De Sayulita a Boca del Río - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
I Think Data
Por blogueros-i-think-data
Consultoría geopolítica, amantes del dato y la estadística. Sin partido, ni color, hacemos an... Consultoría geopolítica, amantes del dato y la estadística. Sin partido, ni color, hacemos análisis objetivos. Creemos en el gobierno abierto, en la transparencia y en la información como derecho fundamental del ciudadano. En este blog buscamos que puedas analizar fácilmente las historias que te quieren contar los datos duros sobre la realidad política, económica y social de nuestro país. (Leer más)
De Sayulita a Boca del Río
Ante la consolidación de nuestra democracia, entre Nayarit y Veracruz hay territorios que cuentan con alternativas viables de oposición.
Por blogueros-i-think-data
21 de junio, 2017
Comparte

Por: Moisés A. Silva (@MoisesSilva_10)

Más de mil 200 kilómetros separan las playas de Sayulita y Boca del Río, atravesando la República en el proceso. Pero la distancia no impide la presencia de similitudes tanto a orillas del Océano Pacífico, como del Golfo de México. Entre estos dos estados se encuentra un México que lidia con la vacilante consolidación de nuestra democracia; ya que encuentra, en lo que fueron bastiones del priismo, territorios que han experimentado gobiernos de distintas fuerzas políticas y cuentan con alternativas viables de oposición.

Nayarit

La elección de gobernador de 2005, más de una década atrás, es un buen punto de partida. Del total de secciones electorales del estado, el PRI gana el 94% de ellas, ganando el 80% de las mismas por un margen superior a los 10 puntos porcentuales. El resto de las secciones son repartidas entre PRD (43) y PAN (9) convirtiéndolos en testimoniales segunda y tercera fuerza respectivamente.

Seis años después, el panorama seccional cambia dramáticamente. Desagregando seccionalmente las coaliciones, se observa la conquista de la primera fuerza estatal por el PAN, que acumula el mayor número de secciones al capitalizar el desplome priísta, reclamando 445 secciones pertenecientes al tricolor en 2005. A pesar de ser relegado a la segunda fuerza, el PRI conservó la gubernatura coaligado con PVEM y NA.

Gobernador 2017

Pendientes del recuento de votos y aún con datos preliminares, el mapa muestra la distribución resultante de la elección de gobernador del 4 de Junio después de desagregar seccionalmente las coaliciones. El PAN gana 524 secciones, posicionándose como la incontestable primera fuerza en el estado. Manuel Humberto Cota hace patente la tendencia observada en las dos elecciones previas; ya que el PRI gana únicamente 238 secciones, desempeño inferior al observado en 2011.  La tercera fuerza (en cuanto a secciones electorales) pertenece a Layín, quien fuera alcalde de San Blas y fuente siniestra, pero inagotable, de entretenimiento; gana cerca del 10% de las secciones a pesar de las serias acusaciones que recibió por parte del, autonombrado, artista urbano de crítica política, Larry Cañonga (sí, es real). Ningún otra fuerza política rebasó el 5% de las secciones en la entidad.

La participación se dispara con respecto a la elección inmediata anterior, alcanzando el 62.3%. Un aumento del 20% con respecto a la elección de diputado federal en 2015 y su 41.6%; por otro lado, la participación es menor al 65% registrado en 2011. Lo cual sugiere una asistencia mayor del electorado nayarita en las elecciones de gobernador. En esta elección, cerca del 77% de las secciones electorales presentaron niveles de participación superiores al 60%.

Veracruz

Un sexenio después del ajustado triunfo de la coalición PRI-PVEM-PRV, liderada por Fidel Herrera, en la gubernatura del estado, el PRI llegaba a la elección de 2010 con renovados bríos, al sumar más de 600 secciones a su total seccional de 2004. Las más de 2 mil 500 secciones obtenidas por el tricolor (después de desagregar coaliciones), le bastaron para que resultara electo Javier Duarte, ahora funesto personaje de la política nacional, como gobernador. Como refleja el mapa, la elección fue bipolar; ya que el PAN rebasa las 2,000 secciones electorales y se posiciona como clara segunda fuerza en la entidad.

Seis años y millones de pesos robados después, llegó una nueva elección de gobernador en Veracruz, en esta ocasión ganada por quien compitió en 2010, Miguel Ángel Yunes Linares. El PRI ve mermada su suma seccional (como el sentido común sugeriría) por más de mil 600 secciones. El PAN recupera la primera fuerza que perdió en 2004 por un margen muy pequeño (12 secciones) frente a Morena, quien en disputa de su primera gubernatura tiene un desempeño loable. Ambos capitalizan la debacle priísta, ya que mil 727 secciones ganadas por el tricolor en 2010 pasan a manos opositoras en 2016, siendo mil 176 controladas por Morena y 551 por Acción Nacional.

Ayuntamiento 2017

La renovación de ayuntamientos del pasado 4 de Junio (después de desagregar seccionalmente las coaliciones) deja el siguiente panorama. PAN, PRI y Morena reducen su suma seccional, siendo Morena quien pierde el mayor número de secciones respecto a la elección inmediata anterior con cerca de 700. Todas las fuerzas políticas restantes mejoran su desempeño con respecto a 2016 y, salvo encuentro social y los candidatos independientes, ninguna cuenta con menos de 150 secciones electorales.

Los resultados adquieren otra dimensión al agregarse municipalmente. Morena gana más de mil secciones electorales que le valen para posicionarse como primera opción electoral de 24 municipios del estado. En cambio, el PRI gana 592 secciones que se traducen en 31 municipios. ¿Cómo explicar esta diferencia?

Morena es la alternativa con más votos (sin coaliciones) en 24 municipios, que concentran 982 secciones y en donde viven más de un millón 200 mil electores. Morena gana el 80% de las secciones comprendidas en estos 24 municipios; dejando solo 253 triunfos seccionales qué repartir en los 188 municipios restantes, un promedio de 1.3 secciones por municipio. Por otro lado, el PRI figura como primera fuerza en 31 municipios, que comprenden 597 secciones  y poco más de 680 mil electores. De estas secciones obtiene el 61%, lo que implica que el PRI ganó, en promedio, 1.25 secciones en los 181 municipios de la entidad.

La participación, a diferencia de Nayarit, no representa una desviación significativa con respecto a lo observado en el tiempo. El 58.7% de participación registrado el 4 de Junio rebasa lo registrado en 2016 (53.6%), mas no rebasa la participación alcanzada en la elección de gobernador de 2010, con el 59.2%. Más del 75% de las secciones de la entidad rebasaron el 50% de participación ciudadana.

Conclusión

Más allá de la distancia que separa a Sayulita de Boca del Río, propongo un rango que distancia a estos dos estados y puede resultar trascendente en el futuro inmediato. Veinticuatro son los puestos que separan a Veracruz de Nayarit en cuanto a su contribución a la lista nominal nacional. Veinticuatro entidades que rebasan los más de mil 200 kilómetros que separan las realidades encontradas de Nayarit y Veracruz; entidades con diferente número de electores, pero con la misma capacidad de replicar el fenómeno (democracia le llaman algunos) observado en estos estados, en donde el electorado ha castigado malas gestiones y premiado opciones de cambio. En fin, entidades en donde se ejercen mecanismos democráticos, en este caso siendo (como en muchos otros) en detrimento del tricolor.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts