas hay “retos formidables para las familias” que con frecuencia son invisibilizados, ya que no se reconocen ni el problema ni su dimensión pese a que ya existen algunos instrumentos legales que deberían aplicarse.

Al término de los trabajos desarrollados del 15 al 17 de junio, los organizadores del encuentro consideraron que la reunión en La Antigua había sido “el comienzo de un proceso” para seguir trabajando en favor de estas personas desaparecidas trabajando en “recomendaciones técnicas concretas para ser más eficientes” en el abordaje de este drama humanitario.

Señalaron que en la reunión se puso la primera piedra para crear una comunidad de expertos en la problemática humanitaria de las personas migrantes desaparecidas dentro de un proyecto a cuatro años que abordará cómo atender las necesidades de las familias de personas desaparecidas, cómo mejorar su búsqueda, y cuál es el mejor modo de crear mecanismos efectivos para trabajar sobre esta temática.

Para noviembre de este mismo año está previsto celebrar un simposio internacional sobre ciencias forenses y desaparición de personas, en el que se espera que participen unas doscientas personas. En 2020 los trabajos se centrarán en el proceso de búsqueda de personas, el apoyo a las familias en momentos especiales para ellas, y sobre la ciencia forense y necesidades de las familias en el contexto de las migraciones.

* Alberto Cabezas Talavero es oficial de Comunicación del @CICR_DRMX.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.