Chiste monstruoso, innoble salvaje - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
Chiste monstruoso, innoble salvaje
Durará cuatro años el habituarse a las maneras de la familia Trump, y de sus satélites e innobles salvajes que festejan el advenimiento del Nuevo Nacionalismo.
Por Daniel Gershenson
21 de noviembre, 2016
Comparte

Por sus dislates, lo conoceréis.

Los gringos nunca votarían por un patán con dinero y bisoñé, tan racista como Trump

Un actor de cuarta como Reagan jamás llegará a ser presidente

Bush chico es un idiota; no tiene ninguna posibilidad de ganar 

Queda un mes para que asuma el mando ese inmundo y misógino bufón llamado Donald Drumpf, como cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos. No ha llegado aún el momento de la transferencia de poderes, pero sus vociferantes porristas proclaman el advenimiento de una nueva era: la neo Jacksoniana, para inyectar alguna relevancia a su administración y desmarcarlo de las de sus inmediatos antecesores.

Andrew Jackson. Foto de daguerreotipo. Vía Wikiwand

Andrew Jackson. Foto de daguerreotipo. Vía Wikiwand

El tribuno popular Andrew Jackson (1767-1845) fue séptimo en la lista presidencial tras la fundación del imperio norteamericano. Trump, por contraste y hasta que no demuestre lo contrario, podría ocupar el ‘fondo del barril’ en la larga historia del Poder Ejecutivo norteamericano. La biografía de Jackson es la de un furibundo esclavista y feroz genocida, que promovió el traslado forzado y la eliminación física de pueblos indígenas como el de los Choctaw o los Cherokee durante su gestión; la de un antiguo soldado que apoyó con entusiasmo las aspiraciones políticas de otro sureño, James Polk (responsable principal de la desastrosa e injusta guerra contra México, donde al Destino Manifiesto –y la obtención de la mitad de nuestro territorio– se convirtió en una especie de Segunda Fundación Nacional norteamericana).

Cadena de horrores que podría encontrar, en la deportación masiva de millones de personas planteadas por el republicano, un correlato contemporáneo.

Foto: Business Insider

Foto: Business Insider

No va uno a saber, realmente, de qué se trata el espectáculo hasta que éste comience en enero; sin embargo, los nombramientos iniciales de Trump para carteras federales clave confirman que el magnate inmobiliario podría cumplir con las promesas emitidas durante su campaña pesadillezca: culminarían una vocación nacional rayana en el criptofascismo made in USA. Será proteccionista, orientada a revertir los logros de la lucha por los derechos civiles, patriotera y ecocida. También profundamente maniquea. Un probable compendio de ocurrencias e improvisaciones, festejable por sus redes afines de la derecha alternativa o alt-right.

Serán cuatro años de show business circense, adumbrados por el comportamiento cotidiano de Trump, o –en el plano de la cultura popular– por Johnny Depp y la ficticia ‘película hecha para la televisión’ pseudo ochentera escrita, dirigida y protagonizada por el magnate y próximo presidente de los Estados Unidos (recién ‘descubierta’ por el director Ron Howard, en 2015) que puede verse en Netflix, o comprarse vía Google Play o ITunes.

Trailer de ‘The Art of the Deal’, versión imaginada de lo que Trump pudo haber concebido para su consumo en la pantalla chica. Hilarante puesta en escena, de cincuenta minutos de duración, tomada de su Biblia o libro motivacional: aquella saga que lo llevó, según su particular entendimiento y recién cumplidos los cuarenta años en 1986, a la cúspide de la pirámide entre el gremio de los desarrolladores neoyorquinos.

Serán, tal vez, cuatro años desperdiciados en el inútil –y esquizofrénico– empeño de ‘reivindicar’ (entre comillas, y para su causa) a la peor bazofia incorporada en el Partido del Té, con el ex donante Trump ‘combatiendo’a la ‘clase donante’ que es la que la que manda en los Estados Unidos. Un proceso administrado bajo la égida de Steve Bannon, estratega número uno y exeditor en jefe del reaccionario Breitbart News; ideólogo principal del incipiente Trumpismo. El racismo salvaje de antaño, transformado –para acallar a las buenas conciencias– en ‘nacionalismo económico’ caucásico.

Foto: REUTERS / Brendan McDermid

Foto: REUTERS / Brendan McDermid

Cuatro años del surgimiento y consolidación de una nueva dinastía, lista para competir con la de los Kennedy, Bush, y hasta la de Clinton. Con yerno e hijos consiguiendo acceso a información secreta y privilegiada de seguridad nacional. Una durísima caída institucional en picada, que quizá refuerce la pérdida de logros recientes –y otros, que se remontan a la época de los padres fundadores, o las secuelas de la Guerra Civil– con el declive de la casta del abuelo Reagan y los que le siguieron, desembocando en el inminente programa de Trumpapá. Algo que por añadidura intente borronear ocho años de gobierno de Barack Obama.

El Árbol Genealógico. Vía Vox

El Árbol Genealógico. Vía Vox

A ver qué pasa, y cuántos electores más muerden el anzuelo cuando inicie la lucha (previamente arreglada) contra las élites de las que Trump mismo forma parte.

Bannon quiere que Drumpf consiga fondos para rescatar la infraestructura nacional, aunque esta función no casa con el repliegue neoconservador de las funciones básicas del Estado (uno que merece ser reducido y ‘ahogado en la bañera’, de cumplirse el credo de Grover Norquist, uno de sus más eminentes publicistas).

La sonrisa de Big Brother. Foto tomada de la revista Vanity Fair.

La sonrisa de Big Brother. Foto tomada de la revista Vanity Fair.

En todo caso, el papel de neosalvador al estilo Jackson ahora va a recaer en los hombros de unos de los principales beneficiarios del sistema capitalista de compinches en el ramo inmobiliario. Un mentiroso patológico que intentará sembrar su variedad de fascismo lite, en los jardines, salones y espacios virtuales de la conciencia americana.

Son tiempos bidimensionales. Una película modernizada del Oeste, con elencos infinitamente más reaccionario que John Wayne, y sus propias bandas sonoras.

¿Epitafio de la democracia? Título sugerente, que podría nombrar los alcances de la Edad Trumpiana que se avecina.

Hablando de caricaturas. En toda su vileza, Trump presidente es el bravucón Nelson Muntz, con todo el dinero del Sr. Burns y un tornado capilar danzando encima de su cabeza.

Drumpf, bully presidencial. Fanpop.

Drumpf, bully presidencial. Fanpop.

Un presidente antisistema, del sistema. Igualito que predecesores suyos, como Reagan (‘barrerá con la basura de Washington’), o el esposo de Hillary Clinton (‘su experiencia como gobernador lo faculta para simplicar las cosas a nivel federal; será amigo de los pobres y grupos vulnerables’), etc.

Matryushka americana. Vía Freeyork.

Matryushka americana. Vía Freeyork.

¿Son equiparables los tiempos, las camisas negras mussolinianas y los kukluxklanes que festejan abiertamente el advenimiento del Nuevo Nacionalismo –sin ataduras, políticamente incorrecto– en la Unión Americana?

El tiempo decidirá, a gritos. Por lo pronto, memoricemos los nombres de sus vástagos y parientes políticos, que en el futuro inmediato mucho darán qué hablar.

Lo que uno quiere decir es que, como la Primera Pareja Presidencial de México (para la cual los problemas que agobian al país simplemente no existen), el gran público estadounidense –y el resto del planeta– tendrán mucha tarea: durará cuatro años el habituarse a las maneras de la familia Trump, y sus satélites e innobles salvajes.

Lo demás no importa. O eso querrán que creamos publicistas de su campaña y apoyadores de la administración que inicia el 20 de enero de 2017.

Daily Express

Daily Express

Parafraseando a Lincoln: van a gobernar (como sucede aquí en México, y para su exclusivo provecho), ‘los peores ángeles de nuestra naturaleza’.

 

@alconsumidor

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.