El GDF invierte 6500 mdp en aumentar el tráfico de la Ciudad de México - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Inteligencia Pública
Por Inteligencia Pública
Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de conteni... Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de contenidos, a través del procesamiento de información especializada. Nuestro objetivo es contribuir a detonar el desarrollo del país generando ideas innovadoras, prácticas y aplicables a la realidad.  Somos especialistas en finanzas públicas, transparencia y rendición de cuentas, gestión por resultados, evaluación de políticas públicas, sistema de justicia y medio ambiente.  Puedes consultar nuestras publicaciones en inteligenciapublica.com. (Leer más)
El GDF invierte 6500 mdp en aumentar el tráfico de la Ciudad de México
El proyecto de mejoramiento integral del Circuito Interior de la Ciudad de México refuerza la tendencia del "tráfico inducido", el cual ha provocado que más autos circulen en la calle y que la velocidad promedio con la que nos desplazamos se redujera de 38.5 a 13 km/h y la duración de un recorrido aumentara en promedio 28 minutos. Resultado: perdemos de dos a cuatro horas diarias en traslados.
Por Inteligencia Pública
10 de abril, 2014
Comparte

Por: Mariana Gómez Sánchez (@gsmmariana) y Liliana Estrada (@LilianaEG145)

Hace unas semanas, el Gobierno del Distrito Federal anunció el proyecto de mejoramiento integral del Circuito Interior. Con esta obra se pretende construir puentes vehiculares, túneles y distribuidores viales con lo que se beneficiará a más de 100 mil automovilistas diariamente. El monto que se invertirá en estas obras es de 6 mil 500 millones de pesos.

Cualquiera podría alegrarse con esta noticia, sin embargo, lo que realmente significa es que el Gobierno del Distrito Federal destinará 6500 mdp en aumentar el tráfico de la Ciudad de México. ¿Por qué?

El aumento de la infraestructura para beneficio del automóvil provoca un fenómeno llamado “tráfico inducido”. Esto significa que a mayor número de vialidades, más usuarios deciden usar el auto, lo que provoca mayor congestionamiento vial. Este fenómeno sucede debido a que el aumento de la oferta de vialidades provoca un cambio de comportamiento, casi sin que nos demos cuenta, pues las nuevas rutas transmiten la idea de que ahora es más fácil la conexión entre dos puntos que antes parecían lejanos, y que es más conveniente usar el automóvil en términos de tiempo y dinero. Además, estas nuevas vialidades presumen aumentar la conectividad y accesibilidad, lo que incentiva el crecimiento de desarrollos habitacionales y comerciales y por tanto el tráfico vehicular.

Solucionar el problema del tráfico vehicular a través de la construcción de mayor infraestructura vial ha sido una tendencia de los gobiernos urbanos del país. De acuerdo con los datos de ITDP, el 65% del presupuesto de movilidad de las ciudades se da la construcción de infraestructura vial, mientras que sólo el 35% se invierte en otras modalidades, dejando la infraestructura peatonal y ciclista en los últimos lugares.

En el corto y mediano plazo estas medidas, más que acabar con el problema, han generado más tránsito. Por ejemplo, un viaje que solía tomar 60 minutos y reduce el tiempo en 6 minutos, genera un aumento del 3.8% del tránsito vehicular. Si el viaje solía durar 120 min y la reducción es de 12 min crece 7.6% y 11.3% para viajes de 180 min. (Medina, 2012)

Los capitalinos hemos sido testigos de este fenómeno en varias ocasiones, pero particularmente con la construcción del segundo piso del periférico, ya que su edificación se enfocó en resolver los nudos viales que se presentaban en las intersecciones del Periférico y el Viaducto. Sin embargo, como se puede observar en los mapas de la Secretaria de Transportes y Vialidad del Distrito Federal, el Periférico se considera actualmente una de las vialidades con mayor saturación vehicular en la mañana, tarde y noche, es decir, todo el día.

Cabe mencionar que el tráfico no sólo se debe a la construcción de infraestructura vial, sino también al crecimiento del parque vehicular que ha sido incentivado tanto por la infraestructura como por las facilidades para adquirir un auto. De acuerdo con el INEGI, entre 2000 y 2010 los automóviles particulares se duplicaron, al pasar de 15.6 a 32.3 millones de unidades y, se estima que para 2030 sean 70 millones. Donde la Zona Metropolitana del Valle de México, Guadalajara y Monterrey registran la mayor cantidad de parques vehiculares del país, seguidos por Puebla, Tlaxcala, Mexicali y Tijuana.

En el Distrito Federal, el crecimiento del parque vehicular ha generado que entre 1990 y 2010, la velocidad promedio con la que se desplaza un vehículo se redujera de 38.5 a 13 km/h y la duración de un recorrido aumentará en promedio 28 minutos. (Medina, 2012). Esto provoca que los capitalinos pierdan de dos a cuatro horas diarias en traslados, esto es, 3.3 millones de horas diarias perdidas en el tránsito.

Todo esto significa que los 6500 mdp -producto de nuestros impuestos- lejos de beneficiarnos, nos perjudicará y de ninguna manera resuelve el problema del tráfico en la ciudad.  Todo esto sin mencionar a los afectados por la realización de las obras y el daño que causa el uso del automóvil.

¿Te imaginas que tipo de ciudad sería el Distrito Federal si en vez de invertir 6500 mdp en infraestructura vial, se invirtiera en transporte público, banquetas, ciclovías, parques? La organización cortocircuitomx (@cortocircuitomx) realizó un ejercicio para identificar qué se podría hacer con estos recursos: 650 nuevos trolebuses, 650 km de líneas de trolebús, 12 clínicas especializadas contra la diabetes por delegación con consultas gratuitas, 325 estacionamientos masivos de bicis en terminales de transporte, casi un año de viajes gratis para 5.5 millones de usuarios de metro, 13 millones de m2 de banquetas, 3250 km de ciclovías, y muchas obras más.

El congestionamiento vial es un problema de la tendencia que ha seguido el gasto en infraestructura en nuestro país, sin embargo, implica también un cambio de comportamiento por parte del usuario y es aquí en donde nos toca a todos contribuir con pequeñas acciones como: evitar usar el automóvil para recorrer distancias cortas; utilizar otros medios de transporte alternos al auto, por lo menos una vez a la semana, o compartir el automóvil con otros usuarios que van al mismo destino (carpooling).

 

 

*Mariana Gómez Sánchez es Directora Ejecutiva de Inteligencia Pública y Liliana Estrada es investigadora ambiental de la misma organización.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.