Epifanías en Harlem - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
Epifanías en Harlem
Contra las estridencias destructivas y mafiosas de Trump, las cámaras de Khalik Allah son brújulas que tal vez nos permitan sortear las previsibles calamidades del Trumpiato desbocado que (por desgracia), apenas ensaya sus primeras ofertas.
Por Daniel Gershenson
6 de febrero, 2017
Comparte

Portafolio de Retratos. [email protected] del Trumpismo

Ahora que el Poder Judicial estadounidense puso un alto –así fuera de manera temporal- a las pretensiones excluyentes del misógino y racista Donald Trump, adquiere mayor relevancia la obra gráfica de creadores jóvenes como Khalik Allah, quien ha hecho de la crónica de una sola esquina en Nueva York y sus habitantes: calle 125 y Lexington (a setenta y un cuadras exactas –y años luz- del Nuevo Centro del Mundo: Trump Tower, en calle Cincuenta y Siete y la Quinta Avenida de la isla de Manhattan, y su sucursal en Washington, Distrito de Columbia) el eje de su atención exclusiva. Ópera eminentemente urbana y callejera cuyas fotos y videos ininterrumpidos, surgidos desde ese punto en el mapa del histórico barrio de Harlem a partir del año 2012, constituyen el relato definitorio de [email protected] Invisibles de Drumpf. Prolegómeno de una resistencia singular, de aquellos eternos excluidos, que se han vuelto víctimas propiciatorias (junto con musulmanes, y mujeres, y poblaciones latinoamericanas o africanas o asiáticas, y varios más) del nativismo anglosajón que ha colocado al magnate y su corrupta familia –para nuestra desgracia- en la Casa Blanca.

Foto: Khalik Allah

Inserta en una larga tradición de retratismo urbano, humanístico y comprometido que en la actualidad se apoya en redes sociales para su divulgación gratuita, el admirable trabajo de Khalik rescata imágenes y voces de sectores humillados y ofendidos; con un destino, plenamente asumido, que será el de padecer en carne propia –como lo vienen haciendo desde tiempos inmemoriales, aunque con la irrupción de Trump, adquirirá este sacrificio formas exacerbadas- los abusos y atropellos prometidos por el flamante presidente y su extensa pandilla de fascistas y oligarcas. Aunque para él ‘devolver su grandeza perdida a América’, signifique aplastar aún más a comunidades enteras. Quizá, por eso mismo.

Somera introducción al recurso del método de Khalik Allah, cortesia de la revista Time en su sección Lightbox

Su producción videística puede consultarse en Vimeo o YouTube. La más conocida y extensa: Field Niggas.

Otras del mismo calibre, son Rashomon Urbano

y Khamaica

o Antónimos de la Belleza.

Son éstos los capítulos iniciales de una gran Street Opera, en su máxima y mejor expresión, con seres humanos de todas las edades sobrellevando la ruina mediante el escape vía piedra, K2, u otros cannabinoides; fumando churros o blunts (de acuerdo al argot de esos rumbos), y en cadena.

Finalmente, son reservas inagotables de valor; antídotos efectivos a la ponzoña del flamante presidente, y todo lo que representan él y su cuadrilla matonil.

Foto: Khalik Allah

La de Khalik (cuyas raíces en el Melting Pot norteamericano son jamaiquinas e iraníes) es una dimensión espiritual de las personas, los entornos y las cosas. En las calles de Harlem, entre el autor y los sujetos de su lente: las personas desalojadas a priori del condominio trumpesco del Progreso, en situación de calle; sin techo, y al borde del Abismo existen vínculos de lealtad, profundo respeto y destellos de trascendencia. Son sus instantáneas -las de cada uno de ellos- rincones privilegiados, en tiempo y lugar, de lo Sagrado. Verdaderas epifanías.

 

Foto: Khalik Allah

Y así es como este retratista excepcional de lo cotidiano ejerce su autodenominado Ministerio de la Cámara, de la dignidad y la resiliencia; así lo hicieron en otras épocas Walker Evans (1903-75) y Dorothea Lange (1895-1965), durante las secuelas de Depresión de 1929 en la Unión Americana, o en el caso de esta última, del injustificable internamiento -por parte del gobierno de Franklin D. Roosevelt- de la población japonesa-norteamericana o Nisei en campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Foto: Khalik Allah

Así aportaron al debate público, con imágenes icónicas y compromiso social insoslayable, Robert Frank (nacido en 1924), o William Klein (1928) y la genial nana francesa Vivian Maier (1926-2009), cuya obra fue descubierta, casi por casualidad, en 2007.

Foto: Khalik Allah

Contra las estridencias destructivas y mafiosas del demagogo y émulo/aprendiz del Duce versión siglo XXI, se emplean herramientas necesarias de la genuina solidaridad. Las cámaras de Khalik Allah (joven de treintaipico de años; Fotógrafo Oficial de las calles en Harlem, a ojos de la revista Time), junto con las de [email protected] similares, son brújulas que tal vez nos permitan sortear previsibles calamidades -bíblicas, en sus efectos- del Trumpiato desbocado que (por desgracia), apenas ensaya sus primeras ofertas.

Esta imagen lleva por título, ‘Otro Amanecer en la Meca de Nueva York’. Foto: Khalik Allah

Aquí, su página.

Y acá, fotos adicionales.

Foto: Khalik Allah

 

Foto: Khalik Allah

 

Foto: Khalik Allah

 

Foto: Khalik Allah

 

Foto: Khalik Allah

 

Foto: Khalik Allah

 

 

@alconsumidor

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.