close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Evaluación y decisiones
Por CLEAR LAC - CIDE
En el Centro para el Aprendizaje en Evaluación y Resultados de América Latina y el Caribe, CLEA... En el Centro para el Aprendizaje en Evaluación y Resultados de América Latina y el Caribe, CLEAR LAC, nos dedicamos a promover la mejora de las políticas públicas mediante programas de formación en monitoreo y evaluación, investigación aplicada y difusión del conocimiento. CLEAR es una red global con seis centros en Asia, América y África, que promueve la toma de decisiones basadas en evidencia; buscamos que los gobiernos y las organizaciones mejoren su desempeño y logren mejores resultados para el beneficio de la población. CLEAR LAC es parte del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) desde 2012. (Leer más)
Frente a nuevos paradigmas, nuevas estrategias para atender al crimen organizado
Lo acontecido en Culiacán y los homicidios registrados durante la administración de AMLO ponen en duda la eficacia de sus estrategias de seguridad.
Por Gabriela Cantú y Gerardo Lezama
25 de octubre, 2019
Comparte

El 17 de octubre de 2019, el Cartel de Sinaloa sitió la ciudad de Culiacán durante 24 horas, exhibiendo la falta de capacidades del Estado Mexicano para contener las acciones del crimen organizado. La delincuencia organizada emerge en comunidades socialmente excluidas y desatendidas por el Estado, y quienes terminan incorporándose a sus estructuras son las personas más afectadas de estos contextos. Así, el surgimiento, consolidación y reproducción local del crimen organizado es un fenómeno en el que las víctimas terminan siendo victimarios. Con esto en mente, los Estados están planteando nuevos paradigmas de seguridad pública, cuyas estrategias y decisiones deberán estar basadas en evidencia. 

Al hablar de México, resuenan los 278,050 homicidios registrados entre 2007 y 2018 (INEGI). Ante esta realidad, la administración de Andrés Manuel López Obrador propuso, además de garantizar la seguridad individual, promover las condiciones socioeconómicas para el desarrollo pleno de las personas. Para lo primero, la nueva administración creó la Guardia Nacional, y para lo segundo, el gobierno ha impulsado programas sociales como Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida que buscan generar alternativas de desarrollo para quienes están en riesgo de incorporarse a las estructuras del crimen organizado. Lo acontecido en Culiacán, así como los homicidios cometidos durante la nueva administración, ponen en entredicho la contundencia de las estrategias del nuevo paradigma de seguridad pública. Sin embargo, el presidente declaró que continuarán con ellas, pidiendo un voto de confianza a la población.

Colombia también optó por un cambio en el paradigma de seguridad pública tras los Acuerdos de Paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El gobierno adoptó medidas para recuperar las localidades caracterizadas por pobreza, falta de desarrollo, presencia de conflictos armados y abandono institucional; es decir, regresar al contexto de las comunidades para prevenir y desarticular al crimen organizado desde lo local. Por ejemplo, la militarización de 160 municipios con el Plan Victoria y, a la par, la oferta de alternativas productivas para campesinos, a través del Programa Nacional de Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos. Sin embargo, ambas estrategias se han encontrado con la resistencia y, en algunos casos, la abierta beligerancia de distintos grupos del crimen organizado. A pesar de las limitaciones de las estrategias, la administración de Iván Duque Márquez ha decidido darles continuidad.

Ambos Estados, el colombiano y el mexicano, optaron por acompañar la política de seguridad con una política social para solventar las necesidades básicas y promover el bienestar integral de las comunidades que han sido víctimas del crimen organizado. No obstante, las estrategias para desarticular a la delincuencia organizada en las comunidades en donde está profundamente enraizada no han tenido resultados contundentes. Los dos gobiernos han decidido que, pese a los resultados y sin considerar la evidencia o proponer mecanismos de evaluación, continuarán en la misma línea. 

Existe evidencia  disponible, como el trabajo de J-PAL para México, y también para América Latina por investigadores de la Universidad de Sheffield y muchos otros a nivel internacional, que ha evaluado estrategias para prevenir la violencia; sobre todo dirigida a los jóvenes en contextos sociales vulnerables, por ejemplo, el meta-análisis de 52 estudios entre 1950 y 2009 que realizó J.Matjesko. De esta evidencia se deriva que la manera responsable de hacer política pública es primero utilizar la evidencia disponible y el análisis de casos similares. Los hallazgos muestran que es importante considerar las características de las comunidades, y contar con canales de comunicación y retroalimentación entre los diferentes actores involucrados. 

Lo que estos estudios han mostrado es que el gobierno debe promover que las organizaciones de la sociedad civil, los colectivos, las referentes comunitarias y la comunidad se involucren y protagonicen la formulación, diseño, implementación y evaluación de las estrategias, con la finalidad de detonar cambios sólidos y sostenibles en el tiempo. Por último, los especialistas reconocen la necesidad de contar con sistemas de monitoreo y evaluación que permitan atender fallas en el diseño, identificar los avances de cada proceso, responder a complicaciones contextuales y conocer la efectividad de las intervenciones. 

* Gabriela Cantú y Gerardo Lezama son investigadores del Centro para el Aprendizaje sobre Evaluación y Resultados para América Latina y el Caribe, CLEAR LAC (@clear_lac).

Las ideas aquí expresadas son responsabilidad exclusiva de sus autores; no representan la postura institucional de CLEAR LAC ni el CIDE ni deberán atribuirse a estas organizaciones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.