close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Entropista
Por Daniel Gershenson
Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprended... Me llamo Daniel Gershenson. A falta de un término más exacto, podría decirse que soy emprendedor social. Me dedico a temas que hasta hace poco: antes del advenimiento de las redes sociales según [email protected], se consideraban ociosos. Presido dos ONG sin fines de lucro desde mediados del 2006: ALCONSUMIDOR, y ALARBO, AC. (Leer más)
Trumpocalipsis: cuatro partes de guerra
Los incendios en la Amazonía, el maltrato a los migrantes y la separación de sus familias, los negacionistas del cambio climático y la relajación de las reglas de la Agencia de Protección Ambiental en Estados Unidos son llamados a la acción organizada y constructiva.
Por Daniel Gershenson
2 de septiembre, 2019
Comparte

Las lecturas como los viajes, ilustran. También pueden ser invitaciones directas a la depresión o la parálisis. En sentido opuesto, son llamados a la acción organizada y constructiva; volvernos en todo caso, un poco más conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor.

Adjunto estos retazos, que a pesar de su condición cut-and-paste mal traducida (aquí aprovecho como es costumbre, para extender disculpas sinceras por eso), podrán generar reflexiones al respecto.

1) ONU: los múltiples incendios, provocados en el Amazonas por la estulticia irresponsable de Team Bolsonaro –y en otras zonas naturales de mundo por predecesores y epígonos de Trump como el actual presidente brasileño- nos acercan indefectiblemente a un Punto de No Retorno (Guardian).

Cristiana Paşca Palmer, secretaria ejecutiva de la Convención de Diversidad Biológica dependiente de Naciones Unidas recordó que la destrucción del bosque de lluvia más grande del mundo requería perspectivas nuevas de la necesidad de estabilización del clima, y la prevención de que los ecosistemas no llegasen al punto de no retorno, con consecuencias funestas para el futuro de la Humanidad.

“Los incendios en el Amazonas nos colocan ante una crisis muy seria”, confesó a este diario. “Pero no es la única parte afectada del planeta. También nos preocupa lo que está sucediendo en otros bosques y ecosistemas, y también la rápida y cada vez más progresiva degradación de la Naturaleza. El riesgo es que nos acerquemos al punto de inflexión del que tanto habla la ciencia, el cual produciría una verdadera cascada de colapsos de sistemas naturales”.

2) Un migrante de 28 años de edad de El Salvador, con capacidades cognitivas de un niño de cuatro, fue separado de su pariente y guardián en El Paso y devuelto sin contemplaciones a Ciudad Juárez (cortesía del programa de Trump Remain in Mexico, del que nuestro gobierno se ha vuelto entusiasta comparsa). Como era de esperarse, allá vivió un calvario y pesadilla, pero por fin –tras múltiples gestiones solidarias de abogados de interés público– logra reunirse con su familia en el estado de Virginia (vía Guardian).

José (el autor del texto original no revela su apellido, por cuestiones de seguridad) se convirtió en una víctima más de este programa, que ha rechazado a decenas de miles de solicitantes de asilo en la frontera desde su implementación en el mes de marzo. Obligados a regresar a ciudades que en muchos casos han caído bajo el control del crimen organizado, varios han sufrido vejaciones y hasta la muerte. A José mismo lo secuestraron y extorsionaron.

Él y su primo habían llegado a la ciudad de El Paso al suroeste de Texas ese mes en busca de asilo. José llevaba consigo una nota de su médico describiendo puntualmente su discapacidad. Esto no importó a las autoridades migratorias, quienes separaron al joven de su primo, quien había sido hasta entonces su cuidador y soporte en El Salvador. José fue enviado de regreso a México por sí solo.

 3) Negacionistas profesionales del cambio climático –cobardes y estúpidos Orcos trumperos- agreden por igual en redes a la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez –principal impulsora en los Estados Unidos del Nuevo Trato Verde– y a la activista sueca de dieciséis años Greta Thunberg (Salon).

El cambio climático no parecería representar un tema o asunto exclusivo de género. Sin embarg, el movimiento conservador se ha encargado de inyectarle sexismo, como sólo sus representantes saben hacerlo.

El jueves pasado, la organización reaccionaria de comunicación denonimada ‘Centro de Investigación de los Medios’ envió un video por Twitter de Ocasio-Cortez, en donde la legisladora subrayaba la necesidad de operar una ‘descarbonización’ rápida para prevenir cambios climáticos catastróficos atribuibles al calentamiento global. El video se llama “Pensamientos Vacíos”, y viene acompañado de música sensiblera de fondo como para ‘demostrar’ la escasa inteligencia de la congresista neoyorquina de origen puertorriqueño.

Es evidente que lo que menos interesa al Media Research Center es que su audiencia escuche el mensaje de Ocasio-Cortez. En su lugar abundan los estereotipos sexistas para un público mayoritariamente masculino predispuesto a desdeñar todo lo que diga sin tomarse la molestia de ponderar las inquietantes conclusiones de la representante popular.

Esta semana y desde su cuenta en Twitter, Ocasio extendió una cálida bienvenida a Thunberg, la activista de 16 años que cruzó en barco el Atlántico para ofrecer un discurso en la sede de las Naciones Unidas.

Por desgracia, a Thunberg también le llovieron insultos misóginos (…), y de la misma ralea que los que iban dirigidos a la congresista: la acusaban de ser demasiado tonta como para entender el alcance de su causa. Un editorialista del Washington Times, aventuró la original ‘hipótesis’ de que Greta es víctima de abuso infantil, y de que su madre es su ‘alcahueta’: planteando así una delirante ‘continuidad’ entre su encomiable activismo y el tráfico de personas.

***

(…) los conservadores se ven entonces reducidos a enarbolar ataques puramente personales contra [email protected] activistas ecológicos, desviando los términos del debate de cuestiones sustantivas en directo hacia las peores cloacas de los resentimientos en la guerra cultura. Al apuntar así a mujeres activistas o líderes jóvenes de la política mediante el uso constante de estereotipos deleznables, los negacionistas creen que pueden realizar maniobras de distracción donde quedan atrás tanto los datos científicos, como el imperativo moral de actuar en consecuencia. En su lugar, exhiben sus miserias en un combate de egos frágiles siempre dispuestos a vilipendiar a cualquier mujer capaz e inteligente, que los haga sentirse disminuidos

4) La Agencia de Protección del Medio Ambiente en la Unión Americana, totalmente capturada por los compinches ecocidas de Donald Drumpf, relaja bajo sus órdenes las reglas que antes restringían en algo, emisiones de metano provenientes de oleoductos y puntos de almacenaje (CNBC).

Los nuevos ordenamientos constituyen el ataque más reciente de la administración de Donald Trump, en su intentona por revertir los avances de Barack Obama en la materia: las emisiones de metano, derivadas del petróleo y gas de esas industrias son el origen de la mayor parte de la contaminación por ese rubro en la actualidad en los Estados Unidos.  

El gas invernadero más perjudicial es el bióxido de carbón, pero el metano le sigue en importancia. Asimismo, este último tiene ochenta veces más la capacidad de ‘atrapar’ el calor durante sus primeros veinte años en la atmósfera. Equivale a un diez por ciento de las emisiones de gas invernadero en el país.  

Habla el ex cabildero de la industria del carbón y actual jefe de la EPA Andrew Wheeler, en declaración oficial: “Nuestra propuesta cumple con los objetivos señalados por la Orden Ejecutiva del Presidente Trump. Remueve obstáculos innecesarios y engañosos, para el desarrollo de la industria del gas y el petróleo.

“Esta administración reconoce que el metano es muy valioso, y que la industria tiene un incentivo para minimizar fugas y maximizar su uso. Desde 1990 casi se ha duplicado la producción de gas natural en los Estados Unidos, mientras que las emisiones de metano han descendido casi un quince por ciento. Nuestros reglamentos no deberían asfixiar a la innovación y el progreso”.

 Lo que significa que nos asfixiarán las decisiones de Trump, Wheeler, Bolsonaro o el vicepresidente norteamericano -y fanático religioso- Mike Pence: Cuatro Jinetes de la era del Trumpocalipsis.

 @alconsumidor

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.