close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
Algo más sobre una dupla truculenta
Ya dentro del sexenio que en aparencia reinaugura toda la historia de México, la Cancillería encabezada por Marcelo Ebrard defiende ante el Poder Judicial al Primerísimo Yerno de los Estados Unidos.
Por Daniel Gershenson
8 de abril, 2019
Comparte

Que se sepa, no hubo foto tomada en la mansión de uno de los cuatro fantásticos Bernardo Gómez, tras la reunión de López Obrador con él en marzo pasado, que consagrara el nuevo entendimiento en distintas materias entre el mandatario mexicano y su par estadounidense, y del cual Jared Kushner e Ivanka Trump son puentes indispensables (como lo fueron durante el ocaso del Peñanietato).

No era de esperarse una variación del tema gráfico, inmortalizado en Argentina cuando Enrique Peña Nieto otorgó al pariente politico, asesor y milusos trumpista el Águila Azteca, el año pasado.

La ignominia en Buenos Aires. Imagen tomada de la cuenta de Twitter @elcaporal_ver.

En esto consistió la defensa a priori del premiado.

El señor Kushner desempeñó un papel fundamental a lo largo de todo el proceso, apoyando de manera decidida el desarrollo de las conversaciones comerciales entre ambos países, lográndose con ello resultados satisfactorios en un nuevo acuerdo en materia económica para los tres países.

Remató Peña:

Es un gran aliado de México y un actor importante en este propósito de tener entendimiento con el nuevo gobierno (en Estados Unidos) que entró hace dos años.

Y Videgaray:

Sin lugar a dudas, sin la participación de Jared Kushner, hoy no tendríamos tratado de libre comercio”, dijo el funcionario saliente en entrevista con el noticiero “Despierta con Loret”, de Televisa.

“Indudablemente la participación de Jared Kushner deja una huella importante para México y los mexicanos; sin su intervención en México se hubieran perdido millones de empleos.

Ya dentro del sexenio que en aparencia reinaugura toda la historia de México (Año Cero), la Cancillería encabezada por el delfín (uno de tantos) Marcelo Ebrard defiende ante el Poder Judicial (contra un sector pensante y sensible de la sociedad civil, que quería quitarle el inmerecido ‘reconocimiento’) al Primerísimo Yerno de los Estados Unidos.

La condecoración de la Orden Mexicana del Águila Azteca aquí reclamada tuvo como propósito el otorgar un reconocimiento al señor Jared Kushner por sus contribuciones a la Nación Mexicana, las cuales han facilitado el diálogo permanente con el Gobierno de los Estados Unidos de América, para dar seguimiento puntual a los principales temas de la agenda bilateral y, principalmente para la modernización del TLCAN, que resultó en el T-MEC

¿De qué materia o fibra moral está hecha la indisoluble mancuerna Kushrump?

Cosa de repasar un fragmento extraído (y traducido) del libro Kushner, Inc., de la periodista Vicky Ward, cuya versión al castellano seguro llega pronto a librerías.

La elección para el Senado en Alabama pudo volverse corrosiva y distractora, pero no era el tema central del equipo en la Casa Blanca el 12 de agosto de 2017, pues entonces había tenido lugar un mitin de grupos de extrema derecha en la ciudad de Charlottesville en Virginia, que se tornó muy violento y produjo la muerte de la joven Heather Heyer . Trump aprovechó para condenar ‘el odio, la intolerancia y la violencia de todas las partes’, declaración que causó un enorme revuelo. Kushner, típicamente, no dijo nada, e Ivanka tuiteó lo siguiente: ‘No hay lugar en la sociedad para el racismo, la supremacía blanca y los neonazis’.

Kushner e Ivanka salieron después a una vacación en Vermont, por lo que Rob Porter , Gary Cohn , Hope Hicks y la responsable de atender a los medios de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, trabajaron con Trump en la redacción de un nuevo comunicado, que se divulgó un lunes, en donde él condenaba sin ambages a los grupos suprematistas blancos involucrados. Un día más tarde, cuando tomaba preguntas de la prensa en el vestíbulo de la Torre Trump, volvió a plantear una equivalencia moral entre los grupos identitarios y aquellos activistas que los confrontaron en los disturbios, reiterando que había ‘buenas personas en ambos bandos’.

Jubilosos aprendices neonazis con antorchas, en Charlottesville. Vía la cuenta de Twitter @MiaFarrow.

El viernes de esa semana Gary Cohn acudió al club de golf de Bedminster, propiedad del presidente, para presentar su renuncia. Antes de reunirse con él, visitó a Jared e Ivanka en su casa. De acuerdo a colegas a los que les compartió los pormenores de la reunión con ellos, la pareja insistió en que desconocía los motivos que tenía para renunciar. “Mi papá no es un racista”, sostuvo su hija. “No quiso decir nada de lo que le achacan los medios…”.

Cohn confesó que esta respuesta lo tenía estupefacto. La plática subsiguiente con Ivanka se ha vuelto legendaria entre el primer equipo presidencial. “No eran buenas personas las que llevaban antorchas, reclamando que los judíos ‘no nos reemplazarán’… no sé ustedes, pero la mayor parte de mi familia fue asesinada durante el Holocausto. Mi abuelo pudo emigrar aquí a los trece años, pero murieron en Europa todos sus parientes. Mi abuela está viva, y me ha contado muchas cosas sobre esa época. El asunto me es demasiado cercano.

Su frustación fue todavía mayor cuando Ivanka le contestó con dos evasivas dignas de su propio papá. En vez de tratar de entender lo que Cohn planteaba, ella dijo: “Mi padre no quiso decir eso”. Y después: “No es eso lo que dijo”.

Cohn recapituló para ellos los eventos que habían tenido lugar durante su ausencia. No había resultado fácil convencer al presidente que tenía que desdecirse de sus primeras declaraciones. Una vez logrado el propósito, se había convenido llamar a conferencia de prensa ese martes. Se supone que Trump reafirmaría allí el mensaje de condena a la extrema derecha. Cohn, Mnuchin (secretario de comercio) y Elaine Chao (secretaria de transporte, y esposa de Mitch McConnell, el principal aliado del republicano siendo presidente del Senado) atenderían los cuestionamientos de la prensa. No iba a ser así. En su lugar, Trump sacó de su saco unos papeles citando sus palabras previas del sábado y el lunes pasados. Es decir: planeó desde el principio reafirmar que había habido buenas gentes de ambos lados del conflicto…      

Para bien o para mal, con esta familiarísima “gente buena (Trump, el nepotista dixit)” bregará –por el momento, y hasta nuevo aviso– el obradorismo.

@alconsumidor

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte