close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
Las guerras que los Trumps del mundo van ganando
Diez enlaces incómodos que uno cree, humildemente, son de lectura necesaria: tanto para aprehender los tiempos que corren, como para ensayar respuestas obligadas.
Por Daniel Gershenson
29 de julio, 2019
Comparte

1) El Estado mexicano, transformado -sin cargo de conciencia, o recato alguno- en caporal migratorio de Trump & Company. El atroz calvario de los niños y niñas migrantes, separadas a la fuerza (como en la Unión Americana) en seudo ‘albergues’ (en realidad, crujías o mazmorras del siglo XXI) administradas por el INM en distintos lugares de la República Mexicana (Vía El País).

Dos familias venezolanas que estuvieron 23 días detenidas en Iztapalapa relatan […] que el encierro, los horarios restringidos y el maltrato los hicieron sentir que habían caído “en una cárcel”. 

Su delito: presentarse con sus pasaportes ante las autoridades mexicanas para pedir asilo. Como en Estados Unidos, las familias fueron separadas en el centro ya que los albergues tienen diferentes áreas para mujeres con niños, adolescentes y hombres. 

“Lloramos como nunca”, recuerda Carlos, uno de los migrantes que piden resguardar su identidad por seguridad. Durante un mes, vio a sus hijos unos minutos los lunes, miércoles y viernes. Aunque lo más impactante fueron las deficientes condiciones sanitarias. Había cuatro médicos en rotación para más de 400 personas. “La negligencia es altísima y te tratan mal”, dice Alejandra, una de las madres. Su bebé, un torbellino de ojos pequeños y pelo rizado, perdió tres kilos y padeció cinco días de fiebre sin recibir la asistencia y comida adecuadas.

 Lo que relatan las familias ha sido documentado. El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT) constató en una visita en junio que la estación en Iztapalapa no cumple con las recomendaciones de higiene, alimentación, atención médica y seguridad emitidas en 2018 para prevenir la tortura y el maltrato.

Allí mismo estuvo alojada la niña guatemalteca de 10 años que falleció el 15 de mayo. La tragedia mostró un nuevo paralelismo entre la política mexicana y la del gobierno de Donald Trump en Estados Unidos, donde cinco menores migrantes han muerto en centros de detención. La Secretaría de Gobernación de México informó que la causa del deceso de la niña guatemalteca fue “el golpe” que sufrió al caerse de su litera en la estación, a donde había sido trasladada junto a su madre desde la frontera norte. Las madres venezolanas, que aseguran dormían en una habitación contigua, creen podría haber sido salvada.

“Como a las cuatro de la tarde se cayó la niña. Fue al médico con mucho dolor: lloraba y lloraba y se agarraba las costillas. Le dijo que tenía gastritis y le dio una pastilla. Fue otras tres veces (…) como a las nueve de la noche, entramos a su habitación y vemos que está agonizando, volteaba los ojos, no tenía color en su piel, su rostro. Todas empezamos a pedir que la lleven a un hospital, y la sacaron en una colchoneta”, cuenta Alejandra. Días después, habrían puesto barrotes en las literas. “Es injusto que quede como que se murió y ya”. El Instituto Nacional de Migración (INM) indicó que no realizará comentarios por tratarse de una investigación abierta.

2) El resto de su familia vive ya en los Estados Unidos. José, que buscaba unirse con ella, fue separado de sus seres queridos que lo acompañaban en la frontera; es un muchacho de El Salvador de veintisiete años -cuyas capacidades cognitivas son equivalentes a las de un niño de cuatro o cinco- que padece en carne propia, como decenas miles más, el infierno kafkiano puesto en marcha por Trump, su familia de teloneros, [email protected] y satélites, en un albergue de Ciudad Juárez (v/The Guardian).

José fue retenido en una cárcel de El Paso durante dos semanas antes de que lo depositaran en camión con rumbo a Juárez. Allá permaneció con personas que había conocido en la prisión antes de llegar –sin que él pueda explicar cómo- al Albergue del Buen Pastor, ubicado a diez minutos en coche del puente que une a esta ciudad mexicana con su similar texana. 

Para entonces ya habían transcurrido casi tres semanas desde que José fue separado de Malene, su prima de 30 años y principal apoyo y sostén en El Salvador, y el hijo de ésta Jonathan, quien describe a su tío como ‘su hermano’. La familia de José no tenía la menor idea de dónde se encontraba, y su madre, que hoy vive en el estado de Virginia, no podía conciliar el sueño por la preocupación […]

**

Voluntarios de El Buen Pastor ayudaron a que José finalmente se pusiera en contacto con su mama y sus hermanos y hermanas que ya habían realizado un trayecto similar desde El Salvador años antes y viven en los Estados Unidos. Pero con su hermano atrapado en un sistema legal bizantino, no encontraban forma de apoyarlo. 

Permaneció otras seis semanas en este albergue antes de que su situación fuera notada, casi por casualidad, por activistas en favor de los derechos de migrantes en la corte respectiva de El Paso. José había sido convocado a la misma el ocho de mayo, y una vez allá quedaba claro que no pudo comprender lo que le decían el juez o la fiscalía. Es capaz de dar su nombre, y los de algunos de sus familiares, pero no tiene forma de articular nociones tales como la fecha de su nacimiento, su edad, o el lugar donde actualmente se encuentra. 

Racismo, xenofobia y patrioterismo

3) Alguien hackeó por más de un minuto, en presencia de El Donald y durante un acalorado  rally para sus seguidores híperreaccionarios, la proyección del escudo presidencial norteamericano -adosando a los talones del águila calva estadounidense, transformada en una bicéfala rusa, sendos palos de golf y la leyenda en castellano –en lugar del latín E Pluribus Unum: 45 es un títere’  (CNN). 

4) El Trumpiato se sincera (bajo juramento, y so pena de incurrir en delitos de perjurio) ante un Congreso de mayoría demócrata que se encuentra cada vez más enfrentada, en distintos frentes, con el gabinete del presidente republicano. Sabíamos que la política trumpística de separación de familias fue diseñada desde inicios para ser cruel, y permanente. El testimonio de uno de sus implementadores, el funcionario Brian Hastings de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP): fiel soldado del trumpismo, sólo lo confirma (Slate).

Uno de los oficiales principales de la frontera no puede determinar si una niña de tres años de edad puede representar “amenaza criminal o de seguridad nacional …” Esta fue una de los sorprendentes conclusiones derivadas de la sesión en el Congreso que abordó el tema de las separaciones familiares en la frontera. 

La niña en cuestión se llama Sofi, y es una pequeña centroamericana que fue separada de su abuela tras haber llegado ambas (y solicitado asilo) a un punto de entrada en la ciudad de El Paso en junio pasado. La separación duró un total de cuarenta y siete días, hasta que la administración de Trump fue obligada a que ella se reuniera con su abuela por orden judicial. Pero el Director de Operaciones de Aplicación de la Ley Brian S. Hastings aún no está seguro si Sofi representa una amenaza; o por lo menos, eso fue lo que respondió al representante Ted Lieu de California, en el transcurso de la sesión del jueves pasado.

 

Lieu: Sofi no es una amenaza criminal o de seguridad nacional para los Estados Unidos. ¿Es esto correcto, verdad?

Hastings: No conozco los pormenores del caso, señor. 

Lieu: ¿Me quiere decir que conoce de algún niño que tenga tres años, y que sea una amenaza criminal o de seguridad para los Estados Unidos?

Hastings: No, no lo conozco.

Lieu: Tampoco es el caso con la abuela de Sofi, ¿verdad?

Hastings: Una vez más, no lo sé … de nuevo, no conozco los detalles de su abuela o de otros de sus parientes. 

5) Más de 150 refugiados africanos podrían haber perecido ahogados, hace algunos días, en aguas mediterráneas (Guardian). Totalmente fiel a sí mismo, el Showman mussoliniano Matteo Salvini  (versión europea de Trump) insiste en cerrar el acceso a estos refugiados, criminalizándolos

6) La deforestación en el Amazonas está llegando indefectiblemente al punto de no retorno: este ritmo acelerado es atribuible al impulso ecocida que le ha impuesto a esta Gran Tarea Jair Bolsonaro: el Drumpf demente de Brasil (Guardian).

7) Las cuantiosas multas (que quizá no lo sean tanto), no contendrán la ofensiva total de los grandes Cinco Grandes (Amazon, Alphabet, Apple, Facebook y Microsoft) y similares. V/Guardian

8) Alexei Navalny: permanente Piedra en el Zapato del neozar V.V. Putin, ha sido arrestado -junto con cientos de ciudadanos y activistas- que protestaban otra inminente farsa electoral rusa (BBC). 

9) El cobarde demagogo que actualmente rige los destinos de EEUU (y sus compañ[email protected] de viaje) sigue emprendiéndola en contra de [email protected] progresistas como las cuatro jóvenes que conforman The Squad, o El Equipo; insulta desde Twitter a congresistas afroamericanos y/o musulmanes, utilizando los mismos tropos esgrimidos por el Ku Kux Klan: sus antecesores y acólitos, desde tiempos inmemoriales. Todo, con tal de que el sello o marca de la casa vuelva a triunfar en los comicios federales de 2020.  

10) El flamante primer ministro británico (e idiota útil de Trump) Boris Johnson se apresta a conducir al Reino Unido hacia el precipicio Brexiteriano.

@alconsumidor

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.