Evidencia para la transformación: la medición multidimensional de la pobreza - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Evaluación y decisiones
Por CLEAR LAC - CIDE
En el Centro para el Aprendizaje en Evaluación y Resultados de América Latina y el Caribe, CLEA... En el Centro para el Aprendizaje en Evaluación y Resultados de América Latina y el Caribe, CLEAR LAC, nos dedicamos a promover la mejora de las políticas públicas mediante programas de formación en monitoreo y evaluación, investigación aplicada y difusión del conocimiento. CLEAR es una red global con seis centros en Asia, América y África, que promueve la toma de decisiones basadas en evidencia; buscamos que los gobiernos y las organizaciones mejoren su desempeño y logren mejores resultados para el beneficio de la población. CLEAR LAC es parte del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) desde 2012. (Leer más)
Evidencia para la transformación: la medición multidimensional de la pobreza
México fue el primer país del mundo en medir oficialmente la pobreza con un enfoque multidimensional. Esta medición destaca porque no se enfoca en medir cuánto dinero tienen las familias en sus bolsillos y estimar si les alcanza para vivir dignamente o no, sino que identifica si los hogares tienen acceso a un conjunto de bienes y servicios.
Por Karina Retama y Karla Pinel
20 de agosto, 2021
Comparte

Es indudable que la lucha contra la pobreza es una prioridad fundamental a nivel mundial para lograr mejores niveles de desarrollo. El primero de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible tiene como principales metas erradicar la pobreza extrema y disminuir a la mitad la proporción de población en condición de pobreza para el año 2030. Cabe destacar que las estrategias de política pública para hacerle frente son más necesarias que nunca. Debido a la crisis de la COVID-19, los avances de décadas en la disminución de las tasas de pobreza han ido en reversa y se espera que el total de personas en condición de pobreza extrema aumente en 150 millones a finales del 2021. Al ser un problema público global prioritario, su conceptualización y medición son de suma importancia.

Existen diferentes enfoques para definir la pobreza y, como consecuencia, diversos criterios para su medición. El más utilizado es el de líneas de pobreza por ingreso, que define umbrales para determinar si el ingreso por persona es suficiente para adquirir los bienes considerados esenciales. Por ejemplo, una medición estandarizada de pobreza extrema es la línea internacional de la pobreza, que consiste en un monto monetario diario considerado como mínimo para satisfacer las necesidades básicas de una persona. En la actualidad ese umbral es de 1.90 dólares, de modo que si una persona tiene un ingreso menor se considera que vive en pobreza extrema.

Sin embargo, el concepto de pobreza es más amplio y no se limita a una dimensión monetaria. Una persona en condiciones de pobreza puede enfrentarse a una o varias carencias como rezago educativo, falta de acceso a servicios básicos, desnutrición y problemas de salud, entre otras, y un aumento en el ingreso no necesariamente va a cubrir estas necesidades. Además, es ingenuo pensar que todas las personas que viven en pobreza o pobreza extrema la experimentan de la misma manera. El Índice de Pobreza Multidimensional es una metodología rigurosa y probada que busca dar un panorama más completo al reflejar no solo el número de personas en condiciones de pobreza, sino también la intensidad de pobreza que experimentan (medido por el número de carencias a las que se enfrentan).

En México, el artículo 36 de la Ley General de Desarrollo Social (LGDS) le otorga al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) la facultad para establecer los lineamientos y criterios para definir, identificar y medir la pobreza. En diciembre de 2009 el CONEVAL lanzó la medición de pobreza multidimensional nacional y en 2010 fue adoptada oficialmente por el gobierno mexicano. La importancia de este acontecimiento radica en que México fue el primer país del mundo en medir oficialmente la pobreza con un enfoque multidimensional. Esta medición destaca porque no se enfoca en medir cuánto dinero tienen las familias en sus bolsillos y estimar si les alcanza para vivir dignamente o no, sino que identifica si los hogares tienen acceso a un conjunto de bienes y servicios. Estos bienes y servicios son un piso mínimo de derechos sociales establecidos en la Ley General de Desarrollo Social (LGDS), indispensables para satisfacer sus necesidades básicas.

CONEVAL definió umbrales y estableció un proceso para recolectar datos a partir de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) y responder a los indicadores definidos en la LGDS. Estos umbrales responden a tres criterios multidimensionales: 1) bienestar económico, 2) derechos sociales y 3) contexto territorial. Eso quiere decir que se toman en consideración 9 indicadores que buscan medir algunas de las carencias sociales de la población. Aunque sí se considera el ingreso de las familias, también se toman en cuenta el rezago educativo, el acceso a servicios de salud e incluso la accesibilidad a carretera pavimentada, entre otros criterios. Esto no solo es innovador, sino extraordinariamente útil para diseñar estrategias quirúrgicas, con base en evidencia, que atiendan las carencias sociales que afligen a diferentes comunidades.

Para esclarecer por qué estas estrategias pueden ser efectivas, es preciso analizar que en la Medición de pobreza 2018-2020 se encontró que la pandemia jugó un papel crucial en la pobreza del país, pero no fue necesariamente la única razón por la que se registró un aumento de la pobreza. Como parte del proyecto de la actual administración, y de acuerdo con información del Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF), para el Ejercicio Fiscal 2020 el presupuesto acumulado de los programas sociales fue del 5.80 % del gasto neto total para 2020, presentando un incremento de 1.26 puntos porcentuales respecto al año anterior. Mayoritariamente, estos programas sociales consisten en transferencias monetarias no condicionadas. A pesar de este incremento, se encontró que entre 2018 y 2020 la carencia en el acceso a servicios de salud aumentó de 16.2 % a 28.2 % y la población en situación de pobreza aumentó de 51.9 a 55.7 millones de personas, mientras que la población en situación de pobreza extrema incrementó de 8.7 a 10.8 millones de personas.

Estos datos aclaran que los programas sociales que consisten en transferencias monetarias atacan unidimensionalmente la pobreza, lo cual no se refleja en una reducción a largo plazo de la pobreza. Las políticas para construcción de carreteras o para pavimentar calles, por ejemplo, estructuran rutas para contribuir al acceso a hospitales, escuelas y empleos, además de fortalecer rutas de comercio que combaten las carencias a las que se exponen diferentes poblaciones. En ese sentido, la pobreza también se ataca por medio de caminos, de desayunos escolares, de un sistema de educación fuerte y por medio del acceso a servicios de salud.

La medición multidimensional de la pobreza mide lo que tiene que medir: la incidencia de la pobreza y su intensidad. Esta medición toma en consideración las diferentes maneras en las que la pobreza se manifiesta. Al identificar las diferentes carencias sociales posibles, realmente podemos entender y evaluar el panorama completo de la pobreza. Este instrumento resulta revelador, no porque tenga como propósito identificar aliados o enemigos, sino porque orienta sobre las mejores rutas para estructurar políticas que en verdad transformen la realidad de las poblaciones más vulnerables.

* Karla Pinel (@karlapinelv) es Gerente de evaluación y desarrollo de metodologías en la coordinación de Evaluación y Decisiones y Karina Retama (k_retama) es Gerente de Proyecto en la coordinación de Comunicación del CLEAR LAC.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.