Al sistema de salud le urge una transfusión - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Frente a la Pobreza
Por Acción Ciudadana
Acción Ciudadana Frente a la Pobreza es una agrupación formada por más de 65 organizaciones de... Acción Ciudadana Frente a la Pobreza es una agrupación formada por más de 65 organizaciones de la sociedad civil. Su finalidad es promover la nueva visión de Cohesión Social para lograr mejores resultados frente a la pobreza y la desigualdad. El horizonte de la Cohesión Social es una sociedad con igualdad de oportunidades y sin privilegios. La Cohesión Social sólo puede avanzar reduciendo brechas de desigualdad. Los objetivos de Cohesión Social que trazan rumbo: Economía incluyente. Derechos Garantizados. Capacidades Estatales. Corresponsabilidad Ciudadana. www.frentealapobreza.mx Twitter: @Frenteapobreza Facebook: Frentealapobreza (Leer más)
Al sistema de salud le urge una transfusión
Con un punto más del PIB, aproximadamente 240 mil millones de pesos más, se puede equilibrar el presupuesto por persona y así tener condiciones para la igualdad en la atención que se brinda en el INSABI con la del IMSS.
Por Acción Ciudadana
7 de septiembre, 2020
Comparte

Desde la sociedad civil coincidimos en que las carencias que vive el sector salud son resultado de problemas estructurales. Entre ellos, el financiamiento insuficiente.

También es grave la desigualdad en la aplicación del gasto público entre subsistemas y entre entidades federativas, la reducción del presupuesto para la salud entre 2015 y 2020, así como los subejercicios del presupuesto el año pasado e incluso este año en plena pandemia.

El lunes 24 de agosto, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza realizó la mesa de diálogo con representantes de organizaciones especialistas en el sector salud: Judith Méndez del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Rodolfo de la Torre del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) y Mariana Campos de México Evalúa.

En esta mesa se plantearon opciones para aumentar el presupuesto en víspera de la negociación del 2021 y con la perspectiva de llegar a un sistema de cobertura universal.

 

Aquí las principales conclusiones:

1. Presupuesto insuficiente. El monto necesario para la cobertura universal de salud en México ronda entre 5.5% y 6% del PIB. La OMS recomienda al menos el 6%. Estamos muy lejos. Menos de la mitad. Esto ha empeorado en los años recientes. El presupuesto se redujo de 3% del PIB en 2013 a 2.5% en 2020.

2. Subejercicio del presupuesto en 2019 y 2020. En 2019 y también en 2020, en plena pandemia por Covid-19 estamos gastando menos de lo presupuestado en el sector. El subejercicio en el rubro de infraestructura de salud fue del 65% en 2019.1

3. Menor capacidad de atención. El presupuesto insuficiente redunda en menor capacidad de atención. Menos personal médico y de enfermería, desabasto de medicamentos, falta de mantenimiento a equipos. Por ejemplo: El número de camas en hospitales se ha reducido en la última década en relación con la población, de 1.8 camas en 2012 a 0.9 camas por 1,000 habitantes en 2019.2

4. Gasto desigual = trato desigual. La desigualdad en el gasto público entre subsistemas es dramática: los servicios de salud para las zonas más pobres reciben hasta 10 veces menos presupuesto público. Por cada peso por persona beneficiaria de IMSS-Prospera, que atiende a las personas que viven en zonas rurales de alta marginación y rezago social, se destinan aproximadamente 4 pesos por persona afiliada al IMSS; más de 5 pesos, para las del ISSSTE; y cerca de 10 pesos, para las afiliadas a servicios de salud de Pemex.3

Hay grandes diferencias entre la densidad de médicos y personal de salud entre la Ciudad de México y el resto de las entidades4, lHay también desigualdad geográfica en la capacidad de atención.

Criterios y pasos a considerar en el presupuesto para alcanzar cobertura universal en salud con equidad y calidad para todas y todos

Hay consenso en amplios sectores de la sociedad civil, expertos, y organimos internacionales, en que es necesario tener un gasto público en salud que no solo considere el corto plazo, atender la crisis del COVID-19, pero también el mediano y largo plazo, hasta alcanzar un 6% del PIB en gasto público en salud.5

En esta mesa de diálogo se plantearon los siguientes pasos para avanzar hacia un sistema universal en salud:

a) Un primer paso es aumentar el gasto en salud del Presupuesto 2021. Un punto del PIB para la igualdad. Equilibrar el gasto público entre destinado a los servicios que proporciona el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (INSABI) con los servicios del IMSS e ISSSTE. Se darían servicios equivalentes a formales y a “informales” que pese a trabajar han sido excluidos de la seguridad social. Y representan el 60% de la población.

Con un punto más del PIB, aproximadamente 240 mil millones de pesos más (pasar de 2.5 que se destina actualmente al 3.5 puntos del PIB), se puede equilibrar el presupuesto por persona y así tener condiciones para la igualdad en la atención que se brinda en el INSABI con la del IMSS. Esto es un primer paso para ir construyendo el camino para el acceso universal en salud que desvincule el derecho a la salud del régimen laboral. Y romper la diferencia de trato entre población con y sin seguridad social.

De manera paulatina, con una reforma fiscal progresiva, y con la integración y mejora de la calidad de los servicios públicos, se puede alcanzar el 6% del PIB en gasto público en salud como lo recomienda la OCDE.

b) Otra medida urgente es garantizar cobertura universal a partir de un modelo de atención primaria que privilegie la promoción, la prevención y la atención de todas y todos los mexicanos, colocando en el centro los derechos del paciente.

c) La reforma de fondo es desvincular el derecho a la salud de la afiliación laboral. Mientras haya distinción entre derechohabientes y no derechohabientes, estos esfuerzos no garantizaran el acceso universal a la salud.

En el siguiente programa, el miércoles 9 de septiembre, abordaremos el tema del “gasto de bolsillo” en nuestro programa “Acciones Ciudadanas”. Consulta el canal aquí.

@FrenteaPobreza

 

 

1 México Evalúa (2020), op. cit.

2 OECD (2020), “Health Care Resources Indicators”, consultado aquí.

3 Cálculos propios, basados en: CIEP (2018), Sistema Universal de Salud: Retos de cobertura y financiamiento, consultado aquí.

4 OECD (2020), “¿Cómo se compara el sistema de salud de México con otros miembros de la OCDE? Descripción general basada en indicadores de Health at a Glance 2019”, consultado aquí.

La Ciudad de México tiene 3.9 doctores por 1,000 habitantes, lo cual es un contraste con Baja California, Campeche o Colima, con 2.2 doctores. Esta desigualdad se profundiza en Chiapas, Estado de México o Puebla, con 1.3 doctores por 1,000 habitantes. OECD (2017), “Physician density, by level 2 regions, 2015 (or nearest year)”, en Access to care, consultado aquí.

5 OMS (Comité Regional para las Américas) (2014), Strategy for Universal Access to health and Universal Health Coverage.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.