Talibania, Distrito Federal - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
Talibania, Distrito Federal
Con la marcha nacional en apoyo a las familias ‘normales’ mexicanas, arrancó oficialmente en el DF la campaña del PAN para ‘volver a sacar al PRI de Los Pinos’.
Por Daniel Gershenson
26 de septiembre, 2016
Comparte

[Alerta. Hoy es el segundo aniversario de la barbarie desatada en Iguala/Ayotzinapa: 2 años de mentiras y, como es costumbre en México, impunidad recompensada (ver caso Tomás Zerón de Lucio, nombrado por Enrique Peña Nieto secretario técnico del Sistema Nacional de Seguridad)].

Foto vía cuenta TW @el_geiser

Foto vía cuenta TW @el_geiser

Caminaron avanzando con sus alabanzas, y sus sonrisas beatíficas y discursos petrificados; los miles y miles de herederos de la imaginaria Gran Familia, en feroz defensa de prejuicios cuidadosamente cultivados, de su entera propiedad. Una tropa convencida de su imbatible causa, apuntalada por jerarcas eclesiástico-empresariales de primer orden (incluyendo al Arzobizpo Primado de México y el Papa), que recitaba a lo largo del Paseo de la Reforma sus robóticas consignas: un nutrido ejército militante, en espera del advenimiento del Estado neoteocrático en México. Supone uno que para sus organizadores, el evento del sábado en la capital del pecado y la concupiscencia fue de éxito inmaculado. Los pormenores del magno acontecimiento no dejaron de transmitirse en pantallas gigantes -colocadas en sitios estratégicos- hasta culminar en la mismísima rotonda del Ángel de la Independencia (partida en dos mitades mediante ‘cordones sanitarios’ controlados por nutridos contingentes policiacos). La enardecida lectura de su decálogo o comunicado final deberá ser incluida en la plataforma política de Acción Nacional y partidos rémora del estilo del Partido Encuentro Social. Para eso hicieron acto de presencia, testigos de calidad como la infatigable yunquera Cecilia Romero Castillo.

Y se corearon estas estrofas al ritmo de La Cucaracha (en clave contrarrevolucionaria):

A esta marcha, a esta marcha / nos venimos a juntar / por la familia / el matrimonio / y el derecho de educar

Fue un flashback a la ofensiva reaccionaria, en los Estados Unidos de los ochenta reaganianos, contra el nebuloso ‘Humanismo Liberal’ (aún más nocivo, a ojos de la Nueva Inquisición Mexicana, que el disparate intitulado ‘ideología de género’), reñido con la complacencia del caucásico anglosajón y protestante.

La incursión religiosa en la política norteamericana -vía agrupaciones tipo Moral Majority, del reverendo Jerry Falwell- espejo protestante de la fundamentalista Familia Talibana mexicana (Talibania), en variable nice, no puede descartarse.

La exigencia: ocupar un lugar en la mesa de negociaciones, y encabezar la cancelación de derechos civiles obtenidos con mucho trabajo en la Ciudad de México. Plantarle cara, y leer cartilla, a los tres Poderes, que olvidan el camino de la salvación y la felicidad extraterrenal.

En el Méxiconfesional que promueve el MNF, lo laico es antediluviano.

Mal haríamos, sin embargo, en reducir el movimiento a una mera caricaturización del empeño y el orden celestial al que aspiran sus husetes o al apoyo explícito de una franja nada desdeñable de la plutocracia (y que incluye en apariencia a los clanes Bimbo y Arango, o al vástago de Slim al que se le apareció la Virgen de Cleveland, con el único propósito de solicitarle encabezar la reversión de leyes a favor del matrimonio igualitario y la interrupción del embarazo, según narra Diego Osorno en su biografía de El Ingeniero más caudaloso del planeta), que apenas nos otorga -como ciudadanos y usuarios de sus servicios monopólicos- la sagrada obligación de pagar, callar y obedecer.

Una Iglesia. Una Consorcio. Un Estado.

Con la marcha nacional en apoyo a las familias ‘normales’ mexicanas, arrancó oficialmente en el DF (el inicio informal fue el prolegómeno protagonizado por miles de personas en distintas ciudades de la República el diez de septiembre pasado) la campaña del PAN para ‘volver a sacar al PRI de Los Pinos’. La iglesia militante, Yunquista, escudada en sectores sociales pobremente desinformados (en el mejor de los casos), tomó la calle principal y ocupó ámbitos simbólicos que se creían perdidos desde que, siendo candidato perdedor, Manuel Clouthier lanzó su huelga de hambre tras los comicios de 1988, en los que se impuso la hasta hoy vigente línea general de gobiernos salinistas y sus epígonos.

La mesa está puesta, como para que se reedite el foxismo que venció en las elecciones de 2000; ahora, en la persona de la ‘Hillary mexicana’, quien –como su presunta contraparte norteamericana, para entonces instalada en la Casa Blanca en compañía del Primer Consorte y ex presidente de los Estados Unidos de 1993 hasta enero de 2001- abrevará del ejemplo de su marido ‘sin caer en los mismos errores y excesos’ (de acuerdo a la actual candidata demócrata, a propósito de las malogradas ‘reformas’ al sistema penal, de regulación financiera y del estado de bienestar implementadas por Bill Clinton hace dos décadas).

Cuarteto hollywoodesco. Vía Altscreen

Cuarteto hollywoodesco. Vía Altscreen

Daily Beast

Daily Beast

Forbes México

Forbes México

National Review

National Review 

7boom

7boom

Si Zavala se queda con la candidatura, el millaje Kitsch extraíble por los medios de ambos países sería ilimitado. Portadas del Hola, o la revista Quién con El Cuarteto NAFTA, Bob y Carol y Ted y Alice. O más bien, la secuela política de Bill y Hill y Phil y Maggie. Una autóctona House of Cards, region four pirateada. Dos ex presidentes aconsejando a sus esposas Jefas del Ejecutivo. El eje Clinton-Calderón más unido que nunca, concentrado en negar que segundas partes casi nunca son mejores que las versiones originales.

El discurso de amor por el prójimo y la exclusión codificada es un recurso táctico dilatorio, antes de asestar la puñalada trapera. No es imposible anticiparse a un escenario de pérdida -gradual o súbita- de derechos y libertades en el ex Distrito Federal y el resto del país, si la sociedad no se consagra, ya, a defenderlas.

Peras y manzanas. Pensé el sábado, frente al Ángel, en la chocante descripción (en contextos hartos distintos) que le hizo el comentarista deportivo Bud Collins al ídolo de tenis sueco Björn Borg: an Angelic Assassin. Algo parecido a la encarnación de la propuesta del Frente Nacional por la Exclusión e Intolerancia Mexicanas.

Hashtags #BlackProtest / #CzarnyProtest. Vía FB Katia Babis

Hashtags #BlackProtest / #CzarnyProtest. Vía FB Katia Babis

Si existe alguna duda del efecto pernicioso de las buenas intenciones del fundamentalismo trasladado a la política pública, trasladémonos a Polonia, donde el infierno para las Mujeres está siendo legislado ahora mismo, mayoriteado por la agrupación conocida como PiS en el gobierno (suerte de Yunque en régimen intensivo de corticoides), con su cabecilla Jaroslaw Kaczynski que se hizo del poder poder por vías rigurosamente democráticas, pero que lo ejerce como lo haría Norberto Rivera o Sandoval Íñiguez si éstos tuviesen la ocasión de hacerlo.

TW @pictoline

TW @pictoline

¿Son entonces estas marchas auténticos rounds de sombra: ‘calentamiento de motores’ previos a la narrativa electoral ganadora, con Margarita haciendo el papelón -que tan mal cumplió Fox en 2000, y su esposo un sexenio después- hacia la prueba crucial de 2018?

***

Lo de antier en la Ciudad de México fue una tentativa preocupante de imposición autoritaria. En cambio, la inauguración en otra capital: la de la Unión Americana -en el sitio exacto donde se comerciaron esclavos previo a la emancipación definitiva decretada por Abraham Lincoln- a la vista en la actualidad del Mall con su obelisco de George Washington y otros edificios emblemáticos, fue una especie de apoteosis. Allá se inauguró el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana, dependiente del Smithsonian (institución que dicho sea de paso, también segregó a la comunidad negra, negando sus aportes, durante décadas).

En México se juega el futuro mediante la brega de eternidades, condensada en la retórica apocalíptica del multicitado Yunque transnacional. En el Distrito de Columbia, se refuerzan los símbolos, y la feroz urgencia del ahora que representó la elección del primer presidente afroamericano en los Estados Unidos en 2008, y su ratificación en las urnas hace cuatro años.

Aquí, el video completo:

Participó en la ceremonia el gran activista e integrante del Congreso, John Lewis.

A eso sí le corresponde ser considerado un acontecimiento sin precedente, que se consumó a destiempo pero que sirve dos propósitos: el de reparar una deuda inmensa, y el de colocar a la nación -en este tema en particular- del lado correcto de la Historia.

 

@alconsumidor

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.