¿Cómo cambió la pandemia la forma en la que usamos drogas?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Innovaciones en políticas de drogas
Por Instituto RIA AC
El Instituto RIA genera investigación de alto nivel, resaltando y proponiendo soluciones innovad... El Instituto RIA genera investigación de alto nivel, resaltando y proponiendo soluciones innovadoras para incidir y abogar por políticas públicas dentro de un marco de justicia social. En este espacio, reflexionaremos sobre el panorama nacional e internacional en materia de políticas de drogas, la regulación legal, la reducción de riesgos y daños y la construcción de paz, con una perspectiva de derechos humanos y desarrollo para las personas usuarias y las comunidades cultivadoras. (Leer más)
¿Cómo cambió la pandemia la forma en la que usamos drogas?
No sabemos si el compartir porros o popotes será cosa del siglo pasado, pero lo que los datos sí sugieren es que muchas personas adaptaron sus prácticas de uso de drogas para reducir el riesgo de transmisión de COVID-19.
Por Jorge Herrera Valderrábano
27 de enero, 2022
Comparte

Las innovaciones alrededor de las políticas de drogas cada vez son más evidentes en el mundo. Hoy en día contamos con numerosos estudios que demuestran los múltiples beneficios del uso intencional de sustancias psicoactivas. Canadá, Uruguay, algunos estados en Estados Unidos y varios países en Europa han reconocido estos beneficios, adecuando sus legislaciones para garantizar el acceso a algunas sustancias, y apelando a un consumo responsable y en algunos casos, terapéutico.

El mundo está cambiando, y necesitamos medir el desarrollo y los impactos de esas innovaciones, así como la forma en la que hemos respondido a esos cambios. Afortunadamente para eso existe la Encuesta Global de Drogas, una plataforma que desde 2012 está analizando las tendencias alrededor del consumo de drogas tanto legales como ilegales. Las encuestas tradicionales se enfocan tanto en medir la prevalencia y frecuencia del consumo de sustancias. Estas se quedan muy cortas al tratar de explicar otras cuestiones igual de relevantes, como las motivaciones del uso, las estrategias de autocuidado utilizadas, o el escenario en el que sucede dicho consumo.

La Encuesta Global de Drogas (GDS por sus siglas en inglés), permite conocer la relación de las personas con distintas sustancias, los riesgos percibidos, la experiencia de conseguir drogas de la Deep Web, las estrategias de reducción de riesgos utilizadas por las personas usuarias, y la relación con los servicios públicos disponibles. Estos son datos que, sin duda, sirven para conocer más las necesidades, y generar mejores propuestas de solución a problemáticas actuales.

Los hallazgos de 2021 arrojaron resultados interesantes a nivel mundial. Se recopilaron 32,000 respuestas provenientes de 20 países. La encuesta se aplicó durante el primer trimestre de 2021, en un mundo que ya sabía, de uno u otro modo, cómo navegar la pandemia por COVID-19: cada quien a su manera. Resulta interesante analizar estos resultados porque brindan un panorama que permite comenzar a explicar el impacto que tuvo la contingencia en nuestra relación con las sustancias psicoactivas.

El alcohol fue, como ya es costumbre, la sustancia más consumida en el mundo. Cannabis (con THC) ocupó el segundo lugar, a lo que le sigue el tabaco, el MDMA y el CBD. Comparado con 2020, podemos ver que en 2021 hubo caídas en las tasas de uso de casi todas las drogas. Existe una tendencia general donde se puede identificar que se redujo la frecuencia del consumo de la mayoría de las drogas (sobre todo los estimulantes) durante la pandemia. También demuestra el aumento acelerado del uso de CBD respecto a años anteriores y en comparación con otras sustancias.

Durante el confinamiento, la gente se emborrachó con menos frecuencia. En promedio, las personas encuestadas informaron que se arrepintieron de haberse emborrachado en el 21% de las ocasiones (en comparación con el 30% de la GDS 2020). El arrepentimiento fue más alto entre los países que reportaron emborracharse con menos frecuencia. Las tasas más altas de arrepentimiento se registraron en Irlanda (28,4%) y las más bajas en Dinamarca y Finlandia (17%). En promedio, las mujeres lamentaron haberse emborrachado en un 25% más de ocasiones que los hombres. Entre los principales motivos enlistados está el sentir ansiedad y no haber bebido durante años. Hay que recordar que las cosas más simples que cualquiera puede hacer para aumentar el placer y minimizar los riesgos al tomar alcohol son beber despacio y evitar mezclar bebidas.

Pasando a otras drogas, la GDS de 2021 halló que casi la mitad de quienes consumieron cannabis y cocaína informaron cambios en su uso y comportamientos para reducir el riesgo de transmisión de COVID-19. Para la mariguana, los datos muestran que el cambio de comportamiento más común desde antes hasta durante la pandemia fue el compartir un porro, pipa o vaporizador con menos frecuencia con otras personas. Al menos 20% de las personas encuestadas indicaron negarse con más frecuencia a compartir o pasar el toque, que antes de la pandemia. Un 25% mencionó que ahora comparten sus cogollos, para que cada quién se role lo suyo, y otro 24% de las personas informó que ahora, de ser posible, solo consumían si el porro o la pipa había sido preparado por ellas mismas.

Respecto a la cocaína, los hallazgos indican que si bien muchas personas no ajustaron sus comportamientos, cuando lo hicieron fue en la dirección de reducir el riesgo de contagio. Los cambios de comportamiento que más se adoptaron fueron los fáciles y obvios como no compartir esnifadores, y usar su propia cocaína. No sabemos si el compartir porros o popotes será cosa del siglo pasado, pero lo que los datos sí sugieren es que muchas personas adaptaron sus prácticas de uso de drogas para reducir el riesgo de transmisión de COVID-19. Será cuestión de estudiar ahora cómo cambiarán las tendencias del uso de drogas en un mundo postpandemia, y esta encuesta es la herramienta perfecta para ello.

Nos emociona ser parte de este proceso que está generando información más certera (y útil) respecto a las drogas. En Instituto RIA implementamos la encuesta en México cada año. Para la edición de 2022, la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC) está apoyando en la difusión, en un esfuerzo por aumentar el alcance de este proyecto. Te invitamos a sumarte para generar datos más realistas sobre el consumo y a responder la encuesta aquí antes del 14 de febrero, sin importar si usas drogas ilegales o legales.

* Jorge Herrera Valderrábano (@jhvalderrabano) es Internacionalista por el Tecnológico de Monterrey y estudiante de la Licenciatura en Trabajo Social en la UNAM. Es socio fundador de Ágora México, y cofundador del Instituto RIA.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.