Del latrocinio considerado como una de las Bellas Artes - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
Del latrocinio considerado como una de las Bellas Artes
¿De veras vamos a aceptar que robar seguirá, por los siglos de los siglos, siendo El Arte (así, en mayúsculas) por excelencia?
Por Daniel Gershenson
24 de octubre, 2016
Comparte

Robar es un arte

Ya me cansé. La corrupción es cultural. Superen lo que pasó en Ayotzinapa. No fue plagio, sino error tipográfico.

Capítulos telegráficos de un sexenio en bancarrota. Con aportes adicionales, que provienen de los rincones menos recónditos del territorio nacional.

Foto 1

 Vía California Medios

Vía California Medios

Our Walking Dead. Zombis autóctonos. El mirrey filósofo Peña y su cohorte de malandarines (sic): algunos de los cuales, como ‘el vice’ Videgaray, cayeron -para beneficio de la tribuna- en aparente desgracia provisional.

La vida, transfigurada. Rembrandt van Rijn, La Ronda de noche. Museo Rijksmuseum, Amsterdam. Vía Rembrandthuis

La vida, transfigurada. Rembrandt van Rijn, La Ronda de noche. Museo Rijksmuseum, Amsterdam. Vía Rembrandthuis

En el testimonio videístico de marras, un jefe de sector policiaco en el antiguo DF dicta cátedra: ratear uniformado, o –por extensión, diría más de uno- tras el escritorio (retando a que arrojemos la primera piedra aquellos que estemos libres del estigma de la corrupción) es parte de la corriente estética de un Peñanietato en franca caída libre.

Orfebre sonorense y bandido profesional Guillermo Padrés del PAN. Foto: Lucía Godínez / El Heraldo de Saltillo

Orfebre sonorense y bandido profesional Guillermo Padrés del PAN. Foto: Lucía Godínez / El Heraldo de Saltillo

Diosa Coatlicue. Ciudad de México. Vía Museo Nacional de Antropología.

Diosa Coatlicue. Ciudad de México. Vía Museo Nacional de Antropología.

Las frases que utiliza al llamarle la atención a su audiencia son un destilado: una síntesis pura, del knowhow gendarmeril.

No soy menso. Yo tengo más experiencia que tú y también sé robar. Bueno, no es robar… Esto vendría siendo un arte, es un arte porque debes de parar, debes de trabajar a la gente para que la gente agarre y se vaya contenta y se vaya a gusto y no te reclame nada.

Como en las elecciones donde normalmente se impone, casi de inmediato, el remordimiento del comprador. Con una ciudadanía transformada en Stradivarius colectivo en manos de expertos ejecutantes, que de ribete retoma, profundamente agradecida con sus verdugos, actividades diarias después de realizada la crucial transacción.

Eruvil (sic) Ávila. De Ecatepec, para el mundo. Foto cortesía Contexto Semanario.

Eruvil (sic) Ávila. De Ecatepec, para el mundo. Foto cortesía Contexto Semanario.

Éxtasis de Santa Teresa de Ávila, de Gian Lorenzo Bernini. Capilla Cornaro, Iglesia de Santa María de la Victoria en Roma. Wikimedia

Éxtasis de Santa Teresa de Ávila, de Gian Lorenzo Bernini. Capilla Cornaro, Iglesia de Santa María de la Victoria en Roma. Wikimedia

La coima y el voto. Los sufragios que perpetúan un régimen donde La Mordida es legión.

La mafiosa cofradía de la cual depende este representante del gremio de los polizones estetas ya mandó al exilio, tanto al erudito involuntario como a sus dóciles subordinados/educandos. Sus alumnos, en Limbo laboral, podrían aprovechar las enseñanzas de su Maestro en encomiendas diversas. Posgrados en campo; circuitos motivacionales. Videos corporativos para aquietar conciencias de empresas saqueadoras, aunque presuman ‘responsabilidades sociales’ de utilería.

Las ideas breves y concisas de este tránsito, Fernando López Silva (identificado por como ex Jefe de Operaciones en la Zona Vial 4, Sur) aportan enormidades al conocimiento anecdótico mexicano. Por puro accidente, recuperan la doctrina de nuestra zarandeada identidad nacional.

Javier Duarte de Ochoa. Orgullo del puerto; singular obsequio veracruzano a la Humanidad. Vía Divergente.

Javier Duarte de Ochoa. Orgullo del puerto; singular obsequio veracruzano a la Humanidad. Vía Divergente.

Niña frente al espejo, de Pablo Picasso. Museo de Arte Moderno, Nueva York.

Niña frente al espejo, de Pablo Picasso. Museo de Arte Moderno, Nueva York.

Robar es un arte.

Bienaventurados son y serán los que se conserven hampones e institucionales, así sea entre las sombras o desde la clandestinidad, manteniendo en la práctica el sabio consejo con destreza y determinación.

El caco Rodrigo Medina, ex gobernador de Nuevo León. Monterrey Flash

El caco Rodrigo Medina, ex gobernador de Nuevo León. Monterrey Flash

Vincent Van Gogh, Autorretrato con oreja vendada. Instituto Courtaud del Arte, Londres. Ibiblio

Vincent Van Gogh, Autorretrato con oreja vendada. Instituto Courtaud del Arte, Londres. Ibiblio

Y nosotros seremos testigos casuales del Credo de los hampones con uniforme y de cuello blanco e híbridos como el duce republicano Drumpf en los Estados Unidos, y –en el flanco democrático- los causantes del colapso financiero mundial en 2008 (hoy entusiastas apoyadores de la campaña de Hill, Bill y Chel Clinton para la presidencia, quienes se han esmerado desde ese tiempo para pagar sus lujos y vacuas ‘conferencias’ a favor de la desregulación, el fracking, etc.)

Hagamos Patria y Arte de México, robando. Y al mazo (o en el Estado de México, Del Mazo) dando.

Exquisitos trafiques financieros del ladrón César Duarte, ex gobernador priísta de Chihuahua, para su exclusivo provecho. ¿‘Arte’ en movimiento perpetuo? Foto: Proceso.

Exquisitos trafiques financieros del ladrón César Duarte, ex gobernador priísta de Chihuahua, para su exclusivo provecho. ¿‘Arte’ en movimiento perpetuo? Foto: Proceso.

Cueva de Altamira, Santillana del Mar, España. Blog Reydekish

Cueva de Altamira, Santillana del Mar, España. Blog Reydekish

Revisando aleatoriamente la red, nos encontramos con la Estética como concepto filosófico que determina lo siguiente: ‘Es una disciplina que trata de lo bello (entendido en el sentido amplio que abarca lo artístico, las diferentes categorías estéticas –sublime, gracioso, lindo, ridículo, trágico, etc.- lo bello natural, moral y cultural) y los diferentes modos de aprehensión y creación de las realidades bellas’.

Miguel Ángel Mancera Tapadera. Neo regente del Distrito Federal/Ciudad de México. Gestor inmobiliario y de Elefantes Blancos. Tonto útil de la camorra federal atlacomulca. Washington Post.

Miguel Ángel Mancera Tapadera. Neo regente del Distrito Federal/Ciudad de México. Gestor inmobiliario y de Elefantes Blancos. Tonto útil de la camorra federal atlacomulca. Washington Post.

Retrato del Dogo Andrea Gritti, por Tiziano. Galería Nacional de Arte en Washington, DC. Foto vía Blog Titian the Artist

Retrato del Dogo Andrea Gritti, por Tiziano. Galería Nacional de Arte en Washington, DC. Foto vía Blog Titian the Artist

Requiere la Estética Mexicana tesis adicionales, para así entender mejor a nuestra propia cleptocracia y la asignación obligada de escuelas históricas (barroca, rococó, costumbro-expresionista, surreal) con exponentes arquetípicos: Rodrigo Medina, los Murat / Duarte / Moreira. El clan Hank, del Patriarca indispensable, compartiendo influencia desde la base hasta la cúspide.

Humberto y Rubén Moreira (ambos del PRI). Sátrapas coahuilenses. Modelos desarmables en el futuro. Foto: Vanguardia.

Humberto y Rubén Moreira (ambos del PRI). Sátrapas coahuilenses. Modelos desarmables en el futuro. Foto: Vanguardia.

Busto de la reina Nefertiti. Neues Museum, Berlín. News Artnet.

Busto de la reina Nefertiti. Neues Museum, Berlín. News Artnet.

Escuela lagunera de Humberto, Rubén (y de Álvaro, el hermano cómodo que quizá llegue a ocupar sus puestos de responsabilidad). La jarocha, de Fidel Herrera y su avezado pupilo hoy en fuga. Quintana Roo pintoresco, con Borge como Maese reciente. La oaxaqueña de Ulises Ruiz y el consorcio inmobiliario de Murat y compañía, cuya cabeza visible es el casi gobernador Alejandro: fiel hijo de su padre y actual protector e inversionista principal, de las fortunas familiares.

Piezas dispuestas a formar parte de galerías o museos del imaginario colectivo, en lugar de las cárceles que serían sus destinos seguros (de haberse manifestado una fracción de sus corruptelas en –casi- otro lugar cualquiera).

Hay que ver que estamos, simplemente, en México; que nuestra tolerancia a sufrir –casi con admiración- la tranza inconcebible y el asombroso trinquete, no conoce límite comparable. Que éste tal vez se agote, pero hasta las elecciones federales del año 2084.

Es una forma, o estilo de vida.

Y los saqueos, obras maestras con merecimientos para ser subastadas por pesos pesados: Sotheby’s o Christie’s.

Las Empresas Fantasma de Javier Duarte; el Banco personal/Caja de Ahorro de su epónimo César. Las Naturalezas Muertas consumadas por el ecocida Roberto Borge Angulo, o la presa privada en tiempos de sequía del sonorense fugitivo Padrés.

Las piezas surgen de la corrupta y corruptura ‘civilización’ de la barbarie continuista, y sus antecesoras multinivel. Herencia podrida que remacha, en la totalidad del mapa del país -y bajo la mirada incrédula de la opinión internacional- atavismos históricos que deberíamos desterrar.

Cualquier otra salida tenderá a clausurar –vía actos de autoridad, que sancionan despojos cada vez más gigantescos- cualquier discusión que anule la dicotomía existente entre Ética y Estética, tal y como define esta última nuestro flamante pensador policiaco, corrido por la Secretaría de Seguridad Pública (a menos que se aparezca, como Tomás Zerón, en puestos estratégicos con mayores responsabilidades laborales …)

¿Contemplaremos estos logros, con el mismo @rrobamiento que producen las Grandes Obras del Arte Universal?

¿Serán objeto de sesudas disquisiciones de algún Platón o Aristóteles posmoderno?

Por lo pronto, nos quedamos rumiando -desde el fondo del sótano al que no acceden los ‘artistas’ que nos desgobiernan- las sentencias del orgulloso filosofete policial.

La corrupción como cultura/destino, y el encomiable arte de robar.

Dos frases lapidarias: insultantes, que dibujan de un jalón a la Nomenklatura mexicana y lo mucho que debemos avanzar para que sea viable nuestra supervivencia colectiva frente a peores barbaries venideras.

Mientras tanto, y en serio: ¿de veras vamos a aceptar que robar seguirá, por los siglos de los siglos, siendo El Arte por excelencia?

 

@alconsumidor

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.