Paladín de la ignorancia - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
Paladín de la ignorancia
No es suficiente tener que lidiar con un gobierno inepto y corrupto por partes iguales en México. Un fulminante Uno-Dos es lo que pretenden propinarnos Peña y Trump.
Por Daniel Gershenson
13 de marzo, 2017
Comparte

La docta barbarie es sinónimo de poder en el Trumpiato temprano. Su gabinete de multimillonarios y negacionistas, aunado a las consejerías expertas de yernos y ‘estrategas’ que no estarían fuera de lugar en la Italia de Mussolini o la distopía mediatica de Silvio Berlusconi (alias Bunga-Bunga), augura tiempos aún peores para la salud del planeta. Los primeros pasos del magnate-presidente, de las páginas de chismes en medios neoyorquinos, al protagonismo de su Reality Show, a Twitter y las primeras planas son un lastimoso espectáculo carpero que se prolongará –uno supone- hasta la conclusión de su mandato.

¿Será un capítulo que va a acabarse en cuatro años, o nos veremos condenados a ser testigos del desastre otros cuatro más?

Las biografías de los colaboradores de Trump son un compendio de ineptitudes, conflictos de intereses e incontenibles ánimos desmanteladores. El ejemplo de Scott Pruitt (48 años, abogado y ex procurador estatal de Oklahoma; mejor amigo de empresas petroleras, carboníferas y frackeras y extractoras; ‘escéptico’ autodescrito ante todo lo que sugiere que el Cambio Climático es un problema mayúsculo –y en donde el consenso pre-drumpfiano era que debía ser combatido con políticas públicas- hoy, titular de la Agencia de Protección del Medio Ambiente demandada por él múltiples veces, por instrucciones de los consorcios e intereses privados que financiaron su carrera política) es apenas un síntoma adicional de los retrocesos impuestos por el demagogogo naranja, e igual de aterrador. Este personaje se convertirá en el transcurso de su mandato, y si llega a conservar su puesto hasta el final de la gestión trumpista, el rostro visible de una probable hecatombe ecológica cuyos efectos rayan en lo inimaginable.

Scott Pruitt, sepulturero del Medio Ambiente y alumno aventajado. Como Alfred E. Neuman (caricatura e ícono de la revista Mad), su semblante expresa: What, Me Worry? Vía Gobierno del estado de Oklahoma.

Para Pruitt, neutralizar a la agencia bajo su cuidado equivale a hacer patria. En la mitografía republicana, perfectamente bien representada por él y por el Partidario del Té, James Inhofe (82 años; torpe senador oklahomense, fanático religioso de los Últimos Tiempos mentor de la ‘estrella emergente’ y verdugo del EPA; autor de La farsa más grande: cómo la conspiración del Cambio Global amenaza tu futuro), las reglas y límites impuestos a la industria, y los acuerdos internacionales en la materia, sólo sirven para ‘frenar su ilimitado progreso’ y el espíritu de la inventiva estadounidense. El presunto ‘Estado depredador’ de la reacción reagano-bush-trumpista, frena –a su entender, con ordenamientos engorrosos y trámites sin cuento- los ímpetus innovadores en las entidades y empresas.

Inhofe, nefasto mentor de Scott Pruitt. En la imagen, intenta demostrar la ‘inviabilidad del cambio climático’, sosteniendo una bola de nieve en el Senado. Foto vía Ecowatchroar

Aquí una parte del diálogo, que ha merecido el apelativo de surrealista por cuenta de la prensa especializada en Estados Unidos, cuando Pruitt tuvo que pasar por el proceso de confirmación en el Senado.

Senador Bernie Sanders: Como debe ser de su conocimiento, un noventa y siete por ciento de la comunidad científica que ha escrito artículos en publicaciones especializadas concluyen que el cambio climático es real; que lo provoca la actividad humana, y que en estos momentos provoca problemas devastadores en nuestro país y el planeta entero. ¿Cree usted que el cambio climático es causado por emisiones de carbón, es decir: por actividad humana?

Scott Pruitt: Como lo indiqué en mi discurso de introducción, el clima está cambiando y la actividad humana contribuye a eso en cierta manera.

Sanders: ¿En cierta manera? Noventa y siete por ciento de los científicos que publican artículos en revistas especializadas creen que la actividad humana es la razón fundamental por la que vemos el cambio climático. ¿Está en desacuerdo con esa apreciación?

Pruitt: Creo que la capacidad de producir, con mediciones precisas, estudios del verdadero impacto de la actividad humana en el clima puede estar sujeto a debate, en la medida en que el clima cambia por cuenta propia, o si acaso es la actividad humana la que está contribuyendo a ello.

La desolación de Greenpeace se resume en este resumen:

El Plan de Energía Limpia de Barack Obama constituyó uno de los grandes avances en su legado presidencial, debido a que estableció (por primera vez) límites federales en emisiones de carbono por plantas de energía, y –por consiguiente- el empeño por reducir ese tipo de contaminación en un orden de 30 por ciento comparado con niveles en el año 2005. La estimación de la Agencia de la Protección del Medio Ambiente es que el avance le habría ahorrado a los americanos, miles de millones de dólares en costos relacionados con su salud y el clima para 2030.

Scott Pruitt odiaba tanto este plan, que demandó a la EPA, a efecto de bloquearlo. También exhortó a otras entidades a unir fuerzas, y sumársele.

Otro mirrey, en su laberinto; Rafael Pacchiano, paupérrima excusa de ‘servidor público’. IISD

Desde el advenimiento del proto duce WASP, y tras haberse encumbrado –gracias al control republicano del Congreso, y los votos favorables a su causa- el badulaque trumpófilo, Scott Pruitt desbanca a Rafael Pacchiano –ancla del Partido Verde Ecologista, contraparte del ex procurador estatal estadounidense en México- como el más execrable pseudo ‘defensor’ oficial del Medio Ambiente en América del Norte. Ya podrá presumir el ignaro administrador (y ecocida tapadera empresarial) de Profepa, quien con el ascenso de Pruitt y equipo él ha dejado de ser principal hazmerreír en redes nacionales, un Big Fish gringo le ha quitado ese bochornoso reconocimiento.

La desregulación desenfrenada es uno de los postulados y pilares del Trompismo bananero; por eso, las agencias gubernamentales norteamericanas quedan en manos de partidarios del neoevangelio neoliberal. Dejar Hacer / Dejar Pasar: todos a la carga, pues la sagrada tarea consiste en desmontar la red de protección a consumidores, medio ambiente y derechos humanos para regocijo de Trump y sus compinches; paralizarla, y repartir los retazos de lo que quede entre los amigos sin molestias.

Vía Arrl.org

Sostiene Ajit Pai (44 años), el nuevo jefe de la Comisión Federal de Comunicaciones: la Neutralidad de la Red es un error con mayúsculas, peor que un pecado de origen. Algo que para él y los Godzillas de las telecomunicaciones –como Verizon- que lo contrataron, y esperan un retorno inmediato a sus inversiones, es por naturaleza retrógrado y redundante. Otro Scott, pero de apellido Gottlieb (edad indeterminada), es un capitalista de riesgo y médico conservador al que Trump le ha encargado destruir la Administración Alimentaria y de las Drogas (FDA, su órgano de control federal); es, en los hechos, empleado y rehén de las grandes farmacéuticas. No desentona entonces, en ese mismo orden de ideas, el invisible secretario de Estado Rex Tillerson (64 años), quien surge de las selectas y enrarecidas filas de los cuadros ejecutivos, dentro de ese insaciable Estado paralelo que se llama Exxon Mobile.

Suggested-Keywords.org

Fox5NY

A temblar se ha dicho. No es suficiente tener que lidiar con un gobierno inepto y corrupto por partes iguales (¿correpto?) en México. Un Double Whammy o pugilístico y fulminante Uno-Dos, es lo que pretenden propinarnos Peña, y el charlatán/mitómino naranja Drumpf.

 

@alconsumidor

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.