Paula White-Cain y el catecismo trumpiano - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
Paula White-Cain y el catecismo trumpiano
Paula White-Cain, proponente principal del evangelio de la prosperidad y "asesora espiritual" de Trump, fue nombrada para trabajar en la Casa Blanca en algo llamado Iniciativa de la Fe y Oportunidad.
Por Daniel Gershenson
11 de noviembre, 2019
Comparte

Reza uno de los versículos más conocidos de el Evangelio de Mateo, que los mansos heredarán la tierra. Evidentemente no piensan así Donald Trump o ninguno de los funcionarios políticos bajo su mando; mucho menos, sus ‘consejeros’ religiosos estrella. (Tampoco los de Jair Messias Bolsonaro en Brasil, pero eso tendrá que ser tema en otra oportunidad).

En resumidas cuentas únicamente ellas y ellos, [email protected] [email protected], tienen garantizada su versión monopólica del paraíso. Aquí y en el Más Allá.

Pongamos el caso (escandaloso si los hay, pero ya están normalizados todos, más los que se vayan acumulando) de Paula White-Cain, proponente principal americana del evangelio de la prosperidad; hoy ‘asesora espiritual’ de Trump nombrada por él para trabajar en la Casa Blanca en algo llamado Iniciativa de la Fe y Oportunidad.

A grandes rasgos, ¿en qué consisten estas dos cosas?

Citando enlaces referidos:

Para un observador externo, este ‘evangelio’ parecería ser simple extension de la teología conservadora que representan diversos tipos litúrgicos del cristianismo: parientes cercanos del fundamentalismo, evangelicalismo o su vertiente pentecostal. Ciertamente existen aspectos en común entre ambos, pero el evangelio de la prosperidad se cuece aparte. Aunque sea muy popular en el mundo, sobre todo en el Hemisferio Sur, sus raíces son cien por ciento norteamericanas (…) y representa una especie de triunfo del optimismo estadounidense por sobre las realidades de una economía tambaleante, racismo, pobreza y pesimismo…’.

Esta vertiente particular arrastra dos problemas. Representa una perversión teológica, que consiste en distorsionar la afirmación cristiana de que la Deidad nos ama; que desea buenas cosas para nosotros, y que trabaja activamente -a través de su grey- hacia un triunfo eventual contra el Mal, el pecado y la muerte misma.

Empero, en palabras del evangelio de la prosperidad, Dios es una máquina que dispensa favores a cambio de dinero. Coloca uno su moneda de la Fe (se aceptan también cheques, o tarjetas de crédito), y de inmediato se produce tu salud, tu dinero y la victoria, reducida esta última a la condición de sentirse bien con uno mismo. El Nuevo Testamento destaca con frecuencia la necesidad de la autonegación y el sacrificio, junto con la realidad del sufrimiento a propósito de la fe propia) y de los peligros y las tentaciones de la riqueza. El evangelio próspero ofrece a cambio la comprable e indolora mejor de tus vidas, ahora’ como prueba fehaciente del favor divino. Todo un medio sin ningún fin.

El voto evangélico, y la incorporación del botarate Mike Pence a su fórmula representaron una tajada numerosa del voto republicano en la elecciones presidenciales de 2016. El apego oportunista a figuras religiosas pasadas como Billy Graham (motejado en su momento, El Predicador de América) o a Jerry Falwell y su vástago/heredero religioso del mismo nombre, ha sido constante tanto en administraciones del Grand Old Party como de su equivalente demócrata.

Pero lo de la señora Paula White, como todo lo relacionado con el trumpismo, significa un peculiar salto cuántico que sin duda dejará huellas indelebles para beneficio de émulos y posibles sucesores drumpfianos.

Popurrí de una fiel jinete religiosa del Trumpocalipsis. Paula White-Cain en su elemento

Aquí, recomendando el título autoayudístico más reciente de su autoría. Vía Twitter.

Vía Twitter.

White con una Amiga de Fox (programa oficial de Fox News, o más bien TV Trump).

Vía Twitter.

Con la inefable Ivanka, y su propio tomo donde arquitecta (sic) su propio y privilegiado destino.

Vía Twitter.

Sonriente, con il Capo Drumpf.

***

Esto es la pastora White.

Nacida en Tupelo Mississippi , White se hizo famosa con un programa televisado que llevaba su nombre a partir del año 2001. Desde el principio sostuvo que Dios premia a los piadosos con riquezas, salud e infinita felicidad. Para el 2009, ella fue nombrada predicadora principal de la megaiglesia Extramuros en Florida, acto que incrementó su estatus entre la comunidad de evangélicos en el país.

Como muchos otros televangelistas, Paula White ha ocasionado críticas por utilizar su puesto para enriquecerse indebidamente: un ejemplo concreto fue su insistencia este año en amenazar a sus seguidores con que habría ‘serias consecuencias’ si acaso se atrevían a dejar de aportar recursos para su ministerio.

White ha servido a Trump, pero en capacidades informales, desde 2016. Sólo hasta ahora ella ha transitado hacia funciones oficiales en su gobierno, con un nombramiento en la oficina de Enlace Público. En palabras de la Casa Blanca, la iniciativa que encabeza tiene la intención de apoyar a las organizaciones basadas en la fe, ‘para fortalecer las instituciones de la sociedad civil , desde la perspectiva de las familias y comunidades americanas…’.

Finalmente:

White ha mantenido una relación muy cercana con el presidente, por muchos años. Él se acercó a ella cuando aún conducía El Aprendiz […] Desde entonces, los dos han desarrollado una relación de mutuo beneficio. Trump le encargó plegarias para que los finales de temporada de su programa fueran exitosos (sic). En 2006 Trump participó en el programa de la pastora, quien con su segundo esposo compró un departamento valuado en tres y medio millones de dólares en la mismísima Torre de Trump en Manhattan.

Ella ha sido una presencia constante (y sonante) en la Casa Blanca. Fue una de seis líderes religiosos escogidos para orar con Trump y para él, en la toma de posesión de enero del 2017; ha fungido como su asesora espiritual desde antes de su elección al cargo. En meses recientes, con miras a los comicios de 2020 que se llevarán a cabo a principios de noviembre de ese año, White ha multiplicado sus apariciones públicas de apoyo irrestricto del presidente. Durante un rally de Trump en Florida este junio, ella condenó a la ‘red demoniaca’ de fuerzas alineadas contra su amigo y mentor. “Yo declaro que Donald Trump se sobrepondrá a todas las estrategias del infierno y de sus enemigos (¿los demócratas, acaso?), predicó en el evento. ‘Entonces él cumplirá con su llamado y su destino’.

Con personajes como éste, Drumpf apela a su base y espera que caiga un rayo providencial en sus aspiraciones reelectorales. Veremos si el destino (y las claras deficiencias de un sistema electoral arcaico, que de plano amerita ser abolido) repiten esta abyecta historia colectiva.

Para desgracia de casi [email protected] pero beneplácito ‘religioso’ de Paula White-Cain y su siniestra cofradía.

@alconsumidor

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.