CONADE: ninguna medalla por su desempeño - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Inteligencia Pública
Por Inteligencia Pública
Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de conteni... Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de contenidos, a través del procesamiento de información especializada. Nuestro objetivo es contribuir a detonar el desarrollo del país generando ideas innovadoras, prácticas y aplicables a la realidad.  Somos especialistas en finanzas públicas, transparencia y rendición de cuentas, gestión por resultados, evaluación de políticas públicas, sistema de justicia y medio ambiente.  Puedes consultar nuestras publicaciones en inteligenciapublica.com. (Leer más)
CONADE: ninguna medalla por su desempeño
La responsabilidad por el mal desempeño de México en los juegos olímpicos de Río no sólo compete al Comité Olímpico Mexicano sino también a la CONADE.
Por Inteligencia Pública
18 de agosto, 2016
Comparte

Por: Carmen Menéndez (@mariacarmen1190)

Dada la coyuntura de los Juegos Olímpicos de Verano jugados en Río de Janeiro, Brasil, el público mexicano sólo se entera o recuerda la existencia de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, mejor identificada como CONADE, por la participación de los atletas nacionales o por las deficiencias de este organismo, bajo la responsabilidad de los servidores públicos que ahí laboran.

Desde el comienzo de la justa olímpica, varios medios de comunicación han sido inundados con noticias poco positivas sobre el desempeño de la CONADE y del Comité Olímpico Mexicano (COM), relacionadas con distintas irregularidades como conflicto de interés y nepotismo. Entre la polémica destaca el caso de la entrevista radiofónica en la cual Alfredo Castillo, director general de la CONADE, aseveró que ésta no estaba encargada del rendimiento de los deportistas mexicanos, sino que “sólo es una agencia de viajes y propiamente lo único que hace es dar dinero a las federaciones”.

La afirmación anterior no sólo llama la atención por el poco grado de seriedad que expone este funcionario público –quien, de acuerdo al Portal de Obligaciones de Transparencia, percibe un monto bruto mensual de $190,021.30 pesos–, sino también por el profundo grado de ignorancia sobre las atribuciones del organismo que dirige. Al respecto, la Ley Federal de Cultura Física y Deporte designa a la CONADE como la instancia encargada de conducir la política nacional en la materia (art. 15), asimismo, establece como una de sus atribuciones la integración del Programa Nacional de Cultura Física y Deporte en coordinación con la Secretaría de Educación Pública (art. 30 frac. IV). De acuerdo al ordenamiento jurídico, en primera instancia corresponde a la CONADE “proponer, dirigir, ejecutar, evaluar y vigilar la política nacional de cultura física, así como del deporte en todas sus manifestaciones” (art. 30 frac. II).

Con base en lo expuesto, la disyuntiva sobre la responsabilidad en cuanto a la escasa presencia de México en el cuadro de medallas olímpicas indicaría que no sólo compete al COM, sino también al organismo público encargado del deporte, toda vez que la ineficiencia visible de la política nacional de deporte refleja el bajo perfil de la CONADE en el desempeño de sus funciones y, por tanto, no contribuye a construir una base sólida que permita el desarrollo de los atletas mexicanos para convertirse en deportistas de alto rendimiento que, en un futuro, puedan obtener mejores resultados en los Juegos Olímpicos.

No obstante, más allá de los resultados obtenidos por los atletas de la delegación mexicana en Río, las interrogantes sobre este asunto se centran en el desempeño de las instituciones gubernamentales mexicanas, que en el caso de la CONADE cuenta con un dirigente que mediante sus afirmaciones en público menosprecia el valor y el potencial que tiene la Comisión, además de deslindarse de responsabilidades señalando como único competente al COM.

De tal manera, la situación de la CONADE es sólo un ejemplo de la administración pública mexicana, dentro de la cual –en muchos casos– la gestión se realiza de manera muy lejana a la ciudadanía en general y a la población que debería verse beneficiada por la misma (en este caso los atletas), abriendo la posibilidad para que el manejo de los recursos públicos se lleve a cabo con base en nepotismo, se generen conflictos de interés y, en última instancia, derive en la ineficiencia, inefectividad y en el escaso o nulo cumplimiento de las atribuciones que por ley le han sido conferidas.

¿Dónde quedan entonces las responsabilidades? Aún hay que esperar cómo se desarrolla la situación de Alfredo Castillo a su regreso a México, si bastarán sus declaraciones en redes sociales señalando que todo lo expresado en medios de comunicación es falso, o si, atendiendo a las funciones de la CONADE, procederá a evaluar el estatus actual de la política nacional de deporte con el fin de buscar alternativas para generar verdaderamente una mejora para el país en estos términos.

En este sentido, es deseable que la polémica desatada en esta edición de los Juegos Olímpicos sea un parteaguas para generar mejoras en el deporte mexicano, las cuales generen mejores condiciones de salud para la población en general y mayores oportunidades para los deportistas de alto rendimiento. En mayor medida, la CONADE sólo sale a la luz pública con el pretexto de importantes eventos deportivos, sin embargo, es necesario que este organismo contribuya cabalmente a alcanzar las finalidades que establece la Ley y con los objetivos y metas del Programa Nacional de Cultura Física y Deporte. Finalmente, todo lo anterior conduce a la mejora obligatoria de la gestión de la CONADE, así como a la rendición de cuentas sobre sus acciones y a la investigación y resolución de los asuntos que han sido motivo de polémica en los últimos días.

 

* Carmen Menéndez es Investigadora en @IntPublica.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.