close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
¿De qué se ríe Marcelo Ebrard?
Su amplia sonrisa de procónsul satisfecho podría ser un augurio de más grilla interna en el primer círculo morenista, y grandes concertacesiones adicionales al presidente de Estados Unidos, a sus intereses reeleccionistas republicanos.
Por Daniel Gershenson
1 de julio, 2019
Comparte

Es aleccionador, sin dejar de ser tarea harto deprimente, el seguir transcribiendo y traduciendo la verborrea radioactiva de los actuales amos republicanos del poder en las tres ramos del poder federal (Ejecutivo, Judicial, la mitad del Legislativo) en la Unión Americana.

Muestra #1 / Exhibit One. “Aclara” la abogada Sarah Fabian, del Departamento de Justicia de los Estados Unidos: el uso y disponibilidad de jabón, cepillos de dientes y otros productos no son indispensables para el cuidado y la higiene de niñ@s migrantes separados de sus seres queridos, en las mazmorras.

“Es de entendimiento universal la noción de que al carecer de cepillos de dientes, o jabón, o una frazada, no se está cumpliendo con elementales condiciones seguras y sanitarias” expresa el Juez A. Wallace Tashima del Noveno Circuito, un Marine que de niño fue ‘huésped’, con toda su familia nipona-americana, en un ‘campamento’ en Arizona  (los hubo también en otras entidades como California) durante la Segunda Guerra Mundial.

Pregunta el juez a la abogada: “¿Está usted de acuerdo con esta valoración?”.

Fabian responde: “Bueno, yo creo —yo pienso que— existen razones suficientes para expresar que esos productos podrían ser [¡¡¡¡!!!!].

Pronta respuesta del Juez Tashima: “No “podrían ser”, SON”. ¿Por qué usa usted el modo condicionado? ¿Quiere decir que existen circunstancias en donde una persona no necesita poseer un cepillo, pasta de dientes y jabón durante un tiempo prolongado?”

Farfulla leguleyescamente la abogada que representa al gobierno de Trump: “Pues bien, yo creo que frecuentemente la intención de la custodia en los centros del CBP es que sea de duración corta”, refiriéndose a la agencia responsable del descuido de los niñ@s (por decirlo suave). Es posible que para una estadía de esta naturaleza, algunas de estas cosas no sean necesarias.

Muestra #2 / Exhibit Two. Mike Pence es un negacionista y fanático religioso, obtuso empedernido y feroz homófobo irredento, que comparte -para nuestros propósitos- su particular ‘visión’ del futuro ambiental en el mundo (o mejor dicho, que se opone terminantemente a hacerlo, contra abrumadoras evidencias científicas) ante el reportero y entrevistador de CNN, Jake Tapper. El víp rehúsa responder, con madurez y honestidad, a la sencilla pregunta: ¿Considera Usted que es una amenaza el factor humano que empeora el fenómeno del calentamiento global?

Sus evasivas son de antológicas.

Tapper: “Así que no piensa que esto sea una amenaza?”

Pence: “Considero que estamos realizando grandes avances en la reducción de emisiones de carbón. Nuestro país tiene el aire y el agua más limpios del mundo”.

Tapper: “Eso no es cierto. Esa afirmación es falsa”.

Pence: “Aahh… pero estamos avanzando en la reducción de emisiones”.

Ninguno de sus alegatos es cierto. Una revisión de la Associated Press especifica, en relación a la calidad del aire, que la situación en Estados Unidos no es muy halagüeña.

El Reporte del Estado Global del Aire para 2019, publicado por el Instituto de Efectos para la Salud considera que aplicado a la contaminación por partículas –causante de la muerte anual de ochenta y cinco mil [email protected] los Estados Unidos se encuentran muy rezagados en comparación con otras naciones.

El país tiene niveles muy altos de contaminación por neblumo, que contribuye a la muerte de veinticuatro mil personas cada año. En una escala que va de los países más limpios a los más sucios, EEUU se encuentra en el lugar 123 de 195 totales.

Tampoco es el caso del agua más pura del planeta que pregona Pence. Si bien es cierto que el reciente Índice de Comportamiento Ambiental arroja que la Unión Americana se encuentra empatada en el noveno lugar del escalafón correspondiente, cuando se añaden servicios sanitarios los Estados Unidos se desploman hasta el sitio número 29.

La fantasía del vicepresidente, en el sentido de que “se está avanzando en el tema de las emisiones del carbón”, tampoco es verosímil. De hecho y como lo explica con claridad el especialista Umair Iran, éstas se dispararon el año pasado.

El Grupo Rhodium reportó que el incremento en las emisiones de gas invernadero en EEUU fue de 3.4 por ciento en 2018 (el segundo margen más amplio en dos décadas), revirtiendo una disminución que duró tres años: un aumento aterrador, dado que la comunidad científica advierte hasta el cansancio que se cierra la ventana de oportunidad que permita limitar el calentamiento global este siglo, a una tasa de un grado centígrado y medio. 

En apariencia, Pence repite estos “balazos” acríticamente del mismo Trump, quien durante una presentación ante medios acompañado por el Primer Ministro irlandés Leo Varadkar expresó que “tenemos el aire más limpio del mundo en los Estados Unidos, y ha mejorado desde que soy presidente. Tenemos también el agua más limpia … estamos imponiendo récords ambientales”.

***

Freddy #kruegebrard en su elemento: un nuevo papel como groupie de Trump. Vía TW @Ohnjaye4

La efímera imagen no derivó en excesivas notas o reflexiones en medios (salvo aquellas propias, interesadas en seguir ensalzando su imagen futurista de Marcelo Ebrard como Rescatador de México). Pero el hecho es que hubo un apretón de manos entre el Canciller de hojalata y concreto, y el semi Duce norteamericano mientras se llevaba a cabo la reunión de países del G-20 en Japón.

¿De veras tenía que sonreír tan efusivamente el orgulloso canciller, enfilado ya en la pista presidenciable a cuatro o cinco años de que se sepa quién va a suceder a López Obrador como candidato de Morena? ¿Si era inevitable el gesto, no hubiese sido mejor un rictus serio, incluso adusto?

Ambas son preguntas ociosas.

El contraste. Risas y sumisión ebradista; lágrimas de la realidad. La imagen de una niña separada de su madre por la Migra que ganó el premio World Press Photo; tomado de la cuenta @Ohnjaye4, de Twitter

No deja uno hoy de pensar en otra foto, pero de Óscar Alberto Ramírez Martínez y Angie Valeria a sus espaldas: el joven padre salvadoreño, y su hijita de 23 meses hundidos boca abajo en la ribera del Bravo, en el margen tamaulipeco. O la del pequeño refugiado sirio Aylan Kurdi, cuyo cuerpo fue trasladado por la corriente mediterránea hasta reposar en las arenas de Bodrum, Turquía, en 2015. E impactan, a pesar de la satisfacción mostrada por Marcelo, los horrendas testimonios de maltrato en las jaulas para niños de la Oficina de Aduanas y Protección en la frontera estadounidense que -emplazamientos judiciales previos- han sido visitadas por defensores de los derechos humanos en fecha reciente.

Pésima la imagen en todo caso, proyectada en la coyuntura por el vicepresidente en los hechos y Mike Pence nacional, Mil Usos o Primer Ministro extraoficial designado por el jefe del Ejecutivo, que deviene en Comisario Antimigrante trampista del Homeland Security en su sucursal mexicana. El semblante del neosalinista corresponde al del empleado fiel y agradecido en el consorcio Trump Inc, digno de un Maitre d’ de Mar-a-Lago, o quizá un jefe de caddies en alguno de sus clubes de golf, en perpetua espera del elogio presencial –externado ya por Drumpf vía Twitter– y la obligada propina por parte del boss greña naranja.

Este es el mismo personaje capitalino que dinamitó la posibilidad de que tuviésemos acciones colectivas consolidadas en el DF, y que promovió proyectos delirantes como el de la Torre Bicentenario (apenas transformada en Torre Chueca durante la gestión del coyote Miguel Ángel Mancera, sucesor del Lula reloaded (sic) -motejado así en redes por uno de sus principales palafreneros, en el remoto 2011- y por méritos propios, facilitador nato, como lo fue en su momento el Carnal Marcelo del insaciable cártel inmobiliario de la Ciudad de México). El que hasta hoy esquiva responsabilidades en casos como el los linchamientos de Tláhuac durante su gestión al frente de la Secretaría de Seguridad Pública, o el del New’s Divine y la Línea 12 del Metro durante su mandato.

Por eso su amplia sonrisa de procónsul satisfecho podría ser un augurio de más grilla interna en el primer círculo morenista, y grandes concertacesiones adicionales al Yeti de Queens, a sus intereses reeleccionistas republicanos. Un eco en clave progre, de la tristemente célebre visita de Trump a la exresidencia presidencial peñista el 31 de agosto de 2016.

EPN y el candidato republicano en Los Pinos. TW @pplanadigital.

***

TW @CMXNoticias

¿Seguimos sin tocar fondo? Primero se llevaron ocho zapatitos del Antimonumento ABC49 que se encontraban frente a las oficinas centrales del IMSS en Paseo de la Reforma (las investigaciones preliminares apuntan a que el infractor fue una sola persona, probablemente un sujeto en situación de calle captado por cámaras que se encuentran dentro del acceso de la institución: en cualquier caso, el daño está hecho). Después vino el turno del número ‘12’ escarlata: Memorial New’s Divine, removido en la oscuridad y prácticamente a escondidas por personal de la alcaldía en Gustavo A. Madero, el que extrajo en la oscuridad la versión del mismo que recuerda a las víctimas mortales del criminal operativo policiaco que recién cumplió once años de desmemoria e impunidad. No tardó mucho tiempo en confirmarse la especie de que la orden directa provino del reciclado mandamás Francisco Chiguil Figueroa, hoy alcalde y en 2008 delegado que inopinadamente reabrió el recinto previamente clausurado a unos días de este crimen, cuando Marcelo Ebrard era jefe de gobierno y responsable político del mismo, junto con el exjefe de policía del DF, Joel Ortega, y distintos mandos de seguridad, y varios judiciales, recompensados por su valiosa labor de contención de la verdad y la justicia.

Esta historia definida en otro contexto por Marx -y en primera oportunidad- como tragedia, renace en una segunda fase fársica.

El insensible y paranoico Chiguil Figueroa acusa a las familias de las víctimas afectadas de ser oscuros portavoces de intereses inconfesables, actuando contra su administración (dice él) sin mácula.

Nosotros tenemos que cumplir con la normatividad, y en esa parte sabemos el uso político que se le está dando. Se paga hasta medios de comunicación, no precisamente ustedes, pero tenemos información de quiénes están realizando los pagos correspondientes.

Sobran comentarios. Se multiplican las infamias.

@alconsumidor

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.