Elecciones intermedias ¿y después? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Inteligencia Pública
Por Inteligencia Pública
Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de conteni... Somos una organización dedicada al análisis de políticas públicas y a la creación de contenidos, a través del procesamiento de información especializada. Nuestro objetivo es contribuir a detonar el desarrollo del país generando ideas innovadoras, prácticas y aplicables a la realidad.  Somos especialistas en finanzas públicas, transparencia y rendición de cuentas, gestión por resultados, evaluación de políticas públicas, sistema de justicia y medio ambiente.  Puedes consultar nuestras publicaciones en inteligenciapublica.com. (Leer más)
Elecciones intermedias ¿y después?
Las elecciones del domingo 7 dejan varios temas pendientes: los gastos de campaña cuyo informe se presentará a principios de julio será uno de los primeros temas a analizar; el cumplimiento de las promesas de campaña a nivel local será una línea a seguir en estos tres años, donde la ciudadanía premiará o castigará a sus candidatos, y servirá para colocar sobre la mesa de discusión si, de aceptarse, la reelección podría ser una forma de garantizar el cumplimiento de las propuestas de campaña o un mecanismo de perpetuidad y pocos resultados.
Por Inteligencia Pública
11 de junio, 2015
Comparte

Por: Ana Arroyo Gámez (@AnaSalamandra)

El pasado siete de junio, los ciudadanos mexicanos formamos parte de uno (pero no el único) de los ejercicios democráticos más representativos del país. La participación ante tal llamado fue diversa: asistir a la urna y ejercer el derecho al voto hacia un candidato o partido, votar por un candidato independiente, por uno no registrado, anular el voto, o simplemente no votar, fueron algunos de los actos políticos manifestados durante ese día. Fuese cual fuese la decisión política de cada ciudadano, los resultados de las elecciones, aunque previos todavía, se hicieron presentes.

En las diputaciones federales, cargos elegidos a nivel nacional, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) con más del 98% de los votos contabilizados indica que los Diputados de Representación Proporcional son, mayoritariamente, candidatos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en alianza con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), seguidos por los candidatos del Partido Acción Nacional (PAN), figurando nuevos actores como aquellos pertenecientes al Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y, por primera vez, resalta el posicionamiento de un candidato independiente por el distrito cinco en Culiacán, Sinaloa.

En 16 entidades del país se tuvieron elecciones locales, pero sólo en nueve de ellas se eligieron gobernadores. Los últimos conteos (no definitivos) de cada Estado indican que ocho gobernadores de los nueve electos tendrán en sus congresos locales mayoría de diputados de su mismo partido, con la única excepción de Nuevo León, que tendrá un congreso conformado prioritariamente por miembros del PAN, frente a un Gobernador de candidatura independiente. Mientras que en las otras cinco entidades que no eligieron gobernador pero si diputados locales, cuatro mantendrán una bancada del mismo partido, y sólo una tendría una mayoría distinta al partido del Jefe de Gobierno (el Distrito Federal). Bastará esperar los conteos oficiales y las impugnaciones que de ellos se pudieran derivar para observar las modificaciones.

De esta manera, para finalizar los comicios de este año y esperar los de 2016, donde nuevamente se elegirán gobernadores en algunas entidades federativas, sólo faltará incluir los resultados de las elecciones locales de Chiapas, a realizarse el próximo 19 de julio. Los hechos interesantes del cierre de 2015 son varios: son las primeras elecciones organizadas por el nuevo Instituto Nacional Electoral (INE) en coordinación con los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs), asimismo las regulaciones de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE) abrieron la posibilidad de registro de los candidatos independientes, mediante lo estipulado en su artículo 336, sin dejar de lado que la participación ciudadana y los gastos de campaña fueron (y continúan siendo) temas fundamentales de las jornadas electorales.

Los nuevos temas que se ponen en la agenda político-electoral del país, mediante la reforma electoral, así como los nuevos actores involucrados (candidatos independientes y la incursión de un nuevo partido político) han sumado complejidades al mapa político del país. Pues tal y como sucederá a nivel nacional, a nivel local, los funcionarios elegidos en estas elecciones tendrán que configurar acuerdos para cumplir los compromisos de campaña, y los ciudadanos, por su parte, deberán darle seguimiento a estas acciones como un ejercicio democrático más, lo cual deja en claro que la acción política de los electores y electos deberá trascender a los comicios.

Ciertamente, algunos claroscuros continuarán en el radar; en el ámbito electoral la homologación de los calendarios locales como parte de la acción legislativa de los congresos de cada entidad, los mecanismos de participación ciudadana, así como las prerrogativas financieras concedidas a los candidatos, serán temas medulares. En lo que se refiere a la estructura orgánica, se deberá dar seguimiento puntual a las nuevas facultades del INE en materia de sanciones electorales, la elección de los Consejeros (incluidos los locales) y por supuesto, la regulación y requisitos para los candidatos independientes (22 postulados a nivel nacional, y en el caso del Distrito Federal 14 candidaturas aceptadas de 145 solicitudes) deberán tratarse, entre otros temas más.

Por supuesto, las elecciones dejan varios temas pendientes: los gastos de campaña cuyo informe se presentará a principios de julio será uno de los primeros temas a analizar; el cumplimiento de las promesas de campaña a nivel local será una línea a seguir en estos tres años, donde la ciudadanía premiará o castigará a sus candidatos, y servirá para colocar sobre la mesa de discusión si, de aceptarse, la reelección podría ser una forma de garantizar el cumplimiento de las propuestas de campaña o un mecanismo de perpetuidad y pocos resultados.

La ciudadanía espera el ejercicio virtuoso de las políticas públicas en estos tres años, ya sea con los gobernadores que arrancan con nuevos congresos, los congresos que arrancan con un gobernador elegido con anterioridad, o los escenarios políticos resultantes a nivel municipal y delegacional. Sea cual sea la fórmula, incluso a nivel federal, el seguimiento a los compromisos de campaña y la participación serán elementos claves, así el ejercicio del pasado siete de junio sólo será el primer paso.

 

*Ana Arroyo es investigadora en @IntPublica

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.