¿Administrar la pobreza y usarla electoralmente o erradicarla? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Frente a la Pobreza
Por Acción Ciudadana
Acción Ciudadana Frente a la Pobreza es una agrupación formada por más de 65 organizaciones de... Acción Ciudadana Frente a la Pobreza es una agrupación formada por más de 65 organizaciones de la sociedad civil. Su finalidad es promover la nueva visión de Cohesión Social para lograr mejores resultados frente a la pobreza y la desigualdad. El horizonte de la Cohesión Social es una sociedad con igualdad de oportunidades y sin privilegios. La Cohesión Social sólo puede avanzar reduciendo brechas de desigualdad. Los objetivos de Cohesión Social que trazan rumbo: Economía incluyente. Derechos Garantizados. Capacidades Estatales. Corresponsabilidad Ciudadana. www.frentealapobreza.mx Twitter: @Frenteapobreza Facebook: Frentealapobreza (Leer más)
¿Administrar la pobreza y usarla electoralmente o erradicarla?
Ante la pobreza -que se hereda y se produce al trabajar- las respuestas desde los gobiernos han sido políticas y programas que sirven para administrarla, pero no para enfrentar sus causas.  O peor aún, se usan para el lucro político y la compra y coacción de votos en tiempos electorales.
Por Acción Ciudadana
25 de octubre, 2020
Comparte

La permanencia de la pobreza en México con cambios menores para regresar al mismo punto obliga a repensar qué está fallando. Y con seriedad, porque México no es un país pobre.

Por una parte, es indispensable clarificar las causas más directas y evidentes. Por otra, es urgente revisar si las acciones realizadas desde los gobiernos -el actual y los anteriores, el federal y los locales- pueden tener efectividad.

El tema es muy sensible siempre. Y más aún en este contexto donde a diario se repite la consigna de que “ahora sí y no como antes” se apoya a “los más pobres”.

Desde Frente a la Pobreza elaboramos un reporte especial sobre las principales causas de la pobreza en México y sobre las posibles vías para enfrentarla, con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. La ONU estableció el 17 de octubre para hacer un llamado a gobiernos y sociedades a actuar de manera seria y decidida frente a este flagelo,

El reporte “MX sin pobreza. Hacia un nuevo modelo de desarrollo para un auténtico Estado de Bienestar” ofrece un panorama general, con un amplio sustento en datos duros y evidencia, en lenguaje comprensible y sin tecnicismos, en formato “presentación con diapositivas” para una lectura ágil, y que concluye con un conjunto de propuestas.

En pocas palabras, la conclusión de “MX sin pobreza” es que hay dos causas principales que tienen como resultado dos “caras” o dos expresiones de la pobreza en México:

I. La pobreza que se hereda. Es la pobreza profunda que predomina en las comunidades indígenas y rurales del sur sureste del país. Es una pobreza crónica (de larga duración), endémica (arraigada en territorios) y hereditaria (se reproduce entre generaciones). Se inicia en la cuna y va acumulando desventajas y obstáculos durante el ciclo de vida. Su principal causa es la marginación, la exclusión y la expoliación de recursos realizada por décadas -y hasta por siglos, de territorios con gran riqueza natural que convive con unidades económicas de bajísima productividad.

II. La pobreza que se produce al trabajar. Es la pobreza mayoritaria. Está en todo el territorio y sobre todo en zonas urbanas. Es una pobreza generada por un “mercado laboral” distorsionado y excluyente, basado en la indefensión de la gran mayoría de las personas trabajadoras. Su principal manifestación son millones de personas que trabajan sin ingreso suficiente para cubrir la canasta básica y sin seguridad social.

Ante estas dos grandes realidades, las respuestas desde los gobiernos han sido políticas y programas que sirven para administrar la pobreza, pero no para enfrentar sus causas.  O peor aún, se usan para el lucro político y la compra y coacción de votos en tiempos electorales.

La gran mayoría de los programas gubernamentales son mini programas, sin condiciones mínimas de institucionalidad, sin efectividad y de bajísima escala. Solo un ejemplo: el 90% de los programas de gobiernos estatales no cumplen los más mínimos criterios de institucionalidad: documento normativo, asignación de fondos en presupuesto estatal y reporte en la cuenta pública estatal.

En los casos excepcionales en que se han establecido programas con capacidad de dar resultado, con escala suficiente para llegar a la mayoría de la población objetivo, su alcance es limitado pues atacan una parte del problema, pero no enfrentan la raíz.

Un ejemplo: las becas (antes “Progresa / Oportunidades”, ahora “Benito Juárez”) permiten la permanencia escolar y reducen el abandono prematuro de adolescentes y jóvenes de hogares en pobreza, pero las escuelas rurales e indígenas y en las zonas urbanas periféricas, tienen la más baja calidad y los peores resultados de aprendizaje. La raíz de la desigualdad educativa no se modifica sólo con las becas.

El reporte MX sin pobreza analiza la evolución del presupuesto reciente y encontramos que el incremento para programas sociales entre 2018 y 2020 fue únicamente de 8%. Se incrementó recursos para algunos programas, como las pensiones para adultos mayores y personas con discapacidad, “jalando la cobija” de otros programas, como por ejemplo el fomento a la economía social.

También muestra cómo el presupuesto para servicios de salud o para pensiones -aun con el aumento sustancial que casi las triplicó- mantienen la desigualdad, en detrimento de los hogares de menor ingreso.

Las condiciones para evitar el lucro político con la pobreza y los operativos para la compra y coacción del voto hacia las personas con mayores necesidades, no se han transformado.  Por el contrario, se ha generado un andamiaje muy bien estructurado que maneja de manera directa, opaca y discrecional, la selección de quienes reciben los nuevos programas de transferencias.

La crisis económica derivada en parte de la Covid-19 y la falta de medidas oportunas para paliar el efecto más nocivo de pérdida de fuentes de ingreso de millones de personas durante la pandemia, augura un sustancial crecimiento de la pobreza entre 2018 y 2020.

El documento MX sin pobreza termina con una visión propositiva para establecer las bases de un auténtico Estado de Bienestar, a partir de 5 pilares:

Se concluye con 10 medidas urgentes y de corto plazo que permiten romper el círculo vicioso de la pobreza y podrían ser asumidas desde ya. En futuras colaboraciones las podremos explicar y retomar otros temas del reporte.

Invitamos a conocer el documento, a debatirlo, a difundirlo y sobre todo, a promover las acciones que nos permitan hacer frente a la pobreza efectivamente.

@FrenteaPobreza

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.