En Yucatán sí pasan cosas - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Hojas en el cenicero
Por Kalycho Escoffié
Actualmente dirige el Centro de Derechos Humanos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey. Ha... Actualmente dirige el Centro de Derechos Humanos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey. Ha participado en diversos litigios estratégicos con distintas organizaciones de derechos humanos y comunidades indígenas. Sus principales temas de trabajo son derecho a la vivienda, no discriminación y pueblos indígenas. Iba a ser escritor de ciencia ficción, pero se lastimó la rodilla. Twitter: @kalycho. (Leer más)
En Yucatán sí pasan cosas
No es verdad que Yucatán sea un paraíso de los derechos humanos. El discurso idílico sostenido por diversas administraciones es incluso causa y efecto de la inacción de las autoridades.
Por Kalycho Escoffié
9 de diciembre, 2019
Comparte

Hace poco más de quince días, la organización ELEMENTA DDHH presentó su informe “Derechos Humanos en Contexto: Yucatán”,1 producto de entrevistas y mesas de trabajo con diversos actores en la entidad, así como de la documentación de diversos casos. El valiosísimo resultado se resume en una frase contundente: no es verdad que Yucatán sea un paraíso de los derechos humanos. El discurso idílico sostenido por diversas administraciones es incluso causa y efecto de la inacción de las autoridades.

No es mi intención hacer aquí una reseña del texto íntegro del informe por dos razones. Por un lado, porque el diseño y organización del informe permite una lectura ágil, sin tedio y con una bien lograda síntesis de la información. Por otro lado, porque lo que sí me interesa es señalar cómo diversos eventos posteriores a la presentación del informe confirman el diagnóstico realizado por ELEMENTA DDHH.

Como contexto, bastará mencionar que el informe de ELEMENTA DDHH se centra en cuatro temáticas: tierra y territorio; tortura y detenciones arbitrarias; violencia de género; y situación de la población LGBT+. Como reconoce el documento, si bien no son los únicos problemas de derechos humanos en Yucatán, son algunos de los más documentados y evidentes.

Detenciones arbitrarias y violencia hacia las mujeres

Me referiré primero a un caso en el que convergen dos de las temáticas adoptadas por el informe. El pasado 25 de noviembre, en el marco de la marcha por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, al menos siete mujeres fueron detenidas arbitrariamente por la Policía del Estado de Yucatán, bajo el único argumento de que cargaban objetos cuya portación no está prohibida: pinturas en aerosol, cintas, tijeras de papelería, esténciles y una navaja. Ninguna de ellas fue detenida haciendo uso de esos objetos contra el espacio público o en contra de personas: fueron requisadas cuando se dirigían a la marcha y posteriormente detenidas únicamente por la portación.

No estaban en flagrancia de ningún delito. No se tenía orden de aprehensión en su contra. Ni siquiera se procedió a decomisarles los objetos en caso de considerarlos un riesgo –argumento que de todos modos sería difícil de sostener-. Se procedió sin causa justificada a detenerlas y trasladarlas a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado de Yucatán.

Meses antes, el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, ya había realizado declaraciones que estigmatizaban a las marchas feministas, señalándolas como un mal ejemplo de protesta ciudadana en contraposición con las del Frente Nacional por la Familia.2 En aquella ocasión, las declaraciones de Barrera Concha tuvieron como contexto las pintas con aerosol realizadas al Monumento a la Madre en la capital yucateca durante una manifestación a finales de septiembre. Sus palabras y el anuncio de la persecución penal de las responsables se vieron acompañadas de discursos estigmatizantes contra el movimiento feminista tanto en redes sociales como en ciertos medios de comunicación. Por si fuera poco, también se reportaron muchos casos de hostigamiento por parte de personas desconocidas en contra de mujeres solo por participar en esa primera marcha, incluyendo solicitudes a sus espacios laborales para que sean despedidas.

El informe de ELEMENTA DDHH señala que en Yucatán “(l)a justicia se ha reducido a brindar seguridad, lo demás no interesa.” El discurso de paz es utilizado como una excusa para realizar detenciones arbitrarias, e incluso realizar actos de tortura como sucedió en el caso del menor de edad José Adrián y en el caso de Robert Tzab, quien murió estando bajo custodia policial.

La tortura y las detenciones arbitrarias en Yucatán comparten elementos comunes y resulta útil explicarlas a partir de la generalización de la idea de ‘Yucatán como el estado más seguro del país’. Este discurso comenzó a ser popularizado durante el quinquenio de Ivonne Ortega Pacheco y se mantuvo hasta los últimos días del gobierno de Rolando Zapata Bello. Paralelamente, las denuncias de activistas y organizaciones de derechos humanos han denunciado que existe un problema generalizado de tortura y detenciones arbitrarias por parte de las policías municipales y la policía estatal”.

(ELEMENTA DDHH, 2019).

Esto se suma, además, a formas de violencia contra las mujeres que van en aumento en la entidad.

En un intento más de conservar la imagen de ‘estado seguro’, los feminicidios son completamente invisibilizados por el discurso oficial. Si bien los índices de feminicidios son bajos comparados con el resto del país, la problemática tan grande en materia de violencia familiar requiere de atención urgente para evitar su incremento. Se encontró que se desconocen los protocolos construidos a nivel nacional e internacional, ya que las muertes no son investigadas y sancionadas como feminicidio sino como homicidio, por tanto, hay un subregistro de la violencia feminicida en Yucatán”.

(ELEMENTA DDHH, 2019).

Situación de la población LGBT+

Tampoco puede haber un paraíso en donde persiste la discriminación hacia la población LGBT+. No solo este año el Congreso de Yucatán rechazó dos veces –y mediante un proceso contrario a la legislación yucateca- una iniciativa para permitir el matrimonio igualitario en la entidad. El pertenecer a dicha comunidad es en sí mismo un factor de riesgo que impide a vivir en el supuesto paraíso de la paz. El pasado sábado 7 de diciembre se reportó un asesinato en la colonia Francisco de Montejo, al norte de Mérida. Por la información reportada hasta la redacción de este artículo, el caso pareciera apuntar a un posible crimen de odio por homofobia. Otro caso similar ocurrió el pasado 2 de diciembre.

Este tipo de crímenes ocurren en un contexto en el cual tanto las autoridades como algunos medios de comunicación permiten, reproducen y normalizan discursos discriminatorios en contra de esa población.

Tal y como se señaló anteriormente, Yucatán es un estado que continúa teniendo diversas prácticas discriminatorias; en los últimos meses han destacado aquéllas en contra de la comunidad LGBT+. Algunos académicos señalan que esto se debe a que los grupos conservadores y religiosos tienen un papel preponderante en las esfera social y política de Yucatán; incluso en los principales medios de comunicación, propiedad de un entramado de familias con estas filiaciones ideológicas y que los utilizan para difundirlas”.

(ELEMENTA DDHH).

Medio ambiente y comunidades mayas

En materia de tierra y territorio, el informe señala cómo el perverso maridaje entre afectaciones al medio ambiente y violaciones a los derechos de los pueblos mayas es una de las más notorias problemáticas de violaciones a derechos humanos en Yucatán. Como señala ELEMENTA DDHH, el desarrollo de diversos megaproyectos de energía renovable, monocultivos a grande escala, laa fumigaciones aéreas y las megagranjas, han “generado una crisis ambiental y con el territorio de los pueblos indígenas”.

Frente a esto, el pasado 29 y 30 de noviembre se realizó en Yucatán, al igual que en otros puntos del sureste, las “Asambleas Regionales Informativas” sobre el proyecto del Tren Maya. La convocatoria se dio a partir de que el Gobierno Federal publicó –catorce días antes- lo que denominó como Protocolo de consulta indígena para el controversial proyecto. Por supuesto, ese documento es de autoría unilateral, sin que haya sido consultado con pueblos y comunidades mayas, y con variados puntos que van en contra de los estándares internacionales en materia de derechos de los pueblos indígenas.

Distintas organizaciones y colectivos de pueblos mayas denunciaron que el pretendido proceso de consulta sería un proceso insidioso para simular que hubo participación y consenso por parte de las comunidades mayas, a pesar del gran impacto que tendría en muchos territorios. “Creemos que estos megaproyectos solo intensifican el despojo de tierras, la venta de zonas arqueológicas, la explotación y esclavización de los Pueblos Mayas que siempre han sido vistos como objetos de valor para atraer al turismo”, señalaron miembros del Consejo Regional Indígena Popular de Xpujil en protesta al proceso de consulta, durante una intervención ante el Consejo Nacional Indígena región Peninsular.

El paraíso que se diluye

En materia de derechos humanos, las instituciones están en competencia contra sí mismas. Es por eso que las estadísticas no deben engañarnos: estar en los índices más bajos de cierto tipo de violencia no significa estar en niveles idóneos. Pero incluso un marcador positivo es insuficiente si existen factores de riesgo que las autoridades no están atendiendo y que desnudan la endeble estructura del llamado paraíso.

Las autoridades a nivel municipal, estatal y federal siguen defendiendo sus omisiones y aquiescencias a través del discurso de que “en Yucatán no pasa nada”. Sin embargo, lo que parece un muro sólido y hierático es realmente una construcción agrietada que, de no atenderse, corre peligro de cometer su propio derrumbe. El informe de ELEMENTA DDHH es un llamado de atención que se confirma con el paso de las semanas posteriores a su presentación, sin que las autoridades hayan hecho algún pronunciamiento sobre sus conclusiones y recomendaciones.

Frente al momento crucial en el que nos encontramos, el aparato institucional continúa como si nada, creyendo que poniendo todos sus sentidos en la orquesta del Titanic evitará el destino acuático.

@kalycho

 

1 Disponible en formato digital a través de este enlace.

2 Video disponible a través de la cuenta oficial de Twitter del alcalde Renán Barrera Concha.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.