Sri Lanka: prensa indoblegable e intrépida - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
Sri Lanka: prensa indoblegable e intrépida
Los asesinos materiales e intelectuales del editor y periodista de Sri Lanka, Lasantha Wickrematunge, como los de innumerables mártires mexicanos y mexicanas de la democracia muertos por montones en el ejercicio de su indispensable labor periodística, siguen libres.
Por Daniel Gershenson
3 de octubre, 2016
Comparte

[2 de octubre de 1968: cuarenta y ocho años después. Un Crimen de Estado que No se Olvida]

 

Los acuerdos de paz entre el gobierno y las FARC se tambalean en Colombia. ¿Qué clase de limbo enfrenta la sociedad en el conflicto que se remonta al lejanísimo 1964? Ganó el ‘No’ por la minima; se fortalece el inflexible ex presidente Álvaro Uribe: una suerte de Felipe Calderón colombiano.

En el continente asiático, Sri Lanka comparte con Colombia historias de guerras emprendidas contra poblaciones civiles; declaraciones a muerte contra defensores de Derechos Humanos y periodistas por parte del Estado y el crimen organizado, en todas sus regiones.

¿Hay equivalencias válidas de los que sucede en ambos países, con la situación imperante en México?

En nuestro país, los reporteros siguen siendo blanco de cárteles y distintos niveles de gobierno.

Hoy uno recuerda, por asociación de ideas y abusando del espacio que me facilita este medio, al más conocido de todos los reporteros de Sri Lanka (antes conocido como Ceilán).

Foto vía International Press Institute.

Foto vía International Press Institute.

Se llamó, en vida, Lasantha Wickrematunge.

Sri Lanka fue hogar de Arthur C. Clarke (1917-2008), autor de libros clásicos de ciencia ficción como el famosísimo ‘2001: Odisea del Espacio’, adaptado al cine por Stanley Kubrick.

Sri Lanka. Nations Online

Sri Lanka. Nations Online

Una cruenta guerra civil, iniciada en 1983, llenó de cadáveres esa hermosa nación conformada por una mayoría budista (cingalesa), que se enfrentó con la comunidad tamil (de religión hindú). Terminó en un baño de sangre en el mes de mayo de 2009, con la victoria aplastante del ejército nacional en zonas controladas por los LTTE (Liberation Tigers of Tamil Eelam): agrupación terrorista cuyo principal objetivo era la secesión, en Sri Lanka, de regiones ubicadas al norte y oriente de la isla y cuyo líder supremo ordenó a un comando suicida asesinar al primer ministro de la India Rajiv Gandhi el 21 de mayo de 1991 en Tamil Nadu.

 Jantaka Reporter

Jantaka Reporter

Velupillai Prabhakaran (1954-2009), cabecilla sanguinario de los LTTE.

Una de las peores consecuencias de esta carnicería, verdadera tragedia nacional, fue el combate sin cuartel a los medios críticos de ambos grupos beligerantes.

Wickrematunge (1958-2009) se convirtió en la baja más visible. Fue el cofundador en 1994, con su hermano, del Sunday Leader, diario semanal indispensable cuyo lema, aún hoy, sigue siendo ‘Unbowed and Unafraid’.

Vía Independent

Vía Independent

 

El peor enemigo del editor del Sunday Leader fue la persona que ordenó su asesinato. Mahinda Rajapaksa (1945-) era el corrupto y nepotista presidente de Sri Lanka, bajo cuya férula concluyó la guerra contra los tamiles y se aniquiló a un amplio e incontabilizable sector de la población civil. Las huestes militares del entonces líder de Sri Lanka se especializaron en atacar hospitales plenamente identificados, engrosando una amplia lista de crímenes de guerra y contra la humanidad, en combinación con un impresionante palmarés de expolios (ecos de lo que está sucediendo, en estos momentos, con el ejército sirio bajo las órdenes de Bashar el Assad –con cobertura aérea rusa, cortesía de Vladimir Putin- en ciudades sirias como Alepo).

Passion Parade

Passion Parade

A Lasantha Wickrematunge lo emboscaron y mataron, desde una motocicleta, sicarios del gobierno. Tenía cuarenta y nueve años de edad.

Merece ser recordado en coyunturas como ésta, porque fue publicada un día después de su muerte (aún sin castigo, siete años después), despedida editorial cuidadosamente redactada por él, y testamento para la posteridad, reprodujeron medios de la talla de el Guardian y el New Yorker.

Captura de pantalla: Sunday Leader.

Captura de pantalla: Sunday Leader.

En 2015 y contra todo pronóstico, la oposición a Rajapaksa se impuso sobre el oficialismo y dio inicio a un periodo de relativa apertura y reflexión que podrían resolver pendientes como el del asesinato de Wickrematunge.

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena. Foto: Max Mumby / Indigo / Getty Images.

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena. Foto: Max Mumby / Indigo / Getty Images.

El nuevo líder de Sri Lanka militó en el gobierno, antes de lanzar el año pasado su candidatura desde la oposición.

La ONU acusó sin contemplaciones al gobierno anterior de haber cometido crímenes dignos de la Corte Penal Internacional. El encargo del gobierno de Rajapaksa fue redactar investigaciones a la medida, cuya única finalidad fue cumplir con el requisito de una ‘Comisión de Lecciones Aprendidas y Reconciliación’ , que no sirvió para acallar las críticas internacionales.

Madres de desaparecidos. Justicia ausente. Foto: AP / Eranga Jayawardena.

Madres de desaparecidos. Justicia ausente. Foto: AP / Eranga Jayawardena.

La nueva administración de Maithripala Sirisena (1951-) ha ordenado que se exhume y reexamine el cuerpo del Editor.

La carta de Wickrematunge pudo haber sido escrita por cada uno de las y los profesionales del periodismo que han muerto por ejercer su trabajo a plenitud: sin más compromiso que el de informar verazmente sobre las tropelías de castas políticas venales e impunes.

En 2013 se publicó este compendio de la vida y obra del Editor Wickrematunge, escrito por su ex esposa. Tomado de su página web

En 2013 se publicó este compendio de la vida y obra del Editor Wickrematunge, escrito por su ex esposa. Tomado de su página web

En septiembre del año 2000, al Editor se le encontró culpable de ‘difamar’ al presidente Chandrika Kumaratunga, mediante un artículo publicado en 1995 en su periódico. En 2003, un ministro de gobierno y empresario lo amenazó de muerte en el parlamento. El presidente Rajapaksa prometió que ‘lo destruiría’ en el transcurso de una conversación telefónica sostenida con él en 2006. Circularon ese mismo año órdenes de arresto en su contra por delitos contra la seguridad nacional derivados de investigaciones publicadas en el Sunday Leader.

Aquí, en extensa traducción libre -casi íntegra- el texto impreso en la edición del Líder Dominical correspondiente al once de enero de 2009: diario fundado por Lasantha Wickrematunge en junio de 1994. Una disculpa anticipada por la extensión. Su lectura, para quien quiera intentarla, es provechosa.

Y Finalmente Vinieron por Mí

Ninguna otra profesión exige (a aquellos que la practican) ofrendar la vida por su labor, salvo las fuerzas armadas, y en Sri Lanka, el periodismo. En el transcurso de los últimos años, los medios independientes han sido atacados con cada vez más frecuencia. Plataformas electronicas e impresas han sido incendiadas, bombardeadas, clausuradas y sujetas a intimidación. Incontables reporteras han sufrido acoso, amenazas y hasta la muerte. Es un honor pertenecer a todas estas categorías, y ahora –en especial- a la tercera.

He trabajado en este negocio largo tiempo. En efecto, el año 2009 se cumple el quinceavo aniversario del Sunday Leader. Muchas cosas han cambiado en Sri Lanka desde entonces: no tengo que decirles que la mayor parte de estas transformaciones han sido para peor. Nos encontramos inmersos en una guerra civil, llevada a cabo sin clemencia por protagonistas cuya sed de sangre no conoce límites. El terror, ya sea perpetrado por terroristas o por el Estado, se ha convertido en la orden del día. El asesinato se ha vuelto la herramienta principal para lograr que el Estado obtenga el control de los órganos libres […]

¿Por qué persistimos en nuestra labor? Muchas veces me lo he preguntado. Después de todo, también yo soy un esposo, y el padre de tres niños maravillosos. Yo también tengo responsabilidades y obligaciones que trascienden mi profesión, ya sea la Ley o el Periodismo. ¿Vale la pena el riesgo? Mucha gente me dice que no. Mis amigos me piden regresar al ejercicio del derecho, y dios sabe que éste ofrece un estilo de vida mejor remunerado y más seguro. Otros, que incluyen líderes politicos de ambas tendencias, me han solicitado en distintas épocas que ingrese a la política, llegando a ofrecerme los puestos de mi elección. Los diplomáticos de carrera, al reconocer los riesgos que sufrimos los periodistas en Sri Lanka, me han ofrecido salvoconductos y el derecho a la residencia en sus países de origen […]

Pero existe un llamada que es más elevado que la política, la fama, el lucro o la seguridad. Es el llamado de la conciencia. El Sunday Leader ha sido un diario controvertido, porque nos atrevemos a decir la verdad […] no nos ocultamos tras el eufemismo. Los artículos de investigación que publicamos están sustentados por evidencia documental, gracias al espíritu público de los ciudadanos que se arriesgan mucho para proporcionarnos este material a nosotros. Hemos exhibido escándalo tras escándalo, y nunca en estos quince años hemos tenido que retractarnos.

Los medios libres sirven como un espejo, en el que el lector puede verse sin maquillaje o gomina. De nosotros, ustedes conocen el estado real de la nación, en especial del manejo por parte de la gente elegida por ustedes para dotar a sus hijos de un mejor futuro. A veces, la imagen reflejada en ese espejo no es agradable. Pero aunque puedan ustedes refunfuñar desde la privacidad de su sillón de lectura, los reporteros que sostienen ese espejo para que ustedes lo examinen lo hacen en público y con un enorme riesgo a sus personas. Ese ese su llamado; no lo eludimos.

Cada periódico posee un punto de vista; nunca hemos ocultado el hecho de que nosotros también lo tenemos. Nuestro compromiso es un Sri Lanka que sea una democracia transparente, secular y liberal. Mediten bien estas palabras: cada una de ellas tienen un profundo significado. Transparente, porque el gobierno tiene que rendirle cuentas claras a la gente, y nunca abusar de su confianza. Secular, porque en una sociedad multicultural y multiétnica como la nuestra, este valor ofrece el territorio común que pueda unirnos. Y democrático … si tengo que explicar por qué esto es importante, sera mejor que dejen de comprar este diario.

El Sunday Leader nunca ha buscado la seguridad que significa articular la opinión de las mayorías. Admitámoslo: ésta es una forma de vender más periódicos. Al contrario: como lo hemos demostrado con el tiempo en nuestras columnas editoriales, con frecuencia articulamos ideas que muchas personas encuentran fuera de lugar. Por ejemplo, hemos reiterado que el terrorismo separatista debe ser erradicado, aunque es más importante combatir sus causas intrínsecas; hemos exhortado al gobierno a contemplar este conflicto étnico en el contexto de la historia, y no únicamente del terrorismo. Hemos peleado contra el terrorismo de Estado contenido en la supuesta Guerra contra el Terror, sin dejar de reparar que Sri Lanka es el único país del mundo que bombardea rutinariamente a sus propios ciudadanos . Por conceptos como éste, nos han calificado de traidores; si esa es la marca de la traición, la portamos con orgullo.  

Muchos sospechan que nuestro periódico arrastra una agenda política. Falso […] Recuerden que cuando otro partido , fuimos la espina más grande en su costado: revelando excesos y corruptelas en aquellos lugares donde ocurrieron. Es incluso posible, que nuestras revelaciones hayan precipitado la caída de ese gobierno.

Tampoco puede decirse que nuestro repudio por la guerra equivale a un apoyo hipotético por el LTTE. Esa organización es una más despiadadas y sangrientas en la faz de la tierra. No hay duda que debe ser erradicada. Pero la violación de los derechos de los ciudadanos tamiles: bombardeando y acribillándolos sin misericordia, es un crimen que debería avergonzar a los cingaleses, cuyo reclamo de ser los custodios de la Dhamma será puesta para siempre en entredicho por culpa de este salvajismo, ignorado por la mayoría de la opinión pública a causa de la censura.

Y aún más: una ocupación military en el norte del país y la region oriental requerirá que los tamiles en esas regiones serán condenados a vivir eternamente como ciudadanos de segunda clase, privados de todos sentido de la dignidad. No imaginen que podrán aplacar o comprarlos con fondos de ‘desarrollo’ y ‘reconstrucción’, en la época de la posguerra. Las heridas del conflicto los lacerarán para siempre, y tendrán que contender con una diáspora amarga y desafiante. Un problema susceptible de ser solucionado políticamente se volverá una herida abierta que garantizará enconos futuros. Si estoy enojado y frustrado, esto es porque la mayor parte de mis compatrioras (y el gobierno en su totalidad) no puede ver tan claramente la escritura en la pared.

Es bien sabido que sufrí dos asaltos brutales a mi persona; en otra occasion, mi casa fue ametrallada. A pesar de las excusas santurronas del gobierno, la policía nunca investigó sobre el origen e intención de los perpetradores de los ataques […]

Tengo motivos para creer que estos ataques surgieron del gobierno. Cuando finalmente sea asesinado, sera el gobierno el que cometa el homicidio.

La gran ironía es que, sin que sea del conocimiento público, Mahinda y yo somos amigos desde hace un cuarto de siglo [] Si bien es cierto que no frecuento las reuniones periódicas que él organiza con editores de medios, por lo menos una vez al menos sostenemos reuniones privadas y con algunos amigos en la residencia presidencial […]

Mahinda: cuando finalmente pudiste llegar a la nominación para la presidencia en 2005, nuestra columna te dio la bienvenida más calurosa […] Tomamos tan en cuenta tu compromiso aparente con los derechos humanos y valores liberals, que no dudamos en considerarte un soplo de aire fresco.

Pero eso fue antes de que te involucraras en el escándalo de ‘Helping Hambantota’ . Te conminamos a devolver esos fondos, cosa que hiciste semanas después de que apareció nuestro artículo: para entonces, tu reputación padeció un golpe irreparable, que no has podido sacudirte.

[…] Está claro para todos, que la maquinaria de tu gobierno ha operado con tanta eficacia, que mis hijos e hija ya no tienen a su padre.

Después de mi muerte, harás mucho escándalo, y convocarás a la policía para que se efectúen investigaciones eficientes, completas y rápidas. Como todos estos empeños ordenados con anterioridad, nada sucederá; a decir verdad, ambos sabemos quién provocó mi muerte, pero nadie se atreverá a pronunciar su nombre […]

A pesar de todos los sueños que tuviste para el país durante tu juventud, todo lo has reducido, en apenas tres años, a escombros. En nombre del patriotismo has pisoteado los derechos humanos, nutriendo a la corrupción sin límite y despilfarrando dineros públicos como ningún otro presidente en nuestra historia []

Por lo que a mí respecta, parto al encuentro con mi Creador con la conciencia tranquila. Deseo, cuando llegue el momento, que tú puedas hacer lo mismo aunque lo dudo.

Me voy con la satisfacción de haber caminado de frente y sin arrodillarme ante nadie. No he realizado este camino sin estar acompañado. Compañeros de la prensa impresa, y otros medios, han caminado conmigo: la mayoría de ellos han muerto, languidecen en prisión sin haberles dictado cargos, o viven exiliados en tierras lejanas. Otros transitan a la sombra de la muerte que tu presidencia arroja sobre las libertades por las que luchaste alguna vez. No vas a poder olvidar que mi muerte acaeció durante tu mandato. […] Tu única alternativa será proteger a mis asesinos: te cerciorarás que el culpable nunca pise la cárcel. No tienes opción. Te compadezco […]

A los lectores de este diario, sólo me queda agradecerles su apoyo. Hemos encabezado causas impopulares; hemos defendido a aquellos sectores que no pueden hacerlo por su propia cuenta.

Hemos luchado contra los poderosos, tan hinchados de poder que olvidan sus raíces; hemos expuesto la corrupción y el expolio de sus impuestos. Ante la embestida propagandística diaria, hemos compartido puntos de vista contrarios. Por este motivo, tanto yo como el resto de mi familia hemos pagado el precio que durante mucho tiempo supo que iba a pagarse. Estoy listo –siempre lo he estado- para esta eventualidad. No he hecho nada para evitar el desenlace. Ninguna seguridad, ni precauciones. Quiero que mi asesino sepa que no soy un cobarde (como él), oculto tras escudos humanos mientras condena a millones de inocentes a su muerte. ¿Quién soy yo, entre tantos otros? Desde hace mucho se ha escrito que mi vida iba a ser tomada, y por quiénes. Lo único que faltaba, era cuándo.

También está escrito que el Sunday Times seguirá siendo publicado. No realicé esta lucha a solas. Muchos más de nosotros tendrán que ser, y serán, muertos antes de que el diario fallezca. Espero que mi asesinato no sea visto como una derrota de la libertad, sino que más bien constituya una inspiración para los sobrevivientes que tendrán que redoblar sus esfuerzos. Espero que, por el contrario, ésta sirva para estimular aquellas fuerzas que ayuden a inaugurar nuevas épocas de libertad en nuestra amada patria. Y que sirva para abrir los ojos del presidente a la certeza de que, sin importar el número de sacrificados en nombre del patriotismo falso, el espíritu humano perdurará y florecerá. I also hope it will open the eyes of your President to the fact that however many are slaughtered in the name of patriotism, the human spirit will endure and flourish.

La gente me pregunta por qué es que tomo tantos riesgos. Me recuerdan que sólo es cuestión de tiempo antes de ser ejecutado. Por supuesto que lo sé: es inevitable. Pero si no hablamos hoy, no habrá nadie que pueda hacerlo por los sin voz: las minorías étnicas, los vulnerables y los perseguidos. Un ejemplo que me ha servido de inspiración a lo largo de mi carrera periodística, es el del teólogo alemán Martin Niemöller […quien sirvió de inspiración a don Nepomuceno Moreno, activista del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad muerto en Hermosillo hace casi cinco años]

Si no recuerdan otra cosa, no olviden esto: nuestro periódico estará siempre con ustedes, sean cingaleses, tamiles, musulmanes, parias, homosexuals, disidentes o discapacitados. El equipo seguirá la lucha, erguido y sin temor, con el coraje al que ustedes ya están acostumbrados. No asuman este compromiso a la ligera. Que no existe duda alguna: los sacrificios que hacemos los periodistas no repercuten en su propia gloria o enriquecimiento. Sus beneficiarios son ustedes. Si acaso merecen nuestro sacrifico, es otro tema.

Dios sabe que yo lo intenté

Vía Passion Parade

Vía Passion Parade

Los asesinos materiales e intelectuales de Lasantha Wickrematunge, como los de innumerables mártires mexicanos y mexicanas de la democracia, muertos por montones en el ejercicio de su indispensable labor periodística, siguen libres.

***

Video de programa del Channel 4 británico, transmitido en 2011. Se llama Los Campos de Exterminio de Sri Lanka. Precaución: pues abunda en imágenes muy fuertes de la barbarie, que evidencian la comisión de crímenes y ultrajes de toda índole (por desgracia repetidos, aún ahora, en otras latitudes).

 

@alconsumidor

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.