El camino de la reforma energética: la transición hacia energías limpias - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Inteligencia Pública
Por Inteligencia Pública
Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de conteni... Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de contenidos, a través del procesamiento de información especializada. Nuestro objetivo es contribuir a detonar el desarrollo del país generando ideas innovadoras, prácticas y aplicables a la realidad.  Somos especialistas en finanzas públicas, transparencia y rendición de cuentas, gestión por resultados, evaluación de políticas públicas, sistema de justicia y medio ambiente.  Puedes consultar nuestras publicaciones en inteligenciapublica.com. (Leer más)
El camino de la reforma energética: la transición hacia energías limpias
Para la generación de energía eléctrica, el único parámetro a cumplir que contemplan las leyes secundarias de la Reforma Energética es que la empresa generadora mantenga los precios más baratos de electricidad a fin de garantizar las mejores tarifas al usuario final, sin considerar las tecnologías y sobre todo las fuentes con la que producen electricidad.
Por Inteligencia Pública
15 de mayo, 2014
Comparte

Por: Liliana Estrada (@LilianaEG145)

Hace una semana publicamos los elementos de las leyes secundarias energéticas presentadas por el Gobierno Federal para contribuir a la transformación de las instituciones energéticas. En esta nueva entrega se busca profundizar sobre los principales aspectos de las leyes en cuanto a la producción y consumo de energía eléctrica, y cómo se tendría que estar pensando en un escenario de transición energética factible, sostenible y sustentable.

En este sentido, dentro del sector eléctrico, las leyes secundarias plantean los elementos para la integración del Sistema Eléctrico Nacional, el cual estará conformado por la Red Nacional de Transmisión, la Redes Generales de Distribución, las Centrales Eléctricas que generan la electricidad y los equipos e instalaciones para llevar a cabo el Control Operativo del Sistema.

Dentro del Sistema Eléctrico Nacional habrá una división para la participación de la iniciativa privada, esto es, los privados sólo podrán intervenir en la generación y comercialización de la electricidad, ya que el Estado mantiene el carácter estratégico y exclusivo de la planeación y el control del Sistema, así como de las actividades relativas a la transmisión y distribución de la energía eléctrica.

Además de que se dividen los servicios de suministro de energía eléctrica, es decir, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) continuará siendo el suministrador de los usuarios de tipo residencial y los pequeños usuarios de tipo comercial e industrial, bajo tarifas reguladas por el Gobierno Federal que serán pagadas con el mismo recibo que se ha venido usando hasta ahora sólo con la cláusula de que pertenece a servicio básico. Mientras que para los grandes usuarios, así como los usuarios que actualmente suministran electricidad bajo modalidades de autoabastecimiento, cogeneración o importación, la ley crea una nueva figura llamada Usuarios Calificados.

Los Usuarios Calificados podrán administrar el suministro de su electricidad, ya que pueden celebrar contratos directamente con las empresas de generación de electricidad. Claro, siempre y cuando acrediten ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE) que mantienen Centros de Carga funcionales para su consumo o demanda. Dichos centros podrán ser instalados por los propios usuarios o mediante la contratación del servicio con un suministrador de electricidad, el cual será encargado de brindar el servicio al comprar la energía eléctrica a través de contratos con los generadores. Cabe mencionar que en el grupo de suministradores también podrá participar CFE, esto para competir en igualdad de condiciones con otras empresas y recuperar alguno de los clientes que perdió por este nuevo sistema. No obstante, algo que no queda establecido en la conformación de estos usuarios son los criterios que tomará en cuenta la Secretaria de Energía (SENER) para definir cuáles son grandes usuarios.

Otra de las categoría generales a implementar es la creación del Centro Nacional de Control de la Energía (CENACE), el cual será un organismo público descentralizado de la Administración Publica que se encargará de regular y controlar el Sistema Eléctrico Nacional, establecer las reglas para la operación del Mercado Eléctrico Mayorista y el libre acceso y no debidamente discriminatorio, y los programas para el desarrollo y expansión de la Red Nacional de Transmisión y las Redes Generales de Distribución. Este centro estará integrado por un Consejo de Administración y un Director General, los cuales se conformarán por servidores públicos especializados en la materia; no obstante, no podrán tener relación laboral o profesional con los integrantes de la industria eléctrica. Al igual, SENER, junto con la CRE, conformarán un Comité de Evaluación para revisar el desempeño del CENACE y del Mercado Eléctrico Mayorista. Dicho comité tendrá que emitir un informe público de manera periódica con los resultados de la evaluación.

Conviene destacar que hace falta en las leyes los requisitos que tendrán que cubrir los servidores públicos para ser parte del Consejo; igualmente, no se menciona si éstos serán designados por el Presidente de la República. Por otro lado, también hay una carencia de información sobre qué pasará si el Comité de Evaluación llega a encontrar alguna irregularidad, tanto en el CENACE como en el Mercado Eléctrico Mayorista.

Por otra parte, en la generación de electricidad se establecen tres tipos de generadores: las centrales eléctricas con capacidad mayor o igual a 0.5 MegaWatts (MW); las centrales de cualquier tamaño representadas en el Mercado Eléctrico Mayorista, y los generadores exentos, que serán las centrales destinadas al uso propio en emergencias o interrupciones en el suministro eléctrico, sin embargo estas centrales podrán vender su energía eléctrica a través de un suministrador. Las dos primeras empresas necesitarán celebrar contratos de interconexión, los cuales serán emitidos por la CRE, mientras que la tercera queda exenta de cualquier requisito.

Además, se instaura la figura de abasto aislado que es la generación o importación de energía eléctrica para la satisfacción de necesidades propias o para la exportación, sin transmitir dicha energía por las redes de transmisión y distribución. No obstante, esta actividad en algún momento también puede ser interconectada a las redes para la venta de sus excedentes y compra de faltantes que resulten de su operación. Para ello tendrán que celebrar un contrato de interconexión y adaptarse a las reglas del mercado. Si bien esta figura funciona para aquellos que satisfacen sus demanda principalmente por energías renovables, no queda establecido qué obligaciones tendrá las empresas que destinen este abasto aislado para la exportación, lo que puede provocar establecimiento de empresas que sólo produzcan electricidad en el país y la vendan a los precios y políticas que ellos consideren.

Para la generación de energía eléctrica, el único parámetro a cumplir que contemplan estas leyes es que la empresa generadora mantenga los precios más baratos de electricidad a fin de garantizar las mejores tarifas al usuario final, sin considerar las tecnologías y sobre todo las fuentes con la que producen electricidad. Esta cláusula puede funcionar como una barrera para el uso de las energías renovables, ya que a pesar de que son baratas una vez instalada toda la infraestructura necesaria (80-90 centavos el kilowatt-hora (kWh) aún mantienen altos costos de instalación, por lo que puede beneficiar el uso de energías contaminantes sólo por mantenerse en el mercado a precios bajos.

Otro de los aspectos que no queda bien establecido es cómo se va a cumplir la meta del 35% de generación de electricidad por fuentes renovables para el 2024, tal y como lo marca la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética (LAERFTE). Pues sólo se hace alusión a la integración de la energía geotérmica como una fuente energética de grandes beneficios. Y de manera muy somera se habla de las obligaciones que tendrán las empresas en energías limpias a través de la adquisición del Certificado de Energías Limpias o Certificados de Emisiones Contaminantes.

No obstante, a pesar de que en estos certificados se establece que serán un límite de emisión de gases de efecto invernadero y de mínimos de producción por energías renovables o limpias, no hay un porcentaje establecido que permita saber a qué equivaldrá esa limitante. Además, tampoco se define qué se entiende por energía limpia, lo cual es muy grave, ya que dentro de la propaganda oficial se difundió el discurso que la electricidad se producirá por energía limpia como el gas el natural, un energético que aunque contiene menores emisiones de Gases De Efecto Invernadero (GEI), sigue siendo un hidrocarburo no renovable y contaminante.

Por ello en la próxima discusión de las leyes es prioritario integrar y privilegiar el uso de fuentes renovables para transitar a un modelo energético más sustentable. Además de definir qué tipo de energías limpias se utilizarán y establecer metas muy claras, tanto para alcanzar la meta del 35%, así como nuevos escenarios a futuro que permitan la transición energética.

En cuanto a la transmisión y distribución de la energía eléctrica, como ya lo habíamos mencionado anteriormente, seguirá siendo particularmente del Estado. Sin embargo, las leyes secundarias establecen que la SENER podrá determinar la formación de asociaciones y celebración de contratos con privados cuando un transportista o distribuidor: incumpla con sus obligaciones en materia de calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad; que en los dos años previos, genere retornos menores al producto de su Retorno Objetivo por el valor de sus activos o incurra en insolvencia financiera que requiera transferencias extraordinarias; no lleve a cabo los proyectos de ampliación y modernización de las redes de transmisión y distribución, e incumpla con las obligaciones relacionadas con la interconexión de centrales eléctricas y conexión a los Centros De Carga.

En este punto es importante mencionar a qué se refiere cuando se habla de generar retornos menores al producto de su Retorno Objetivo por el valor de sus activos, esto es, que el Estado espera que cada año haya una tasa de rendimiento, es decir, mayores ganancias con respecto a la inversión que ejecutó en la industria eléctrica. Por lo tanto, CFE cada año deberá cumplir y comprobar al Estado un cierto porcentaje de ganancias, esto para mantener su viabilidad financiera. En este aspecto hay que poner mucha atención sobre las ganancias que espera el Estado, pues pueden definirse arbitrariamente sin considerar el contexto de los ingresos de CFE.

Por otro lado, se establece que el Estado o más bien los transmisores y distribuidores de electricidad no comprarán ni venderán la energía que fluye por sus redes. Esto es, que tanto los generadores, los usuarios calificados y suministradores tendrán que pagar por que su energía sea distribuida a través de transacciones de compraventa con el CENACE. Los mecanismos y tarifas para estas transacciones también serán establecidos por el CENACE. Dicha metodología para transmisión y distribución puede desincentivar la generación y comercialización de la electricidad, sobre todo de las empresas renovables, ya que en muchos países lo que se hace es que el distribuidor pague a buen precio la electricidad generada para mantener tasas de remuneración, esto es, tarifas que le permitiera seguir invirtiendo en tecnología. Por ello, es importante que se establezcan en este aspecto, mecanismos para que las compañías generadoras de electricidad tengan incentivos económicos, mecanismos de compensación y obligatoriedad de la producción de electricidad principalmente a partir de renovables. Además de que quede de manera clara de qué dependerán los mecanismos para el diseño de las tarifas, pues sólo se establece que la CRE emitirá la metodología.

Conviene destacar dos aspectos positivos que las leyes secundarias establecen en los aspectos técnicos de la transmisión y distribución: la interconexión a favor de las energías renovables y la ampliación de la redes a las zonas remotas y rurales, puesto que esto representa un primer paso para que se construya una red eléctrica inteligente para hacer uso eficiente y de calidad de la energía. Sin embargo, todavía es necesario que se precise sobre las reglas de despacho, es decir, qué plantas eléctricas funcionaran en qué momento del día, y si estas van a favorecer el uso de las fuentes generadoras por renovables.

En cuanto a la eficiencia energética, las leyes secundarias hacen muy poca mención sobre el tema, ya que sólo se establece que las empresas que conforman la industria eléctrica tendrán que adecuarse a las reglas de estandarización y normalización en materia de eficiencia. Por consiguiente, es preciso que se establezcan clausulas para la adquisición de tecnologías para el ahorro de electricidad en la cadena productiva de la energía, es decir, en los procesos para el aprovechamiento de la energía que inicia con el recurso energético mismo y se termina hasta su uso final. Al igual, que se destinen inversiones para que también los hogares puedan adquirir tecnologías domesticas más eficientes.

Otro de los temas deficiente en estas leyes secundarias es el financiamiento para avanzar a la transición energética puesto que, en el Fondo de Servicio Universal Eléctrico (el cual será integrado por los excedentes de ingresos que resulte de la gestión de pérdidas técnicas en el Mercado Eléctrico Mayorista) no hay un artículo para que una parte de los recursos se invierta en energías renovables. Al igual que el Fondo Mexicano del Petróleo, ya que se establece que deberá alcanzar al menos 3% del Producto Interno Bruto (PIB), antes de que el 10% de sus recursos puedan destinarse a energías limpias.

Por lo que todavía es necesario incentivar la propuesta de la Red por Transición Energética, la cual establece que se debe incluir dentro del mandato del Fondo Mexicano del Petróleo una asignación expresa para el Fondo para la Transición Energética (FTE) de por lo menos 3,000 mil millones de pesos anuales para investigación tecnológica y desarrollo de infraestructura de transmisión. Al igual, de necesaria creación del Fondo Nacional para las Energías Renovables (FONADER), para financiar obras de generación de electricidad con fuentes renovables.

Sin embargo, esto no es más que una consecuencia de la falta deinterés del Gobierno Federal en avanzar en el uso de energías renovables, ya que está mayoritariamente enfocado en la explotación más productiva de los recursos en este caso, de los hidrocarburos, a fin de mantener y fortalecer las finanzas públicas.

Por ello es significativo promover que en las discusiones para la modificación de las leyes presentadas por el Ejecutivo Federal se integre el tema de energías renovables, además de los incentivos fiscales y mecanismos de acceso a recursos para la generación por estas fuentes. De no transitar hacia energías más limpias y proponer un proyecto a largo plazo que garantice la seguridad energética, muy pronto hablaremos de una crisis en la oferta y la demanda de energía, a pesar de sacar millones de barriles de petróleo diarios.

 

*Liliana Estrada es investigadora ambiental en Inteligencia Pública

 

 

Red Nacional de Transmisión: Sistema integrado por el conjunto de las redes eléctricas que se utilizan para transportar energía eléctrica a las redes de distribución y al público en general, así como las interconexiones a los sistemas eléctricos extranjeros.

Las Redes Generales de Distribución son las redes eléctricas que se utilizan para distribuir energía eléctrica al público en general.

El control operativo del Sistema Eléctrico Nacional se refiere a la emisión de instrucciones relativas a: la asignación y despacho de las Centrales Eléctricas y de la demanda controlable; la operación de la Red Nacional de Transmisión y las Redes Generales de distribución que corresponda al Mercado Eléctrico Mayorista.

La comercialización de la electricidad hace referencia prestar el suministro eléctrico a los usuarios finales, esto es, proveer de los servicios para satisfacer la demanda y el consumo de la energía eléctrica del público en general.

La planeación del Sistema Eléctrico tiene como objetivo establecer los programas indicativos para la instalación y retiro de Centrales Eléctricas; así como los programas de ampliación y modernización de la Red Nacional de Transmisión y de las Redes Generales de Distribución. La planeación se hará a través de la expedición del Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional, el cual será diseñado por la Secretaría de Energía.

Instalaciones y equipos que, en un sitio determinado, permiten adquirir energía eléctrica.

El mercado eléctrico mayorista se compondrá de los todos los generadores, comercializadores y usuarios calificados. En dicho mercado se establecerán las transacciones de compraventa de la energía eléctrica, servicios conexos (reservas operativas, reservas rodantes, regulación de frecuencia, la regulación de voltaje y el arranque de emergencia), potencia o cualquier otro producto para satisfacer la demanda eléctrica.

Es un título emitido por la CRE que acredita la producción de un monto determinado de energía eléctrica a partir de fuentes renovables o tecnologías limpias y que sirve para cumplir requisitos obligatorios asociados al consumo de los Centros de Carga.

Título emitido por la CRE para la venta en el Mercado Eléctrico Mayorista y que sirve para cumplir los requisitos obligatorios relativos a los montos de Gases de Efecto Invernadero emitido por las centrales eléctricas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.