ABC: inacabables siete años - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
ABC: inacabables siete años
Lo de hoy es el extravío mediante el análisis interminable de los recientes resultados electorales y el futurismo hacia el proceso definitorio de 2018, cuando el mismo día del aniversario del incendio en la Guardería ABC tuvieron lugar comicios en distintas entidades de la República y el antiguo Distrito Federal.
Por Daniel Gershenson
7 de junio, 2016
Comparte

Han transcurrido ochenta y cuatro meses larguísimos. A siete años exactos de este infamia sin nombre han muerto, cuando menos, cuarenta y seis niños en otras estancias infantiles chatarra mexicanas (en Chiapas y Querétaro y el Distrito Federal, y diversas entidades de la República) desde ese aciago viernes cinco de junio de 2009.

Las familias de las víctimas (cuarenta y nueve bebés que no debieron morir; decenas más de niñas y niños con lesiones graves) no han cejado en su empeño por exigir justicia, reparación del daño y que no se repita una tragedia como la de Guardería ABC.

1.

Margarita Zavala, prima de una de las dueñas de la estancia infantil -exonerada por el Poder Judicial, que en países como México subordina sus decisiones al capricho de la Presidencia- podría ser candidata de Acción Nacional a la Presidencia en 2018; su recomendada, Carla Rochín, restaurantera que gracias a los oficios de la esposa de Felipe Calderón se convirtió de la noche a la mañana en Coordinadora General de Guarderías del IMSS, vive quitada de la pena en Guanajuato, orando por nuestro país desde su cuenta en Facebook.

2.

El ex alcalde de Hermosillo y el ex procurador estatal, y la ex diputada local, ex presidenta del PRI en Sonora y ex senadora por su estado, Claudia Pavlovich, gozan de cabal salud política. En pago parcial a sus invaluables servicios en favor de la impunidad que acá es norma ineludible y valor universal, junto con los votos de electores agradecidos y cobardes morales del estado, estos personajes (y otros como Marcelo Castillero Manzano, el médico asesino de niños lesionados que para su desgracia fueron enviados, mediante engaños de autoridades de los tres niveles de gobierno, a una muerte casi segura en la clínica en Guadalajara en lugar del remedio o salvación en clínicas especializadas norteamericanas, y que hoy es delegado estatal del IMSS en Jalisco) figurarán muchos años de seguir campeando la impunidad en México, como operadores de primer orden.

3.

El ex director Daniel Karam Toumeh encabeza un despacho o bufete transnacional -sucursal México- especializado en manejo de crisis.

¿A alguien le importa saber que cuando menos cuarenta y seis bebés han muerto en estancias infantiles mexicanas patito desde el incendio de la Guardería ABC en Hermosillo, habida cuenta que el gobierno de Felipe Calderón realizó labores activas de cabildeo para que las Naciones Unidas premiara a su Secretaría de Desarrollo Social en septiembre de 2012 por haber rebasado diez mil unidades (muchas de ellas en pésimas condiciones de servicio)?

Lo de hoy es el extravío mediante el análisis interminable de los recientes resultados electorales y el futurismo hacia el proceso definitorio de 2018, cuando el mismo día del aniversario del incendio tuvieron lugar comicios en distintas entidades de la República y el antiguo Distrito Federal.

En el orden de las prioridades, la salud y protección infantil de las hijas e hijos de [email protected] sigue siendo un tema condenado a la irrelevancia. La escasa concurrencia y participación en la Marcha –encabezada por Abraham Fraijo- que el domingo inició en la Estela de Luz, pasó por el Ángel de Independencia y reanudó su camino por el Paseo de la Reforma hasta llegar al Zócalo, con el acompañamiento de los padres de uno de los cuarenta y tres jóvenes Normalistas de Ayotzinapa desaparecido por fuerzas del Estado y del crimen organizado en Iguala el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, confirma que la fatiga social, el escepticismo y el desencanto son ingredientes principales de la indiferencia nacional mayoritaria ante tragedias tan graves como la de los niños ABC.

4.

Caminamos otra vez, como lo hemos hecho en la Ciudad de México desde que se consumó este crimen sin castigo en 2009. Frente al Seguro Social recordamos a los niños que no debieron morir, y a los lesionados de por vida y a sus familias. El evento, como siempre, fue una suerte de catarsis, apenas tolerada por autoridades del GDF a las que la suerte y destino infantil les produce el mismo desprecio que a los funcionarios municipales, estatales y federales que permitieron la tragedia, y su posterior encubrimiento.

Sin el más minimo indicio de ironía, Margarita Zavala publicó un artículo sobre Las Lecciones del 5 de junio, donde abundó sobre los motivos aparentes de la victoria del PAN en las elecciones estatales. Hizo un recuento de los logros, sin mencionar siquiera el suceso que marcará la presidencia de su partido, las mentiras en las que incurrió la precandidata a la presidencia y las gestiones que ella realizó personalmente para impedir que prosperara el proyecto de ley federal en la materia que eventualmente fue aprobado, contra su voluntad y la de su marido, por unanimidad en 2011.

5.

No son tiempos de mea culpas, ni de autocríticas necesarias en esta coyuntura. Lo importante es invisibilizar a las víctimas, o asumir que no el país ya ha superado, muy al estilo de los exhortos peñanietistas en casos como el de Ayotzinapa, sus rezagos. Que niños mexicanos continúen muriendo no parece ser de la incumbencia de nuestros políticos, o de los empresarios –protegidos del sistema- que le apostaron a invertir en guarderías subrogado-privatizadas, para diversificar las inversiones en sus carteras de negocios.

El peligro nada remoto, a siete años de distancia, es que el caso de la Guardería ABC se vaya sumando a las verdades históricas de pacotilla a las que nos tienen acostumbrados distintos gobiernos mexicanos: Rubén Jaramillo, Tlatelolco, Halconazo, Aguas Blancas, Acteal, Ayotzinapa… capítulos salpicados de impunidad manifiesta, que contribuyen decididamente a perfilar una historia deleznable y sin mejores futuros posibles.

Sin un análisis profundo de las causas que derivaron en la muerte de 49 niños en Hermosillo, y al fallecimiento en serie de una cantidad similar en guarderías que no cumplen con estándares elementales de protección civil, será difícil llegar a la tierra prometida de los discursos oficiales.

Mientras tanto, debemos acompañar presencialmente y en redes a las familias afectadas. Nutrir de contenido la consigna: Guardería ABC, nunca más.

 

@alconsumidor

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.