2017: ‘futuridad’ trumpiana - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
2017: ‘futuridad’ trumpiana
Llegó hasta nosotros la ‘futuridad’ de Trump y sus amigos. ¿Será igual de nefasta como la "verosimilidá" que esgrimió durante su mandato George W. Bush?
Por Daniel Gershenson
19 de diciembre, 2016
Comparte

Predecir el pasado. Recordar al futuro

Existen pocas cosas peores, en el futuro inmediato, que el inminente neofascismo postulado por el próximo presidente de los Estados Unidos. Un movimiento (como el mismo Trump lo ha definido, en su tour de agradecimientos a las huestes que lo enviaron a la Casa Blanca), con hondas raíces en la historia –algunas veces marginal; pero no siempre- norteamericana.

Un Bartlett’s Familiar Quotations (recopilación de citas y refranes) de nuestro tiempo, en edición modernizada, tendría que incluir citas de personajes como el padre Charles Coughlin, y antecedentes necesarios que nos remontan a la época de la Doctrina Monroe, o la contenida en el escabroso Destino Manifiesto estadounidense.

Foto: US Presidential History

Foto: US Presidential History

James Monroe (1758 – 1831), quinto presidente. ‘América para los americanos’.

Analizando esta segunda, oigamos lo que tiene qué decir al respecto el ‘nacionalista’ John Louis O’Sullivan (1813-95), acuñador oficial de la frase, quien publicó esto en el United States Magazine and Democratic Review de su propiedad por el año 1839.

‘Los Mexicanos deberán amalgamarse y perder su identidad en el vigor superior de la raza Anglosajona , o tendrá que perecer’. Vía Wikimedia

‘Los mexicanos deberán amalgamarse y perder su identidad en el vigor superior de la raza Anglosajona , o tendrá que perecer’. Vía Wikimedia

O’Sullivan también pensaba lo siguiente (fuente: su artículo La Gran Nación de la Futuridad ). La prosa hiperventilada es plenamente suya, e inspiró a generaciones enteras de sus conciudadanos.

…nuestro nacimiento nacional fue el principio de una nueva historia, la formación y el progreso de un sistema político sin precedente, que nos separa del pasado y nos conecta únicamente con el futuro; y en cuanto al desarrollo completo de los derechos naturales del hombre, en la vida moral, política y nacional, podemos asumir con confianza que nuestro país está destinado a ser la gran nación de la futuridad…  

¿Qué amigo de la libertad, civilización y refinamiento humanos, podrá contemplar la historia de las monarquías y aristocracias de la antigüedad, sin deplorar que hayan existido? ¿Qué filántropo puede ver la opresión, crueldad e injusticia infligida por ellos a la masa de la humanidad, sin voltear la cara con horror..?

América [¿cuál?; otra vez, el nombre secuestrado de un continente] logrará mejores proezas. Nuestra gloria sin paralelo, consiste en que no tenemos reminiscencias de campos de batalla, pero sí de la defensa de la humanidad: de los oprimidos de todas las naciones y el derecho de conciencia y de la franquicia. Nuestros anales no describen escenas de carnicería donde hombres fueron llevados por cientos de miles a asesinarse, víctimas de emperadores, reyes, don nobles o aquellos demonios en forma humana llamados ‘héroes’…

El futuro expansivo es nuestra arena, y nuestra historia. Ingresamos a ese espacio inédito, con las verdades de Dios en nuestras mentes, objetos beneficentes en nuestros corazones, y una conciencia tranquila y sin manchas pasadas.

Somos la nación del progreso. ¿Quién, o qué puede poner límites a nuestra marcha hacia el frente? La Providencia está con nosotros, más allá del control de poderes terrenales … el futuro ilimitado será la era de la grandiosidad Americana. En este magnífico dominio del espacio y el tiempo, la nación de muchas naciones está destinada a manifestarle a la Humanidad la excelencia de los principios divinos…

Su piso será un hemisferio — su techo, el firmamento de las estrellas, y su congregación la Unión de muchas Repúblicas: cientos de millones de felices habitantes … gobernados por la ley moral y natural de Dios de la igualdad y la camaradería…

Debemos caminar hacia el cumplimiento de nuestra misión … Ese es nuestro alto destino, y en el decreto eterno e inevitable de causa y efecto debemos realizarlo…

Todo esto será nuestra historia futura … la verdad immutable y la beneficiencia divina…

¿Quién puede dudar, pues, que nuestro país está destinado a ser la gran nación de la futuridad?

Ciento setenta y siete años después, el deficiente sistema comicial de ‘América’ eructó al letal payaso Donald J. Trump.

Foto: REUTERS / David Becker

Foto: REUTERS / David Becker

El odio larvado a lo diferente, que (entre otros factores) lo propulsó hacia la presidencia; asunto que no preocupa -en apariencia, al menos- a Peña Nieto y equipo, o que reduce a ciertos legisladores mexicanos a emprender a garrotazos contra una piñata hecha a la medida del magnate (vaya ínfimo y valiente consuelo).

Y hubo quien lo antecedió, en cuanto a presencia y protagonismo en los medios. La torcida trayectoria del sacerdote –racista, antisemita; demagogo- Charles E. Coughlin (1891-1979), fulgurante estrella de la radio durante los años veinte, treinta y hasta cuarenta del siglo pasado- es prólogo del trumpismo.

Esquire

Esquire

En la actualidad, Father Coughlin sería un seguro influencer, de la estirpe de Drumpf, en la triunfante Fox News y redes sociales anexas.

Wikimedia Commons

Wikimedia Commons

Su audiencia se contaba por decenas de millones. Fundó en Michigan el Santuario de la Pequeña Flor (hoy basílica, designada por el Papa Francisco. ¿Trump Tower celestial, de su tiempo?) en Royal Oak, suburbio aledaño a la ciudad de Detroit.

Otro santuario, pero al engrandecimiento personal de Donald. Vía Curbed NY

Otro santuario, pero al engrandecimiento personal de Donald. Vía Curbed NY

Después, fundó una agrupación cuasipolítica, la Unión Nacional por la Justicia Social y fue editor de su revista, ‘Social Justice’.

Coughlin se convirtió, eventualmente, en uno de los más prominentes apólogos de Hitler en los Estados Unidos. Fundó el Frente Cristiano, que pretendía ser un grupo de activismo anticomunista que empezó a acosar a comerciantes judíos en Nueva York y el resto del país. Coughlin admitió que esto constituía un producto del fascismo. Después Hitler se alió con Stalin, sobrevino la Segunda Guerra, y el padre fue expulsado de la radio y disciplinado por la Iglesia. Murió en el anonimato en 1979; su tumba no se encuentra lejos del templo que él edificó.

Uno los mayores ‘logros’ electorales en Estados Unidos de la derecha criptofascista en la época moderna -históricamente acreditado- del Ku Klux Klan, fue haber impuesto a Edward L. Jackson como gobernador salido de sus filas en el estado de Indiana en 1924. (‘En 1924, el Klan obtuvo el control del gobierno estatal, así como del Congreso local y prácticamente toda la delegación en su contraparte federal en Washington). Sólo perdió fuerza cuando su principal promotor, el Gran Dragón DC Stephenson fue acusado de violar y asesinar a una joven llamada Madge Obelholtzer en 1925. Sobrevino el escándalo, y una dilución dramática en la suerte política de la agrupación de las tres K.

En los años veinte, el Klan originó la frase ‘100 percent American’. La expresión venía acompañada de una especie de credo: “Un Americano 100% nació aquí. Un Americano 100% habla inglés. Un Americano 100% es Protestante. Un Americano 100% es blanco.

Biography.com

Biography.com

Polk (1795-1849), onceavo presidente y acérrimo enemigo de México.

El mayor y verdadero peligro externo para México –entre los que se cuentan la época de la Guerra contra el país iniciado por el presidente James K. Polk a mediados del siglo diecinueve, o las intervenciones del racista Woodrow Wilson (quien consideraba que ‘…los hombres blancos fueron despertados por un instinto de autopreservación, hasta que al fin nació el Ku Klux Klan, un verdadero imperio sureño, para proteger esa región…’) en el veinte– está condenado a llamarse, sin duda, Trump y compañía. Es factible que los señores terroristas encapuchados de blanco -en sus derivaciones digitales- gobernarán la Casa Blanca, y van a llegar a entendimientos explícitos con el Poder Legislativo y la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos. Esos, entre muchos otros, son los verdaderos saldos concretos de la elección federal de noviembre 2016 en Washington, las cincuenta entidades federativas de USA y en el resto del mundo.

Documentary.org

Documentary.org

Wilson (1856-1924) número veintiocho en la lista donde Trump ocupará en el sitio #45.

Tendrá que ser, uno imagina, motivo ineludible de alerta para el Estado mexicano y la sociedad entera.

Llegó hasta nosotros la ‘futuridad’ de Trump y sus amigos. ¿Será igual de nefasta, en la escala de valores degradados, como la Verosimilidá (‘Truthiness’) que esgrimió durante su mandato George W. Bush? Será la irrupción de su ‘idea’, o la de sus esbirros de Texas, un vil juego de estanque comparado con el Tsunami venidero?

No aceptarlo y asumir la marejada que viene como si fuese ‘solución de continuidad’ y ‘puro teatro’ acá en México, será prueba de anunciado colapso.

***

Colofón para el Bartlett’s citado al principio, de la cosecha del político norteamericano, genocida y senador de Indiana Albert J. Beveridge (1862-1927), justificando los despojos y designios imperiales de la Unión Americana, circa el año mil novecientos:

Dios no ha estado preparando durante mil años a los pueblos angloparlantes y teutones sólo para que estos se sumerjan en autocontemplaciones vanas… ¡No! Nos ha convertido en los organizadores maestros del mundo para imponer sistemas, donde reina el caos. Nos ha dado el espíritu del progreso para abrumar a las fuerzas planetarias de la reacción. Nos ha vuelto adeptos en la disciplina del gobierno, para que podemos administrar a pueblos salvajes y seniles . Si no fuera por esta fuerza, el mundo retornaría a la barbarie… De todas las razas, Él ha señalado al pueblo Americano como su nación elegida para encabezar la regeneración mundial. Ésta es la misión divina de América, y contiene toda la ganancia, y la gloria, y la felicidad de la que somos capaces los hombres. Somos albaceas del progreso del mundo: guardianes de su paz justiciera. El juicio del Maestro nos envuelve: ‘Ustedes han sido fieles soberanos de algunas cosas. Ahora los haré monarcas, de muchas’

***

Algún republicano recienvenido, fan reloaded (o hasta fiel troll) del Yeti naranja, pudo –en un arranque de ‘sinceridad’- confesarlo ayer. Quizá lo secunde mañana Trump; o en cuanto tome posesión de su cargo, el año entrante.

***

¿Quién podrá alegar, dadas las circunstancias, que el ‘Heil Trump’ y orgulloso saludo nazi de la derecha alternativa, encabezada por el neoGoebbels Steve Bannon (estratega trumpista número uno) y su acólito y posible candidato al Congreso federal, Richard Spencer, haya sido ‘confusión’ o una simple ‘vacilada’?

 

 

@alconsumidor

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.