El rol del monitoreo y la evaluación para el logro del ODS 2 ‘Hambre Cero’ - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Evaluación y decisiones
Por CLEAR LAC - CIDE
En el Centro para el Aprendizaje en Evaluación y Resultados de América Latina y el Caribe, CLEA... En el Centro para el Aprendizaje en Evaluación y Resultados de América Latina y el Caribe, CLEAR LAC, nos dedicamos a promover la mejora de las políticas públicas mediante programas de formación en monitoreo y evaluación, investigación aplicada y difusión del conocimiento. CLEAR es una red global con seis centros en Asia, América y África, que promueve la toma de decisiones basadas en evidencia; buscamos que los gobiernos y las organizaciones mejoren su desempeño y logren mejores resultados para el beneficio de la población. CLEAR LAC es parte del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) desde 2012. (Leer más)
El rol del monitoreo y la evaluación para el logro del ODS 2 ‘Hambre Cero’
El número de personas en inseguridad alimentaria ha aumentado desde el 2014 a nivel mundial y la crisis generada por la COVID 19 impone un nuevo desafío. Hoy más que nunca, en un contexto incierto de pandemia y transición a la post pandemia, y con constantes cambios sociales, políticos y ambientales, es necesario contar con información oportuna a través del monitoreo y las evaluaciones para lograr el Hambre Cero.
Por Programa Mundial de Alimentos de República Dominicana
6 de mayo, 2021
Comparte

La Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible establece un marco para la erradicación de la pobreza, el hambre y desnutrición, e inequidad social. El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 2 ‘Hambre Cero’ plantea alcanzar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible.

Sin embargo, a nivel mundial el número de personas en inseguridad alimentaria ha aumentado desde el 2014. En América Latina y el Caribe (ALC) las principales causas han sido las crisis sociopolíticas, los choques climáticos, el desempleo, y los altos precios de los alimentos 1. La crisis generada por la COVID-19 supone un nuevo desafío para los sistemas alimentarios y al poder adquisitivo de los hogares.

El ODS 2 adquiere una creciente relevancia debido a la naturaleza cambiante de la inseguridad alimentaria y los sistemas de alimentos, lo que significa que las respuestas deben ser adaptables, específicas al contexto y con un enfoque en resiliencia. En 2019, 821 millones de personas se encontraban en inseguridad alimentaria 2; de estos, 135 millones en inseguridad severa, de los cuales 18.5 millones se ubicaban en la región de ALC 3. Por su parte, en la República Dominicana para el 2020 el 35.5% y 2.7% de la población se situó en inseguridad alimentaria moderada y severa, respectivamente 4.

La medición y monitoreo de la evolución de la seguridad alimentaria y nutricional ha sido clave para apoyar a los países a palear y revertir la situación de forma oportuna. Los planes de respuesta han sido sustentados en las necesidades identificadas y diferenciadas por los distintos grupos de población. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) tiene el compromiso de dar seguimiento a los indicadores mundiales para los ODS y metas de la Agenda 2030 5. Para el ODS 2 se han definido ocho metas y 14 indicadores que son reportados anualmente a través del informe “Progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible6.

En el caso de la República Dominicana, el PMA destina esfuerzos en apoyar el logro del ODS 2 a través de fortalecimiento de las capacidades de las instituciones de Gobierno:

  • Identificando formas innovadoras de recopilar, combinar y presentar datos. El PMA ha rediseñado herramientas con el fin de adaptarlas a distintos contextos, manteniendo la confiabilidad e integridad de los datos. Durante el 2020, se realizó captura de datos sobre seguridad alimentaria y nutricional de forma remota, tanto a nivel de hogar como individuos, que sirvieron para mapear necesidades y así diseñar y focalizar la respuesta a la crisis generada por la COVID-19. De igual forma, se realizó el primer análisis nacional remoto sobre la funcionalidad de mercados, un aprendizaje importante para el PMA.
  • Realizando iniciativas de Cooperación Sur-Sur y Triangular para capitalizar las buenas prácticas y experiencias de los Gobiernos de la región, enfocado particularmente en las acciones del sistema de protección social para mantener la seguridad alimentaria y nutricional de las poblaciones en mayor vulnerabilidad.
  • Realizando evaluaciones programáticas para generar y sistematizar aprendizajes institucionales que puedan ser incorporados en el diseño (y rediseño) de las acciones relacionadas con el Hambre Cero. En la actualidad, la Oficina País está realizando una evaluación descentralizada de la acción conjunta con el Gobierno dominicano en materia de nutrición que se implementa en el marco del sistema de protección social y los servicios preventivos de salud.

Hoy más que nunca, en un contexto incierto de pandemia y transición a la post pandemia, y con constantes cambios sociales, políticos y ambientales, es necesario contar con información oportuna resultante de los procesos de monitoreo y de las evaluaciones para lograr el Hambre Cero. Sin embargo, se requiere fortalecer la gobernanza, institucionalidad de los datos y el marco de implementación y seguimiento de las recomendaciones de las evaluaciones para que esto sea posible:

  • Institucionalizar herramientas, instrumentos e indicadores dentro de los sistemas estadísticos nacionales para incorporar la medición de la seguridad alimentaria y nutricional, de modo que permitan medir avances, retrocesos y brechas.
  • Contar con estadísticas nacionales y evaluaciones confiables y oportunas para el diseño de políticas públicas. Para esto se requiere cerrar brechas en la frecuencia apropiada de recolección de información y la inclusión de variables claves en los levantamientos con representatividad nacional y local. Por su parte, las evaluaciones permiten capitalizar aprendizajes al utilizar los resultados como herramientas para la incidencia política con miras a empujar cambios estructurales que garanticen la igualdad y justicia social.
  • Innovar en las formas de recolectar, visualizar, interconectar y difundir datos, aprovechando los avances tecnológicos para eficientizar y maximizar la manera de capturar datos en lugares remotos y de presentar, de forma entendible, los datos e indicadores medidos.

El fortalecimiento de los sistemas de monitoreo y evaluación toman cada vez mayor relevancia para la consecución del desarrollo de los países con políticas públicas que atiendan las vulnerabilidades poblacionales. Robustecerlos contribuye al logro de los ODS, en particular el ODS 2 Hambre Cero, el cual requerirá del trabajo conjunto de los gobiernos con otros actores como las agencias de cooperación y desarrollo para asegurar no dejar a nadie atrás, y así continuar salvando y cambiando vidas.

@Clear_Lac

 

 

1 The State of Food Security and Nutrition in the World (2019).

2 Ídem.

3 Food Security Information Network (2020). Global Report on Food Crises 2020.

4 WFP (2020). Resultados del reporte consolidado de indicadores de Seguridad Alimentaria.

5 Naciones Unidas (2017). Resolución adoptada por la Asamblea General para establecer el Marco de indicadores mundiales para los Objetivos de Desarrollo Sostenible y metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

6 El informe relativo al 2020 puede encontrarse aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.